12 Aspectos que Determinan el Precio de una Página Web Profesional

>>12 Aspectos que Determinan el Precio de una Página Web Profesional

¡Lo siento! No existe una fórmula secreta que permita determinar el precio de una página web. Calcular su precio depende de tantas variables (tan diferentes entre sí), que puedes encontrar presupuestos totalmente dispares en función de las necesidades que tengas. Si estás valorando contratar a un diseñador web para que te haga una página web profesional o remodelar la que ya tienes, este guía te ayudará a hacerte una idea de los precios que se manejan en el sector.

cuanto cuesta una pagina web precio presupuesto online

Evidentemente, tú mismo puedes ponerte manos a la obra y crear una pagina web, blog o tienda online. A pesar de no tener conocimientos técnicos para hacerlo, hay plataformas muy intuitivas que permiten crear un sitio web de un modo rápido y sencillo. En este caso, el precio de la página web será muy reducido, ya que, en la mayoría de los casos, se afronta el pago de dominio y hosting.

El coste de una página web no es universal y depende de muchos factores “externos”, ya que existen proyectos que van desde los 400€ hasta 10.000€ (o más).

Esta escasa inversión también va acorde con el resultado que tendrás, ya que decantándote por plataformas como Wix o WordPress.com, es difícil que tus necesidades profesionales y las de tu negocio estén satisfechas. Estas opciones siempre son algo limitadas, ya que dependes al 100% de dichas plataformas y de tus propios conocimientos sobre desarrollo web.

Índice

Cuánto invertir en una página web profesional

En el sector se pueden encontrar precios de pagina web, blog o tienda online muy dispares para un mismo proyecto. Lo ideal es que puedas comparar presupuestos para tomar la decisión más acertada posible. A la hora de compararlos, lee bien la letra pequeña y entérate de lo que está incluido y lo que no. Muchas veces, el resultado del sitio web no es el deseado porque ciertos aspectos no estaban incluidos en el presupuesto inicial.

Además de comparar presupuestos, también deberías tener en mente realizar una inversión suficiente para alcanzar un mínimo de calidad determinado. Con esto quiero decir que, ya que estás decidido a crear un sitio web, hazlo mínimamente bien y que el precio de la página web no sea un factor que te frene o condicione. Hacer las cosas deprisa e invirtiendo lo mínimo puede provocar que, en el largo plazo, se tengan que acometer remiendos o, incluso, que sea un sitio web con tantas deficiencias que se tenga que hacer otro partiendo de cero (son ya varios clientes los que me han contactado en esta fase).

También es importante no guiarse sólo por el precio de la página web en la comparación de presupuestos. Es más que recomendable conocer trabajos que se hayan hecho con anterioridad, consultar en detalle el portfolio, tener feedback de clientes actuales o anteriores o comprobar en Internet las funcionalidades o usabilidad de los sitios web que hayan creado los profesionales a los que recurres. Haciendo todo esto, es muy difícil que te equivoques. aunque nunca está de más hablar directamente con la persona encargada y pedirle toda esta información (si te pone “peros”, no te fíes).

Las diferencias de precio entre una página web nueva y un rediseño

Por experiencia se que este de información suele haber controversia. Yo, como diseñador web profesional (especializado en WordPress), te puedo decir que depende mucho de la persona que me contacta y de lo que quiere (o cree que quieres, ya que no siempre sabe lo que quiere y es necesario una labor de asesoría). Muchas veces, por querer ahorrarte algo de dinero, optas por que un primo de tu mejor amigo te haga un diseño (o rediseño) rápido, pensando que como quieres un sitio web sencillo, será fácil crearla por las tardes después de salir del trabajo o darle un lavado de cara.

¡Fallo! A no ser que ese primo de tu mejor amigo tenga una buena base de conocimientos en diseño web (o en marketing online), el proyecto está sentenciado casi desde su nacimiento. En un período de pocos meses, enseguida te das cuenta de que hay cosas que no funcionan bien o que no hacen lo que tu querías. El resultado es dinero y tiempo (sobretodo tiempo), por querer atajar y ahorrarte unos euros, en vez de contratar a un diseñador web freelance o una agencia que haga todo el trabajo.

Cuando hay que elegir entre página web nuevo o rediseño, es mejor apostar por lo nuevo.

Tanto si es una diseño nuevo o un rediseño, es importante tener claro que no todo el mundo es capaz de crear una buena página web, blog o tienda online (aquí incluso a ciertos profesionales también). ¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque no es nada fácil. Hay que saber mucho y, sobre todo, haber practicado mucho con la herramienta que uses (en mi caso WordPress). Aun así, siempre hay algo que se te escapa y que tienes que externalizar ¿Crees que tu primo, que no tiene ni idea de diseñar, va a hacer algo decente?

Respecto al rediseño, cuando hay que trabajar sobre algo que ya ha hecho otra persona, siempre hay problemas. Cuando me pasa, analizo muy bien si puedo realizarlo (ya que no siempre se puede garantizando un buen resultado) y, si veo que no puedo, aconsejo a otros profesionales. De todas maneras, lo que me gusta de los rediseños es que el cliente sabe lo que quiere o, por lo menos, hay una base estética sobre la que trabajar. Eso sí, un rediseño bien hecho te va a costar casi lo mismo que una página web nueva.

Nota: Mi consejo es siempre apostar por lo nuevo. Un diseño nuevo te da libertad para mejorar lo que tienes y diferenciarte. Incluso aunque partas desde cero, te da la libertad de probar cosas nuevas que, de otra manera, sería complicado.

Opciones cuando quieres hacer tú mismo la web

Hacer tú mismo la página web es una opción que, aunque no te recomiendo, se puede valorar. En el mercado existen muchas opciones para facilitarte la vida, aunque todas se complican cuando te pones a ello. He hecho una recopilación de dos opciones que tienes para crear páginas web, blogs y tiendas online con resultados realmente asombroso y un precio arrollador:

  • Plataformas Drag & Drop: Este tipo de plataformas permiten crear páginas web con unos simples pasos y sin necesidad de tener conocimientos sobre desarrollo web. Como su propio nombre indica, basta con arrastrar y soltar (drag and drop). El manejo de la plataforma parte de la elección de una plantilla que se va customizando a gusto del consumidor escogiendo la distribución de los bloques de texto, la adicción de pestañas y botones e incluyendo tus propias imágenes o logotipos. Hay variedad de plataformas de este tipo: Wix, Jimdo, Weebly, Unbounce y otras más que verás en este listado. El precio de la página web irá en función de las tarifas de cada plataforma. Un sitio web con las funcionalidades más básicas y bastantes limitaciones te saldrá prácticamente gratis, pero si necesitas personalizar el dominio o aumentar el almacenamiento tendrás que ir cambiando de plan según el que más se adapte a tus necesidades. En función de las mejoras que necesites ir añadiendo, las tarifas pueden moverse desde 5 € a 25€ al mes.
  • Gestor de contenidos (CMS): Los CMS son sistemas de gestión de contenidos que permiten administrar y manejar los contenidos de un sitio web de un modo sencillo e intuitivo. WordPress.com es el que tiene un uso más extendido, si bien hay otras como Drupal o Shopify. Con este método también se utilizan plantillas y se personalizan al gusto con texto e imágenes. Hay la opción de adquirir una plantilla de pago que ya incrementa el precio de la página web, pero se obtendrá un mejor resultado visual y funcional. El manejo de estos CMS no es tan fácil como con las plataformas anteriores pero, aún así, no tienen mayor complicación. Este tipo de páginas web son gratis si no se compra plantilla de pago y no te importa tener publicidad y su marca pululando por ahí.
Nota: Hacer una página web tu mismo es fácil, basta con que abras una cuenta en los servicios anteriores y dediques tiempo. De todas maneras, olvídate de diferenciarte y de funcionalidades más “avanzadas”, ya que estos servicios van a lo básico. En cuanto quieres más ¡zas en el bolsillo! A la larga, sale caro y la página no termina de ser 100% tuya en algunos casos.

Elementos que influyen en el precio de una página web

Una vez que tienes claro qué tipo de página web quieres y que quieres un diseño y desarrollo personalizado, te voy a explicar cuales son las principales variables que influyen en el precio de una página web. Si las vas combinando según tus necesidades, te podrás hacer una idea bastante claro del precio de tu futura página web y podrás deducir s será más caro o más barato.

#1 Elección y contratación del dominio [de 8€ a 45€ al año]

Cuando ya has validad la idea que tenías en la cabeza, has fijado una estrategia (y unos objetivos alcanzables) y tienes claro que quieres una página web, es el momento de elegir el nombre para tu negocio, y con el, el dominio web. Piensa que es un nombre que te va a acompañar durante la vida de la página web, blog o tienda online y que no se puede cambiar, a no ser que quieres meterte en largo proceso de migración (cosa que no te aconsejo).

Te digo esto porque quiero que elijas bien el nombre del dominio para tu negocio, porque va a ser lo primero que van a ver tus usuarios, junto con el nombre en sí. De hecho, es un elemento básico que, aunque en menor medida, también interviene en el precio de la página web. De hecho, dependiendo del TLD (extensión del dominio) que elijas, puede que llegue a ser más caro que el hosting.

La razón es sencilla. Un dominio .com .es o .mx, cuesta, dependiendo del proveedor, desde 8€ a 16€. Hasta aquí bien, lo normal, pero ¿Qué pasa si quieres un TLD .online o .club? Pues que puedes llegar a pagar más de 3 veces la cantidad anterior, ya que algunos de estos TLDs cuestan más de 45€ al mes. Lo mejor es elegir un buen un proveedor (para evitar sorpresas), por lo que te dejo los que, para mi, son los mejores:

Godaddy

mejores herramientas comprar registrar dominios godaddy
Ir a Godaddy

NameCheap

mejores herramientas comprar registrar dominios namecheap
Ir a Namecheap

DonDominio

mejores herramientas comprar registrar dominios dondominio
Ir a Dondominio
Nota: En mi caso uso mucho Godaddy y Namecheap, ya que tienen un servicio de soporte en español bastante bueno y ofrecen precios muy competitivos por los dominios web (sobretodo los .com).

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Una vez que tienes claro los objetivos que persigues con tu sitio web y que tiene posibilidades, es hora de dar uno de los pasos más importantes: elegir y registrar el dominio web.

Esta guía consta de una serie de puntos que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir, comprar o registrar un dominio web. Una vez que la tengas clara, podrás elegir el mejor dominio para tu web

Ir a la guía

#2 Elección y contratación del hosting [de 3€ a 300€ al mes]

El hosting es otro elemento básico que interviene en el precio de la página web. Aunque sigue sin ser un importe demasiado elevado, si vemos el precio por año, puede que alguno le asuste (se suelen pagar mensualmente, aunque te recomiendo hacerlo anualmente ya que ahorras mucho dinero). La franja de precios entre los que se mueve este elemento es de lo más variado, dependiendo del proveedor por la que te decantes.

Por un lado tenemos a los que crean su primer sitio web. Empiezan con un hosting más “barato”, tipo Hostgator, porque en ese momento no disponen de demasiado dinero y prefieren “ahorrar” en ese aspecto (hablo de mi experiencia). Realmente no le dan la importancia que tiene al hosting o alojamiento (normalmente por desconocimiento) y, a veces, por avaricia (tiene que sobrar para comprar tabaco).

Por otro lado, existe el caso contrario, es decir, los que ya tienen conocimientos (aunque haya sido por una mala experiencia). Aquí ya disponen de objetivos claros de lo buscan y la necesidad de mejorar contratando un hosting óptimo (por ejemplo, si usas WordPress, que sea especial para dicho CMS). Por ello, he hecho una lista con los proveedores de hosting que, para mi, son los mejores del mercado. Eso sí, lo he dividido entre los diferentes tipos de hosting:

Hosting compartido

El shared hosting o alojamiento compartido es la forma más barata y sencilla de hosting y la más común. Imagina por un momento que el servidor donde se hospeda tu página es un hotel, con un número determinado de habitaciones. Cuando contratas un servicio de alojamiento compartido, tu página pasaría a estar hospedada en una de las habitaciones de ese hotel, al igual que muchas otras pertenecientes a otros clientes de la empresa de hosting.

Nota: Debido a su naturaleza, el alojamiento compartido es la opción más barata y asequible para hospedar una página web; sin embargo, también es una forma de hosting muy poco potente en comparación con el resto, ya que todas las páginas que se alojan en el servidor hacen uso de la misma memoria, disco duro y procesador.

Bluehost

mejores herramientas contratar hosting bluehost
Desde $3,95/mes
Ir a Bluehost

DigitalOcean

como elegir mejor hosting wordpress digitalocean
Desde $5/mes
Ir a DigitalOcean

DreamHost

como elegir mejor hosting wordpress dreamhost
Desde $7,96/mes
Ir a DreamHost

Hostgator

mejores herramientas contratar hosting hostgator
Desde $4,86/mes
Ir a Hostgator

SiteGround

elegir hosting wordpress siteground
Desde 3,95€/mes
Ir a SiteGround

Webempresa

mejores herramientas contratar hosting webmepresa
Desde 5,27€/mes
Ir a Webempresa
Nota: En caso de que quieras empezar por algo económico te recomiendo Webempresay Raiolanetworks, ya que tienen un servicio de soporte en español 24X7 bastante bueno.

Hosting VPS

El siguiente paso en la categoría de alojamientos es la contratación de un servidor VPS, también conocido como servidor virtual. Si bien el alojamiento compartido consiste en alquilar una pequeña habitación, un servidor VPS es el equivalente de alquilar un local dentro del edificio. Así, tienes mucha más capacidad y espacio disponible para hospedar una o más páginas web al mismo tiempo.

Los servidores VPS consisten en reservar una parte considerable de los recursos de un servidor para que los utilices cuando quieras. A diferencia del shared hosting, en donde una página vecina puede consumir más recursos de la cuenta (como el inquilino del hotel que acapara la comida del buffet), aquí tendrás una cantidad de memoria y procesamiento asignados.

Nota: Los servidores VPS son más caros, pero te dan la seguridad de que tendrás siempre tanto espacio como necesites. Además, se pueden ampliar fácilmente ya que son virtuales, es decir, la cantidad de memoria reservada para tí se puede controlar fácilmente. Además, un servidor VPS está pensado para hospedar varias páginas en lugar de una, de forma que puedes agrupar todos tus proyectos en un solo lugar.

Gigas

elegir hosting wordpress gigas
Desde 15,8€/mes
Ir a Gigas

Godaddy Pro

elegir hosting wordpress godaddy
Desde 36€/mes
Ir a Godaddy PRO

SiteGround

elegir hosting wordpress siteground
Desde $29/mes
Ir a SiteGround
Nota: Si estás buscando un servicio de alojamiento para WordPress de calidad, Gigas y Raiolanetworks son una opción perfecta y muy buen de precio para lo que ofrece.

Bonus: Hosting especializado en WordPress

Como se que muchos de mis lectores usan WordPress, he querido hacer una lista con los que proveedores de hosting especializado en WordPress. En resumen, son una mezcla de los dos anteriores, ya que depende del proveedor y su solución. Lo que si que te aseguro es que son alojamientos web en lo que WordPress tiene un mejor rendimiento, tanto SEO y de WPO.

Factoría Digital

como elegir mejor hosting wordpress factoriadigital
Desde 14,95€/mes
Ir a Factoría Digital

Media Temple

elegir hosting wordpress media temple
Desde $20/mes
Ir a Media Temple

WP Engine

elegir hosting wordpress wpengine
Desde $29/mes
Ir a WP Engine
Nota: En este último caso te recomiendo el servicio de Factoría Digital. Aunque son nuevos, ofrecen un servicio a medida para WordPress que hará las delicias de cualquier instalación.

Podría seguir con los servidores dedicados, pero creo que ese ya es un tema que hay que tratar con cuidado, porque es la opción más cara, pudiendo llegar (y superar) los 300€ al mes. Si bien con un alojamiento compartido tenemos una habitación, y con un servidor VPS tenemos un local, con un servidor dedicado alquilamos todo el edificio al completo.

El servidor dedicado es perfecto para sitios web ya establecidos y con un tráfico en ascenso. También está pensado para proyectos grandes que requieren un servidor más “dedicado” al sitio web, ya que muchas veces sus funcionalidades lo requieren.

Un servidor dedicado quiere decir que tendrás a tu disposición una máquina entera para tu uso exclusivo y podrás hacer con ella todo lo que quieras. Esta forma de hosting es la más potente con diferencia, ya que evita que tengas que compartir los recursos con otros clientes de tu proveedor de hosting. Sin embargo no es tan flexible como un servidor VPS. Esto es porque estás contratando un ordenador físico y, sino “controlas” y necesitas ampliar o reducir tus prestaciones, necesitarás un técnico para abrirlo y cambiar las piezas de hardware.

¿Cómo se cuál es el mejor hosting? El valor real del servicio lo empiezas a conocer cuando tienes problemas, como una velocidad de carga de la página web muy lenta o que directamente no se muestre la página porque el servidor ha dejado de funcionar. Imagina tu cara cuando, después de compartir el artículo que acababa de publicar en las redes sociales, tus lectores te avisan de que no funciona el enlace. Esto significa visitas y tiempo perdido. Escribes al soporte técnico y te responden que están intentando solucionar el problema, pero cuando te responden lo mismo varias veces al mes es cuando te das cuenta: lo barato sale caro.

Nota: He hecho una comparativa de hosting que te puede ser muy útil. Actualizada constantemente, podrás encontrar los mejores precios para tu alojamiento web, desde un simple hosting compartido, hasta un avanzada servidor dedicado.

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Un hosting o alojamiento web es un servicio proporcionado por un proveedor, que ofrece un lugar físico para el almacenamiento de tu sitio web (para que las puedan ver el resto del mundo).

En el mercado hay miles de opciones, y sueles acabar sumergido en una maraña de datos (sin sentido alguno). Por ello, esta guía te explica todos los puntos clave a la hora de elegir y contratar el hosting web.

Ir a la guía

#3 Elección del equipo profesional

El coste de una página web varía en función de quien se encarga de hacer el presupuesto. Las opciones profesionales que se barajan son que elabore el sitio web una agencia de desarrollo web o un desarrollador freelance que, a pesar de que el resultado puede ser parecido, tienen claras diferencias en la forma de trabajar, comunicar y exponer su trabajo.

Diseñador Web  Freelance

diseñador web freelance

Un diseñador web freelance es una de las mejores opciones si necesitas un diseño y desarrollo de un proyecto web pequeño (o mediano) y, además es una de la opciones más económicas. Previamente comprobadas experiencia, credenciales, portfolio y opiniones, podrá aportar un punto de vista muy concreto y un cara a cara que es muy beneficioso para páginas de particulares y pequeñas empresas.

Agencia Marketing Online

agencia marketing online

Una agencia de marketing digital, aunque también absorbe trabajas más, está más dirigida a desarrollos a medida de cierto nivel. La razón es el presupuesto final, ya que tienen que soportar costes superiores, al tener hasta 10 personas involucradas en los proyectos. El resultado es igual de bueno, pero con un cara a cara más complicado, burocracia y servicios extra. Quizás no es asequible para cualquier empresa o profesional que quiera crear su escaparate digital.

Un desarrollador freelance se ocupa él solo de todo el trabajo. Asume el rol de diseñador web y desarrollador web, por lo que es mejor optar por proyectos pequeños o de calada local, ya que en caso de que haya que crecer, es más complicado. Al ser solo una persona la que se enfrenta al proyecto, incurre en menos gastos y puede ofrecer un precio de página web más competitivo. Si tiene experiencia probada y buenas opiniones, es una apuesta ganadora, ya que la atención va a ser mucho más cercana.

Por otra parte, el precio final de la página web va a ser más elevado en el caso de decantarse por una agencia de diseño y desarrollo web. Este tipo de empresas cuentan con profesionales con conocimientos específicos de distintos ámbitos que se ocupan, cada uno, de la parte del desarrollo de la página web en la que son profesionales. Evidentemente, el trabajo de todo un equipo profesional se refleja en el precio de la página web.

Cabe la posibilidad que el proyecto de crear el sitio web se subcontrate a algún país donde el precio de la página web, blog o tienda online sea menor. En este caso, la agencia tendría un margen de beneficio muy grande al fijarte a ti un precio acorde al mercado local, pero consiguiéndola por muchísimo menos. Es conveniente preguntar si alguna parte del proceso está deslocalizado, no porque el producto final vaya a ser de mala calidad, si no por tener claro en caso de problemas quién se va a hacer cargo de los inconvenientes.

#4 Tamaño de la web

Como cada proyecto es único, cada página web va a tener sus propias necesidades. Por tanto, el precio de la página web, blog o tienda online va a variar en función de la envergadura de la misma. No es lo mismo un sitio web pequeño con las páginas habituales (inicio, blog, sobre mi, servicios y contacto) que uno con varias decenas de servicios, diferentes puntos de venta en diferentes países y diferentes idiomas.

Proyecto Pequeño

proyecto online pequeño

Un proyecto web pequeño consiste en el diseño y desarrollo de una página web, blog o tienda online con lo básico (con las páginas más importantes) que, aunque puede disponer de alguna sección personalizada, se dirige a particulares y pequeñas empresas que quieren un sitio web rápido, económico y bien hecho. Este tipo de proyecto parte de los 400€ hasta los 3.000€, dependiendo del profesional que contrates, su experiencia y su cache.

Proyecto Grande

proyecto online grande

Un proyecto web de grandes dimensiones consiste en el diseño y desarrollo de una página web, blog o tienda online totalmente a medida, con secciones y funcionalidades pensadas sólo para ese sitio web. Está pensado para medianas y grandes empresas, que disponen de un presupuesto más abultado. Este tipo de proyecto parte de los 5.o00€ y puede llegar a los 100.000€ y lo suelen gestionar grandes agencias, debido a gran cantidad de recursos de los que disponen.

Como cada proyecto web es único, cada sitio web va a tener sus propias necesidades. Por tanto, el precio de la página web va a variar en función de la envergadura o tamaño de la misma. Para poder dar unos precios orientativos vamos a enumerar una serie de supuestos. Una página web básica creada a partir de una plantilla va desde los 400€ hasta los 3.000€.

Este puede ser el caso de una página web corporativa, por ejemplo, que tiene una finalidad más bien informativa y no es muy extensa en cuanto a número de páginas dentro del sitio. Estamos ante el mismo caso si lo que se quiere es potenciar una marca personal. La persona que se quiere dar a conocer a través de un blog donde publica contenido, se va a enfrentar a un precio de página web mucho más reducido por la sencillez que tiene la tarea, ya que el desarrollador web sólo tendrá que crear de 2 a 10 páginas.

Si optas por un diseño personalizado hecho a medida, el precio de la página web puede llegar a los 100.000€, siendo tu imaginación el límite. Este tipo de sitios web son más complejas, ya que suelen incluir diversas funcionalidades extras como integración con aplicaciones externas o acceso y registro en un área privada (y este tipo de desarrollos se pagan más caro). Cuantas más funcionalidades tenga, más se incrementará el precio de la página web, blog o tienda online. Un ejemplo de este tipo de páginas puede ser el de una escuela con acceso para los estudiantes registrados, área de descargas o conexiones con otras aplicaciones.

Si estás valorando crear una tienda online, además de tener que crear muchas más páginas para acoger el catálogo de productos, tendrás que incluir también otras funcionalidades distintas como la pasarela de pagos o la implantación del sistema de seguridad SSL. Por ello, el precio de una tienda online ronda los 2.500 € y puede llegar a multiplicarse por 10, siempre dependiendo del número de productos e idiomas de los que quieras disponer.

Ten mucho cuidado con el análisis del presupuesto inicial, ya que, a veces, la tarea de subir el catálogo a la tienda online no esté incluida en el precio final y te toque pagar 2 veces.

Nota: Además de la cantidad de pestañas, el diseño de las mismas también va a influir en el precio del sitio web. Si todas llevan el mismo, será un presupuesto menos abultado, pero si cada una tiene un diseño o estructura diferente, conllevará más tiempo de trabajo que repercutirá en el precio final del sitio web.

#5 Funcionalidad de la web

Cuando se plantea la creación y el diseño de una página web, blog o tienda online, las opciones que se plantean son básicamente dos: la opción estática y la dinámica. La elección varía en función de tus necesidades (o las de tu empresa) pero, en cualquier caso, conviene analizar las particularidades de unas y otras, así como las ventajas que puede tener una sobre la otra:

Página web estática

pagina estatica

La páginas web estáticas muestran, casi siempre, los mismos contenidos y la misma estructura y apenas tienen variaciones. Su precio suele ser la opción más barata, ya que son fáciles de diseñar y desarrollar (se suele usar HTML y CSS). El resultado es un sitio web donde se muestra información sin posibilidad ninguna de interacción (cada vez se ven menos).

Página web dinámica

pagina dinamica

Las páginas web dinámicas cuentan con una compleja programación y utilizan bases de datos que cargan la información que el usuario ve en pantalla cuando visita la página. Cada vez que el usuario interacciona con la página, el contenido y estructura varía (Google las adora). Su precio es mayor (obviamente), al requerir de conocimientos técnicos específicos para poder diseñarla y desarrollarla.

#6 Forma de diseñar y desarrollar la web

El diseño del sitio web es uno de los pilares fundamentales para que tenga éxito. Al fin y al cabo es lo que le va a entrar a los usuarios por los ojos. Una vez captada su atención, tiene que resultar funcional para que la experiencia de usuario sea totalmente satisfactoria. En este punto podemos encontrar páginas web realizadas con plantillas o a medida. Vamos a ver las diferencias de cada una:

Desarrollo con plantilla

diseño plantilla

Un sitio web realizado con una plantillas siempre va a ser más económico que la que usa opción más personalizada. Se trabaja sobre una plantilla ya predeterminada y prediseñada, donde simplemente se personalizan pequeños detalles. Esta opción está muy de moda, ya que se consiguen resultados rápidos y realmente efectivos (aunque corres el riesgo de que tu competencia te copie).

Desarrollo a medida

diseño a medida

Un sitio web realizado a medida o con un framework personalizado es algo más complejo. Se parte de una estructura básica y se va personalizando totalmente para adaptarse a las necesidades del cliente. Esta opción supone un precio final más alto, pero va en consonancia con el resultado obtenido: una página web, blog o tienda online totalmente adaptado al fin que persigue y originalmente única.

#7 Creación, compra y retoque de imágenes para la web

Las imágenes son el elemento que primero entra por la vista al navegar por un sitio web (al igual que el vídeo), de ahí que sea tan importante cuidarlas. El precio de la página web se verá incrementado si se quieren incluir imágenes de calidad realizadas por un profesional. Este puede ser el caso de ecommerce que quieren tener unas fabulosas imágenes de los productos de su catálogo para enganchar a los clientes potenciales con fotografías con el tamaño y la luz adecuados y sin pixelar o de una profesional que quiere mejorar su marca personal con una foto profesional.

Si estamos ante una página web, blog o tienda online que no necesita un componente visual tan potente, se pueden utilizar imágenes libres de derechos. El problema es que mucha gente recurre a ellas y, al final, se ven las mismas imágenes en decenas de sitios webs. La otra opción es afrontar el pago de imágenes de bancos de imágenes premium en las que se tiene que pagar un importe por la licencia de uso, por su resultado efectivo y atractivo.

Nota: Un fotógrafo profesional tiene una tarifa aproximada de 100€ por 20 imágenes, que pasarían a engrosar el precio de la página web. En el caso del uso de imágenes procedentes de bancos, te dejamos en este artículo una selección de los mejores bancos de imágenes premium para que puedas comparar distintos precios entre cada uno.

#8 Elaboración y optimización de textos para la web

Los textos del sitio web (el famoso copywriting) tienen una importancia muy grande ya que, en muchos casos, es uno de los factores que va a determinar si esa visita del cliente se transforma en una conversión o no. Se trata de que, de un modo resumido, aporten valor añadido a la audiencia y los atraigan. Por ello, es un tema crítico en cualquier proyecto web en el que no vayas a crear tu mismo los textos.

La elaboración de textos no es algo que esté siempre incluido en el precio de la página web. Por un lado habrá personas que no tengan interés en contratar los textos por la naturaleza de su web, porque disponen de alguien que muy bueno escribiendo o porque los redactan ellas mismas. En cualquier caso, deberías destinar una partida del presupuesto a este trabajo, debido a su importancia en el resultado final, en las conversiones y en posicionamiento web.

La elaboración de estos textos debería hacerse siguiendo técnicas de copywriting avanzadas. En definitiva se trata de usar una escritura persuasiva que busca influir en la audiencia a través de unos textos que los atraigan. Además de dominar esta técnica, también es muy importante la elección e introducción de las keywords por las que se quiere definir la página web para ayudar al posicionamiento orgánico.

Nota: En mi caso, aunque no incluyo los textos en mis proyectos web, si que asesoro sobre cómo crearlos y optimizarlos para que cumplan su función a nivel de diseño y rendimiento.

#9 Cantidad de idiomas de la web

Traducir el sitio web a otras lenguas para adaptar el contenido tiene un coste adicional que influye mucho en el coste final de la página web. Las tarifas que manejan las agencias de traducción profesionales están entre los 0,08-0,20 céntimos de euro por palabra. Esta variación se debe a cuestiones como la dificultad del idioma de origen y de destino, los plazos de entrega que se determinan o la existencia de vocabulario específico.

No va a ser lo mismo una traducción de la pestaña de contacto que otra más técnica como puede ser una traducción de patentes. Evidentemente, este importe va a variar en función de la cantidad de idiomas que se requieren y del número de páginas del proyecto web. También hay que tener en cuenta el coste de instalar la funcionalidad multilingüe en la página web. Para poder hacer una estimación, si tomamos como base una página web de tamaño medio de unas 10.000 palabras y un coste de 0,15 céntimos de euro, tenemos que el precio de la traducción del texto completo de la página web es 1.500€.

#10 Integración de la web con las redes sociales

A pesar de que parece una nimiedad, contar con los botones de perfiles sociales tiene su reflejo en el precio de una página web. Hoy en día, es una funcionalidad muy extendida y facilita mucho la difusión de los contenidos de la página en las redes sociales con lo que se consigue una gran visibilidad. También se simplifica la llegada al perfil social de la persona o empresa con un par de clicks, por lo que revisa que esté en el presupuesto que te pase el freelance o agencia.

#11 Integración de la web con el email marketing

El email o correo electrónico, como herramienta de marketing, ha sido declarado muerto muchas veces a lo largo de los últimos años. Sin embargo, pese a quien le pese, sigue siendo una de las herramienta más prolíficas para cualquier comercializador de datos a día de hoy. Cuando una campaña de emailing se ejecuta correctamente, pensado en todos los detalles y entregándola con sentido y relevancia, puede llegar a proporcionar un ROI o retorno de la inversión muy alto, para alegría de los profesionales del marketing.

Vivimos en un mundo muy cambiante. Tanto cambio y actualización pueden llegar a afectarte negativamente el contacto que tienes con tu público y consumidores, algo clave para generar ventas y, sobre todo, fidelidad. De hecho, en estas cosas el correo electrónico es perro viejo, ya que desde que se incorporo a nuestras vidas son miles las empresas que lo han incorporado a su estrategia de marketing digital.

La gran mayoría de las páginas web, por no decir todas, incluyen una casilla para que el usuario introduzca su email y esté al corriente de las últimas novedades o promociones. La conexión de estos formularios de suscripción con la base de datos de una herramienta de email marketing es otra de las funcionalidades que se pueden incluir y que incrementará el precio de una página web.

#12 Otros servicios que incrementan el precio de la web “a posteriori”

¡Ya está! Llegados a este punto ya tienes tu página web, blog o tienda online funcionando, pero ¿Se acaba aquí? ¿Qué otros gastos vienen después de su creación? Evidentemente, el pago de dominio y hosting te va a acompañar en la duración de toda la vida del proyecto, pero también hay otros servicios que puedes necesitar y que se pueden añadir al precio final de la página web.

Mantenimiento de la web

¿Alguna vez has tenido miedo de perder todo tu trabajo por culpa de un error o un hackeo? La mayoría de los propietarios de sitios han pasado por algo así. El mantenimiento web es algo de lo que no deberías hacer tu mismo. Por error, se cree que es algo fácil de hacer y que no necesitas ayuda, hasta que es muy tarde y tiene difícil arreglo (¡Sí! Lo puedes llegar a perder todo). Es muy recomendable es contar con ayuda profesional ya que, en determinadas situaciones, es vital para el buen funcionamiento del sitio web (y porque tu no sabes hacerlo).

Agradecerás haber tomado esta decisión cuando los cambios a introducir sean importantes o haya que realizar tareas de más envergadura como crear copias de seguridad o enfrentarse a virus u ofensivas cibernéticas. Los precios que se barajan por estos servicios dependen de la envergadura del proyecto, va en función de las acciones que se estima que requerirán.

Puedes encontrar páginas web pequeñas que pagan una tarifa trimestral, mientras que algo más grande como un ecommerce tendría ya un precio mensual. De todos modos, lo más normal es contar con bonos por horas (se establecen unas horas de mantenimiento web mensual por una determinada tarifa). Por otro lado, hay empresas que cuentan con la opción de ofrecer la formación necesaria para que uno mismo pueda ir realizando los ajustes pertinentes (suelen tener cursos con tutoriales o clases presenciales).

Siendo uno de los fundadores de un servicio profesional de mantenimiento para instalaciones WordPress como WP Mantenimiento, he aprendido mucho a lo largo de los años y, como veo que sigue habiendo muchas personas que no hacen las cosas bien, quiero poner mi granito de arena para que aprendas a desenvolverte en el mantenimiento de tus activos digitales de WordPress.

Proyecto SEO para generar visibilidad a la web

Existe la creencia de que una vez acabado el portal web ¡ya está todo hecho!. Nada más lejos de la realidad. En Internet hay miles de millones de sitios web y lo que se tiene que conseguir es visibilidad para que la audiencia te tenga en cuenta. Para ello, se llevan a cabo planes de marketing que, en ocasiones, ya vienen incluidos en el precio de la página web.

Una de las ventajas de contratar a una agencia de diseño web profesional o un freelance experimentado es que el periodo posterior al lanzamiento de la página web sigue unas directrices para conseguir que ocupe la mejor posición posible en el buscador. El precio orientativo de estos servicios es a partir de los 300 €. Se incluyen tareas como trabajar el posicionamiento orgánico de la página, optimización del robots.txt, instalación de Analytics y SearchConsole o seguir una estrategia de marketing de contenidos con las publicaciones periódicas en el blog que ayudarán a la captación de clientes.

Caducidad de la web

¿Qué es eso de que caduca un sitio web? En el entorno digital los avances están a la orden del día. Lo que hoy es rabiosa actualidad, el año que viene ya tiene una versión mejorada. Por otro lado, los negocios también van adaptándose a esos cambios y la gente tendrá nuevas necesidades que tú tendrás que satisfacer y nuevas líneas de negocio que adoptar. Llega un cierto punto en el que la página web se verá un poco obsoleta.

Todo esto hace que, cada cierto tiempo, sea necesario un rediseño de la página web para estar a la vanguardia. La renovación de la página web debe hacerse como máximo en un plazo de 2 a 4 años. Si el negocio depende en gran medida de la presencia online, es recomendable hacerlo a los 2 años como máximo. Es interesante añadir las funcionalidades más modernas y las últimas tendencias en diseño para seguir contando con una página de calidad.

Si estamos ante una página web, blog o tienda online que no tiene mucha cantidad de tráfico y los ingresos del negocio no dependen de la web, se puede espaciar hasta los 4 años. Una vez que estamos en esta tesitura, la pregunta es obligada ¿cuesta más un rediseño o una página web nueva? La respuesta a esta cuestión no está cerrada, ya que depende de los cambios que se tengan que acometer en la página web:

  • Si se necesita realizar cambios estructurales o cambiar el estilo radicalmente, la mejor opción económicamente hablando es crear una página nueva. Aunque parezca un lío, si los cambios son potentes, esta es la mejor y más fácil solución. Si se mantienen las URLs originales, no hace falta meterse en procesos más complicados con redirecciones de por medio.
  • Si se quiere dotar a la página de una mayor personalización, optar por un rediseño va a ser mucho mejor, ya que se parte de una base que ya se tiene. Crear una página web personalizada desde cero requiere mucha inversión de tiempo.

¡Ya sabes lo que cuesta! Que no te engañen

Como habrás notada, el precio de la página web puede ser muy diferente en función de las necesidades que cada negocio o persona presenta. Lo que a uno le puede sobrar, al otro quizás no le llega. Hay muchas variables que influyen en las tarifas de los sitios web, pero el factor más determinante es el análisis inicial. Si antes de embarcarse en el proyecto se define claramente qué se busca, las funcionalidades que se necesitan, los servicios adicionales que se requieren después del lanzamiento o ciertas cuestiones de usabilidad y diseño, se pueden evitar muchos gastos innecesarios que surgen a raíz de cambios de ideas.

Por último, hacer un apunte sobre la concepción que tiene mucha gente sobre el excesivo el precio de las páginas webs, blogs o tienda online. Hay que tener en cuenta que, además de las horas dedicadas al producto final, los profesionales del sector invierten mucho tiempo en realizar distintas gestiones, en reuniones de equipo, en solventar posibles contratiempos o en realizar modificaciones. Esta dedicación e implicación son fases del proyecto que también están incluidas en el precio de la página web.

¿Cuánto cuesta en realidad una página #web? Su coste ¡al desnudo! Haga clic para Tweet

¿Qué te ha parecido esta guía para entender el precio de una página web? ¿Crees que me he dejado algo? He intentado ser lo más claro posible, pero con este tema no es fáci. ¿Tienes alguna experiencia que quieres contar? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pido es que dejes un comentario. Da igual que sea o una duda o un simple gracias, pero me alegraré mucho de leerlo y responderlo.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo

 

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Aún no conozco a un solo blogger que no quiera más tráfico (ya sea cualificado o no). Los escritores escriben porque quieren que sus contenidos se lean ¿Verdad?

Hay algo claro que puedo decir a todo blogger: crear y construir una lista de correos electrónicos funciona. Teniendo una buena lista podrás tener una conexión más personal con tus seguidores y enviarles casi cualquier cosa.

Ir a la guía

2017-07-06T14:40:26+00:00

Es autor del contenido es

Elisa Rosado
Economista reconvertida en Marketer. Redactora y Community Manager en la Agencia NeoAttack. Mente curiosa especialmente en el mundo del marketing, Social Media, PPC o DIY. Galega hasta la médula.

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario