¿Buscas Diseñador Web? 22 Preguntas Críticas Antes de Contratar

>>¿Buscas Diseñador Web? 22 Preguntas Críticas Antes de Contratar

¿Estás buscando una agencia o diseñador web? Si es así ¡Estás en el sitio correcto! Una pagina web, un blog o una tienda online es la mejor carta de presentación para cualquier particular o empresa que quiera tener presencia en Internet. Por esta razón, son muchos los que incluyen el diseño y desarrollo de un sitio web como uno de los primeros pasos a la hora de lanzar su negocio. De todas maneras, hay tal oferta de servicios de diseño web que a veces es complicado elegir a la agencia o profesional ideal para el trabajo, por lo que surgen muchas preguntas que, si no se tiene algo de experiencia, no son fáciles de contestar.

preguntas antes contratar agencia diseñador web diseño web

¿Cómo va a desarrollar la agencia o diseñador freelance mi activo digital? ¿Qué necesitan de mi proyecto? ¿Qué va a incluir el diseño? ¿Cuánto van a tardar? ¿Cuánto va a costar? Hay una larga lista de interrogantes que pueden confundir a cualquier empresa o particular que quiera tener su propio sitio web. ¡Pero no te preocupes! Vengo al rescate con todas las respuestas a las cuestiones que te surgirán antes de contratar a una agencia o diseñador web.

El objetivo de este artículo no es otro que ayudarte a entender cómo trabajan ciertas empresas y profesionales del sector (para que no te engañen) dando respuesta a las preguntas más habituales e importantes a la hora de plantearse un sitio web para tu negocio. La idea es realices todas ellas al profesional o empresa de servicios que vayas a contratar para asegurarte que son transparentes y que el trabajo será bueno.

Índice

Bases de un proyecto web sólido y ordenado

Antes de empezar a hacer preguntas a cualquier agencia o diseñador web freelance es importante tener claras las bases del proyecto web. Es muy habitual lanzarse al vacío y confiar en las empresas de servicios y los profesionales del sector, pero esto suele acabar mal. ¿Por qué? Porque te tienes que fiar de lo que te digan (ya que tu no tienes ni idea) y esto puede acabar en desastre. No te digo que te hagas un master en diseño web, pero sí que tengas claros ciertos conceptos que harán que estés mejor preparado para las respuestas y comentarios que te vayan a dar. Hazte estas preguntas:

¿Agencia de marketing digital o diseñador web freelance?

El coste de una página web varía en función de quien se encarga de hacer el presupuesto. Las opciones profesionales que se barajan son que elabore el sitio web una agencia de desarrollo web o un desarrollador freelance que, a pesar de que el resultado puede ser parecido, tienen claras diferencias en la forma de trabajar, comunicar y exponer su trabajo. En definitiva, existen 2 opciones:

Diseñador Web  Freelance

diseñador web freelance

Un diseñador web freelance es una de las mejores opciones si necesitas un diseño y desarrollo de un proyecto web pequeño (o mediano) y, además es una de la opciones más económicas. Previamente comprobadas experiencia, credenciales, portfolio y opiniones, podrá aportar un punto de vista muy concreto y un cara a cara que es muy beneficioso para páginas de particulares y pequeñas empresas.

Agencia Marketing Online

agencia marketing online

Una agencia de marketing digital, aunque también absorbe trabajas más, está más dirigida a desarrollos a medida de cierto nivel. La razón es el presupuesto final, ya que tienen que soportar costes superiores, al tener hasta 10 personas involucradas en los proyectos. El resultado es igual de bueno, pero con un cara a cara más complicado, burocracia y servicios extra. Quizás no es asequible para cualquier empresa o profesional que quiera crear su escaparate digital.

Un desarrollador freelance se ocupa él solo de todo el trabajo. Asume el rol de diseñador web y desarrollador web, por lo que es mejor optar por proyectos pequeños o de calada local, ya que, en caso de que haya que crecer, es más complicado. Al ser solo una persona la que se enfrenta al proyecto, incurre en menos gastos y puede ofrecer un precio de página web más competitivo. Si tiene experiencia probada y buenas opiniones, es una apuesta ganadora, ya que la atención va a ser mucho más cercana.

Por otra parte, el precio final de la página web va a ser más elevado en el caso de decantarse por una agencia de diseño y desarrollo web. Este tipo de empresas cuentan con profesionales con conocimientos específicos de distintos ámbitos que se ocupan, cada uno, de la parte del desarrollo de la página web en la que son profesionales. Evidentemente, el trabajo de todo un equipo profesional se refleja en el precio de la página web.

Cabe la posibilidad que el proyecto de crear el sitio web se subcontrate a algún país donde el precio de la página web, blog o tienda online sea menor. En este caso, la agencia tendría un margen de beneficio muy grande al fijarte a ti un precio acorde al mercado local, pero consiguiéndola por muchísimo menos. Es conveniente preguntar si alguna parte del proceso está deslocalizado, no porque el producto final vaya a ser de mala calidad, si no por tener claro, en caso de problemas, quién se va a hacer cargo de los inconvenientes.

¿Página web estática o dinámica?

Cuando se plantea la creación y el diseño de una página web, blog o tienda online, las opciones que se plantean son básicamente dos: la opción estática y la dinámica. La elección varía en función de tus necesidades (o las de tu negocio) pero, en cualquier caso, conviene analizar las particularidades de unas y otras, así como las ventajas que puede tener una sobre la otra:

Página web estática

pagina estatica

La páginas web estáticas muestran, casi siempre, los mismos contenidos y la misma estructura y apenas tienen variaciones. Su precio suele ser la opción más barata, ya que son fáciles de diseñar y desarrollar (se suele usar HTML y CSS). El resultado es un sitio web donde se muestra información sin posibilidad ninguna de interacción (cada vez se ven menos).

Página web dinámica

pagina dinamica

Las páginas web dinámicas cuentan con una compleja programación y utilizan bases de datos que cargan la información que el usuario ve en pantalla cuando visita la página. Cada vez que el usuario interacciona con la página, el contenido y estructura varía (Google las adora). Su precio es mayor (obviamente), al requerir de conocimientos técnicos específicos para poder diseñarlas y desarrollarlas.

¿Proyecto pequeño o grande?

Como cada proyecto es único, cada sitio web va a tener sus propias necesidades. Por tanto, el precio de la página web, blog o tienda online va a variar en función de la envergadura de la misma. No es lo mismo un sitio web pequeño con las páginas habituales (inicio, blog, sobre mi, servicios y contacto) que uno con varias decenas de servicios, diferentes puntos de venta en diferentes países y diferentes idiomas. Existen 2 opciones:

Proyecto Pequeño

proyecto online pequeño

Un proyecto web pequeño consiste en el diseño y desarrollo de una página web, blog o tienda online con lo básico (con las páginas más importantes) que, aunque puede disponer de alguna sección personalizada, se dirige a particulares y pequeñas empresas que quieren un sitio web rápido, económico y bien hecho. Este tipo de proyecto parte de los 400€ hasta los 3.000€, dependiendo del profesional que contrates, su experiencia y su cache.

Proyecto Grande

proyecto online grande

Un proyecto web de grandes dimensiones consiste en el diseño y desarrollo de una página web, blog o tienda online totalmente a medida, con secciones y funcionalidades pensadas sólo para ese sitio web. Está pensado para medianas y grandes empresas, que disponen de un presupuesto más abultado. Este tipo de proyecto parte de los 5.o00€ y puede llegar a los 100.000€ y lo suelen gestionar grandes agencias, debido a gran cantidad de recursos de los que disponen.

Como cada proyecto web es único, cada sitio web va a tener sus propias necesidades. Por tanto, el precio de la página web va a variar en función de la envergadura o tamaño de la misma. Para poder dar unos precios orientativos voy a enumerar una serie de supuestos. Una página web básica creada a partir de una plantilla va desde los 400€ hasta los 3.000€.

Este puede ser el caso de una página web corporativa, por ejemplo, que tiene una finalidad más bien informativa y no es muy extensa en cuanto a número de páginas dentro del sitio. Estamos ante el mismo caso si lo que se quiere es potenciar una marca personal. La persona que se quiere dar a conocer a través de un blog donde publica contenido, se va a enfrentar a un precio de página web mucho más reducido por la sencillez que tiene la tarea, ya que el desarrollador web sólo tendrá que crear de 2 a 10 páginas.

Si optas por un diseño personalizado hecho a medida, el precio de la página web puede llegar a los 100.000€, siendo tu imaginación el límite. Este tipo de sitios web son más complejas, ya que suelen incluir diversas funcionalidades extras como integración con aplicaciones externas o acceso y registro en un área privada (y este tipo de desarrollos se pagan más caro). Cuantas más funcionalidades tenga, más se incrementará el precio de la página web, blog o tienda online. Un ejemplo de este tipo de páginas puede ser el de una escuela con acceso para los estudiantes registrados, área de descargas o conexiones con otras aplicaciones.

Ten mucho cuidado con el análisis del presupuesto inicial, ya que, a veces, la tarea de subir el catálogo a la tienda online no esté incluida en el precio final y te toque pagar 2 veces.

Si estás valorando crear una tienda online, además de tener que crear muchas más páginas para acoger el catálogo de productos, tendrás que incluir también otras funcionalidades distintas como la pasarela de pagos o la implantación del sistema de seguridad SSL. Por ello, el precio de una tienda online ronda los 2.500 € y puede llegar a multiplicarse por 10, siempre dependiendo del número de productos e idiomas de los que quieras disponer.

Nota: Además de la cantidad de pestañas, el diseño de las mismas también va a influir en el precio del sitio web. Si todas llevan el mismo, será un presupuesto menos abultado, pero si cada una tiene un diseño o estructura diferente, conllevará más tiempo de trabajo que repercutirá en el precio final del sitio web.

¿Desarrollo con plantilla o a medida?

El diseño del sitio web es uno de los pilares fundamentales para que tenga éxito. Al fin y al cabo es lo que le va a entrar a los usuarios por los ojos. Una vez captada su atención, tiene que resultar funcional para que la experiencia de usuario sea totalmente satisfactoria. En este punto podemos encontrar páginas web realizadas con plantillas o a medida. Vamos a ver las diferencias de cada una:

Desarrollo con plantilla

diseño plantilla

Un sitio web realizado con una plantillas siempre va a ser más económico que la que usa opción más personalizada. Se trabaja sobre una plantilla ya predeterminada y prediseñada, donde simplemente se personalizan pequeños detalles. Esta opción está muy de moda, ya que se consiguen resultados rápidos y realmente efectivos (aunque corres el riesgo de que tu competencia te copie).

Desarrollo a medida

diseño a medida

Un sitio web realizado a medida o con un framework personalizado es algo más complejo. Se parte de una estructura básica y se va personalizando totalmente para adaptarse a las necesidades del cliente. Esta opción supone un precio final más alto, pero va en consonancia con el resultado obtenido: una página web, blog o tienda online totalmente adaptado al fin que persigue y originalmente única.

Preguntas antes de contratar un servicio de diseño web

¡Entramos en materia! A ver, no tengo las respuestas para todos los escenarios posibles, pero he intentado hacerme todas las preguntas posibles que yo haría si pidiese a alguien un servicio de diseño web y creo que he dado con las más importantes (si me he dejado alguna, por favor, dímelo en los comentarios). Todas están bien explicadas y en algunas ofrezco servicios que yo mismo recomiendo a mis clientes.

#1 ¿Dispones de un portfolio con otros proyectos web que hayas realizado?

No hay duda, la mejor manera de evaluar el trabajo de una agencia o diseñador web es conocer su portfolio de trabajos. De esta manera vas a comprobar, casi de forma instantánea, si es apto para las necesidades de tu sitio web. Por ejemplo, si estás buscando un servicio de diseño web para un restaurante y la empresa o profesional no han hecho nada parecido, quizás es mejor seguir buscando. No quiero decir que no sean capaces de hacerlo, por supuesto que sí, es sólo que es mejor elegir a alguien que ya haya lidiado con ese tipo de diseño.

¿Por qué? Porque ya conoce la mecánica de ese negocio y las necesidades que tendrá el sitio web. En este caso, sabe que la web necesita páginas tan importantes como la de menú, la de ubicación o la de contacto. De hecho, puede ir más allá y ofrecete una herramienta para que tus clientes puedan hacer reservas a través de la web y un chat en vivo para que te puedan hacer preguntas en tiempo real.

Nota: En el caso de que tenga un portfolio profesional lo mejor es revisarlo al detalle y ver si los diseños se adaptan a los requerimientos de tu proyecto web.

#2 ¿Puedo ver testimonios, referencias o hablar con clientes anteriores?

¡Está es buena! Estoy seguro de que esta pregunta pondrá nervioso a más de uno. ¿Por qué? ¡Muy fácil! Hay muchos diseñadores web (y agencias pequeñas) que, tras hacerse un simple curso de diseño web o de marketing digital, dan por hecho que son expertos en diseño y desarrollo web. Pero, aunque alguno le pese, no es así. El diseño web no sólo se aprende en una escuela, hay que conocer de dónde viene y hacia dónde va.

Por ello, muchos de esos profesionales no van a tener ningún testimonio ni referencia visible. Si ese es el caso ¡Huye! Lo mejor es seguir buscando, porque no tener la opinión de clientes anteriores significa que puedes ser el primero (con los riesgos que eso conlleva). Si, por el contrario, la agencia o diseñador web freelance sí que dispone de testimonios, revisa que estos no sean falsos (se nota bastante) y, ante la duda, pide el teléfono de dicho cliente para hablar con el.

Nota: Conocer los testimonios y referencias de clientes con los que ha trabajado la agencia o el diseñador web te asegura que trabaja de forma limpia y profesional. Te sugiero pedir el teléfono de uno de los últimos clientes para hablar con el de su experiencia (si prefieren no dártelo, será una mala señal).

#3 ¿Me vais a enviar un presupuesto que explique los trabajos a realizar?

Uno de los errores más comunes en la contratación de un servicio de diseño web es entregar un presupuesto abierto que no especifique lo que entra y lo que no. En este caso la agencia o diseñador web te tiene ¡pillado por los h*****! (es cierto, otra cosa es que la gente no haga uso de ese poder). Esto, si lo sumas a un presupuesto sin una fecha límite de entrega, se convierte en un completo desastre (sobre todo si algo falla en el camino o el resultado no es de tu gusto).

Aquí hay 2 partes: tú y la agencia o diseñador web. La primera siempre espera mucho más de lo que ha pagado (es lógico si no te ponen cotas a la imaginación) y la segunda intenta administrar las horas de trabajo de la manera más efectiva posible para que suba su rentabilidad (a menos horas más proyectos al mes). La realidad es que el cliente muchas veces no tiene ni idea de cuánto vale el trabajo y el error es que esperar que valore algo que no conoce (en caso de la agencia o profesional que realiza el trabajo). Por ello, te quiero dar una serie de consejos:

  • Pide siempre un presupuesto por escrito: Las palabras se las lleva el viento y mucho más con un presupuesto verbal. Siempre pide por escrito con todas las condiciones del trabajo a realizar.
  • Pide varias opciones de precio: Pide las diferentes opciones de precio (y específica en cada uno de ellos qué entra y qué no) en caso de necesitar funcionalidad extra en el sitio web.
  • Especifica qué entra en el presupuesto: Pide de forma clara y concisa qué entra en el presupuesto para evitar futuros malos entendidos (si solo entra una revisión o los contenidos los tienes que enviar tú, que esté claro en el presupuesto.
  • Comprueba el plazo de validez del presupuesto: Todos los presupuestos que envío tienen una validez de 30 días. Si pasado este plazo el cliente no dice nada, el presupuesto deja de ser válido y puede pasar, o que el precio cambie, o que no pueda hacer un nuevo presupuesto si tengo mucho trabajo. Estate atento a este plazo.
  • Estate atento a los plazos de entrega: Tu no sabes cuánto tiempo necesita la agencia o el diseñador web para hacer el trabajo. Si quieres ahorrarte el sentirte agobiado y presionado, comprueba los plazos de entrega en base a tus necesidades (o las de tu negocio). Intenta que no sea menos de 1 mes, porque es muy probable que se pase de plazo. Si te urge, llega a un acuerdo con la empresa o profesional.
  • Pide y paga siempre una señal: Aunque parece que este punto beneficia más a la empresa o profesionales que va a ejecutar el proyecto, no es así. De esta manera te aseguras de darle seguridad (estás dispuesto a pagar por adelantado una cantidad y eso dice algo bueno de ti). Esto provoca un mejor trabajo, más cómodo y mucho más fluido (hay buen rollo). En mi caso, no muevo ni un dedo sin cobrar el 40% por adelantado ¿Por qué? Porque de esta manera clientes que no me interesan (más adelante ya os contaré los tipos de clientes) y exige a mi cliente estar activo en la comunicación diaria (ya ha invertido dinero y no puedo perderlo) y en la entrega de los materiales necesarios.
Nota: La parte del presupuesto, como es la que primero sale en la comunicación con la agencia o freelance, es vital que salga correctamente, ya que de ello dependerá el resto de la relación.

#4 ¿Me vas a enviar una factura del proyecto web?

¡Necesitas pruebas de todo lo que se haga! Aunque muchas personas huyen de las facturas (por ahorrarse el IVA u otros impuestos), este ahorro te puede salir muy caro si hay problemas. Aunque te salga algo más caro, no obvies los impuestos, porque al hacerlo pierdes un papel vital a la hora de reclamar o exigir una solución (en pocas palabras ¡estás vendido!) y eso te puede ocasionar que pierdas todo lo que has pagado (¿te acuerdas de Paco?).

Nota: ¿No has perdido nunca el ticket de compra de una camiseta o un pantalón? Al final no vas a reclamar porque sabes lo que te van a decir (aunque vayas no servirá de nada). Sin ticket no hay prueba de compra, por lo que es vital que te tomes muy en serio este punto.

#5 ¿Se hace un contrato del trabajo a realizar?

Tanto si eres el cliente, como si eres la agencia o diseñador web autónomo o freelance o tienes pensando en serlo, en algún momento te deberías a enfrentar a un contrato de diseño y desarrollo web. ¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque es algo que te va a permitir lidiar con situaciones incómodas que ninguna persona o profesional cualificado quiere en su negocio. Por un lado, el cliente se asegura el trabajo que se va a realizar y, por otro, el desarrollador web está “preparado” y “asegurado” ante clientes que abusan de la condición de “el cliente siempre tiene la razón” ¡Todos ganan!

Es importante que entiendas que es mejor afrontar los problemas antes de que sucedan. Para evitar experiencias negativas para ti y tu marca, es vital que entiendas la importancia de tener redactado un buen contrato de servicios de diseño web. Piensa que este trozo de papel (aunque se puede hacer digitalmente para no herir aún más nuestros bosques) te puede sacar de un buen lío y te puede permitir mejorar el servicio de diseño web que te van a realizar.

Al estar todo más “atado”, tanto el cliente como la agencia o el diseñador web lo ven con buenos ojos y baja la tensión, ya que, ante cualquier problema, ambas partes tienen una guía clara de lo que se ha firmado. Por ello, te dejo las que, para mí, son razones de peso para tener tu propio contrato para ofrecer servicios de diseño web:

  • Profesionalizar el servicio de diseño web: Que tu proveedor de servicios te ofrezca un contrato muestra una cara muy profesional. De hecho, en mi caso incluso lo pongo en las condiciones del servicio, ya que son muy pocos los que lo hacen y, de esta manera, diferencio mi servicio de diseño web de gran parte de mi competencia.
  • Evitar malos entendidos: La comunicación entre tu, la agencia y el diseñador web no siempre es todo lo fluida que debiera. Muchas veces el que habla dice una cosa y el que escucha entiende otra. Incluso a veces se dicen cosas que luego se olvidan. Si está todo por escrito será mucho más difícil el dar pie a malos entendidos y, por ello, será más complicado tener un conflicto.
  • Asegurar el cobro y el pago: Si no hay un contrato, ambas partes sufren el riesgo de no recibir lo que esperan. Tú puedes temer que no se entregue la pagina web, blog o tienda online en el plazo estimado, y el diseñador web el no cobrar por sus servicios. Sin embargo, si hay un contrato escrito y firmado por las dos partes, ambas partes estáis protegidas por la ley (siempre y cuando las cláusulas estén bien redactadas y dejen bien claro este y otros puntos).
  • Definir quién es responsable de qué: Es habitual que el cliente se queje si las cosas van más despacio de lo que esperaba en un principio. De todas maneras, en muchas ocasiones, es porque no facilita el material que necesita el diseñador web (imágenes, textos, vídeos, etc) en tiempo y forma. Si existe un contrato bien redactado y explicado, esta parte queda definida en el mismo, con la posibilidad de cancelar el contrato (por ambas partes). De hecho, te recomiendo que pidas una cláusula específica para cuando exista un retraso, ya que es habitual que ocurra, no hace daño al proyecto y se puede solucionar rápidamente.
  • Definir de quién es la propiedad del diseño: Este punto es complicado. No es lo mismo diseñar un sitio web con una plantilla premium que una con una plantilla a medida. Una vez tengas esto claro, hay que dejar por escrito el traspaso de poderes (o de licencias) para evitar que tu o la agencia o desarrollador web salgáis perjudicados. Lo normal es que el diseño siga siendo 100% propiedad del profesional hasta que no se haga el 100% del pago.
  • Poder cancelar el servicio: ¡Sí! Lo has leído bien, un contrato también sirve para cancelar un posible servicio de diseño web, pero añadiendo una dosis grande de tranquilidad. Si se añade una cláusula de cancelación del servicio al contrato, te cubres las espaldas ante proveedores de servicios fraudulentos o tramposos (como el de Pedro) y las agencias y los diseñadores web ante clientes abusivos, malos y que no respetan el trabajo duro de los demás. Así, cualquier se lo pensará dos veces antes de “echarle morro” o intentar estafar o engañar.
  • Evitar cambios de dirección: Muchas son las veces que, a lo largo del proyecto, se te pueden ocurrir cosas nuevas que quieres poner o quieres modificar esto o aquello. Esto no es problema, siempre y cuando no suponga un cambio de dirección total (a veces, empezando desde cero). Con un contrato se puede establecer una cláusula que indique cómo se lidiará con los cambios que se establezcan, así como el número de revisiones que se harán, lo que da mucha seguridad al profesional que diseña el sitio web y le permite centrarse en lo importante.

Estas son sólo algunas de las razones por las que vale la pena tener un contrato de diseño y desarrollo web. Gracias a esta herramienta se puede establecer hasta donde el cliente y la empresa de servicios sois responsables de lo que sucede en la página web. Una vez que ya tienes claras las razones para tener un contrato de diseño web, es momento de que te explique qué cláusulas debe tener el contrato y que lo hacen único e intransferible. Piensa que no hay dos contratos iguales, ya que cada diseñador web (freelance o no) tendrá sus tiempos, derechos, precios, etc. Por ello, deja que te muestre las cláusulas más importantes:

  • Objetivo del contrato: Aunque pueda sonar raro, he visto muchos contratos que no ponen el objetivo del mismo. Es cómo ir al taller porque tu coche no funciona bien y no decirle al mecánico nada. Al final adivina qué le pasa, pero dedica tiempo y esfuerzo en algo que era cuestión de charlar contigo 2 minuto. Exige un objetivo en el contrato, que no va a ser otro que decir que una empresa de servicios, en los términos que en el mismo se establecen, va a llevar a cabo el diseño de un sitio web.
  • Fecha de inicio y duración del contrato: Es una de las cláusulas más importantes. Una cosa es la fecha de inicio del contrato y otra la fecha de inicio del proyecto. En este caso es importante que el contrato explique de forma clara la cantidad de semanas o meses que se necesitan para llevar a cabo el trabajo y añadir, en caso de imprevistos, el procedimiento que se va a seguir. En mi caso incluyo incluso la cantidad de días o semanas que se sumarán al proyecto cuando haya retrasos.
  • Precio y forma de pago: En todo contrato debe haber una cláusula que explique cuánto se va a pagar y cómo. No sólo basta con añadir la cantidad total (mejor con IVA), sino la forma de pago (si la ofrecen) y el % de cada pago. Por ejemplo, si te piden un 40% por adelantado, un 40% al mes del proyecto y un 20% al siguiente mes, debe quedar muy claro. Además, deben estar todos los datos bancarios y la forma de pago. En este caso te recomiendo que hagas una transferencia bancaria de, al menos, una parte del proyecto. Esta acción deja un rastro que luego podrás recuperar más adelante (cuando vienen los problemas) y hará huir a los profesionales que no lo son tanto (créeme, si te dicen que prefieren otro método de pago ¡huye!).
  • Entrega de materiales: El contrato tiene que dejar muy claro qué material necesita la agencia o el diseñador web para poder realizar el trabajo. Establece un horizonte temporal y explica, en detalle, qué necesitas, cuándo lo necesitas y cómo lo necesitas (con medidas si hace falta) para que no haya posibilidad de confundirse.
  • Derechos de autor: Es posible que no lo consideres pero, en algunos países, el diseñador conserva los derechos de autor aunque el trabajo sea para un tercero. Establecer términos de derechos de autor claros es vital, especialmente si el trabajo es muy creativo (o se aleja de lo normal) y se utilizan ciertos elementos como código, imágenes, plugins, vídeos, etc.). En este caso volvemos a la plantilla “ya hecha” o “a medida”, ya que puede que, si la agencia o el freelance va a utilizar una plantilla propia, no quiera traspasar el 100% de los derechos al cliente. Ya sea por un lado o por otro, el contrato debe dejarlo muy claro para evitar una disputa legal.
  • Cambios y revisiones: ¡Otra cláusula crítica! Es habitual que te niegues a hacer el pago completo hasta que estés 100% satisfecho con el diseño, sin importar el número de revisiones que sean necesarias, pero eso puede trastocar la estimación de horas que hizo la agencia o el diseñador freelance. El contrato debe dejar claro el número y tipo de revisiones que incluye el precio, así de cómo se contabilizarán las horas extras que hayas de invertir por cambios o revisiones no previstas en el contrato.
  • Términos de confidencialidad: También quieres que el contrato tenga una cláusula de confidencialidad con el fin de cubrirte tu y la agencia o el profesional que te diseña el sitio web. El proyecto debe estar relacionado, de alguna manera, con una persona o empresa de la que no quieras que se sepa nada durante el proyecto (por el motivo que sea).
  • Cancelación: Mientras que el contrato es más un acuerdo vinculante (y legal), la cláusula de cancelación puede definir los procedimientos a seguir ante la retirada de una o ambas partes. El contrato debe dejar por escrito bajo qué condiciones se puede dar de baja el contrato por cada una de las partes y qué coste tiene su cancelación antes de plazo.
  • Garantías: Con la garantía pasa algo parecido que con las revisiones. Una vez que el proyecto termina, tu y tu proveedor de servicios os separáis y seguís caminos diferentes (aquí se podría añadir, por ejemplo, servicios de de mantenimiento), pero, ¿te están ofreciendo una garantía por el trabajo? Si descubres, una vez que te entregan y publican el sitio web, que el profesional no ha hecho algo que estaba estipulado se puede utilizar esta cláusula para pedir una solución. Te aconsejo revisar que esté bien cumplimentada, ya que dice es una manera de que la agencia o el freelance se comprometa con su trabajo y que, en caso de error o fallo, haya una solución. ¡Eso sí! Siempre y cuando no haya habido cambios de ningún tipo (esto incluye cambios de hosting).
  • Créditos: El diseñador y cualquier otro creador debe tener un espacio en los créditos. Puede ser su nombre, la página web, el logo, etc. No importa lo que sea, pero el contrato debe dejarlo claro.
  • Acuerdo de buena voluntad: Esta cláusula es más por el buen hacer y se basa en un acuerdo de buena voluntad por ambas partes. Un contrato no puede recoger todas las situaciones, por lo que siempre es bueno firmar la paz e intentar hacer las cosas sin ánimo de herir.
Nota: Puede parecer que tanto los clientes como los diseñadores son malas personas y que hay que protegerse de todo. La realidad es que hay gente mala que no respeta el trabajo de los demás y hay que protegerse para evitar confrontaciones. Si es mutuo acuerdo, es proyecto saldrá mejor y más rápido.

También te puede interesar esta guía

contrato diseño web

¿Eres un diseñador y desarrollador web autónomo o freelance? ¿Tienes pensando en serlo? Tanto si lo eres como si no, en algún momento deberías enfrentarte a un contrato de diseño y desarrollo web.

¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque es algo que te va a permitir lidiar con situaciones incómodas que ningún profesional cualificado quiere en su negocio. Esta guía te enseña a lidiar con los contratos y a proteger tu trabajo creativo.

Ir a la guía

#6 ¿Es posible ver una demo de cómo quedará mi web?

No me quiero poner duro, pero esta es una tendencia en crecimiento y es importante tenerla en cuenta. Aunque las agencias de marketing online y los profesionales del diseño web no suelen destinar tiempo en crear demos, estos pueden ser un desencadenante a la hora de tomar una decisión por uno u otro. Aunque no es imprescindible que tengan demos, si los tienen significa que se toman muy en serio su trabajo y que destinan tiempo en crear página de demostración para que sus clientes puedan ver “su posible web” funcionando.

Nota: Tener demos operativas para mostrar a los clientes es un claro signo de que la agencia o el profesional freelance se toman muy en serio su trabajo, ya que puedes ver “tu posible web” funcionando.

#7 ¿Me vas a ayudar a definir el objetivo de la web?

Como buen empresario, toda persona que inicie un proyecto web tiene que pensar día y noche en conversiones y embudos de ventas. Lamentablemente, aunque hagas infinidad de campañas publicitarias online y lleves mucho tráfico hacia tu sitio, las ventas no están aseguradas. Una acción como hacer publicidad en Internet puede ser realmente en vano si no sabes cómo convertir visitantes en ingresos (o no te lo explican).

En este caso, antes de que la agencia o diseñador web empiece a diseñar y desarrollar nada hay que determinar el objetivo del sitio web (si no empiezan con este paso ¡preocúpate!). ¿Qué persigues con el sitio web? ¿Quieres generar suscriptores? ¿Quieres que rellenen un formulario? ¿Quieres que compartan un contenido en las redes sociales? ¿Qué quieres que hagan los usuarios en tu web? Y no creas que esto es global, cada página tiene su objetivo particular (no tiene el mismo fin una página de contacto que una de suscripción).

Nota: Cada página dentro de tu sitio web tendrá su propio objetivo. Asegúrate de que los estableces y te asesoran sobre cómo potenciarlos.

#8 ¿Cuánto tiempo tardarás en terminar mi sitio web?

Ya te lo comentaba antes. No sabes cuánto tiempo necesita la agencia o el diseñador web para hacer el trabajo. Si quieres ahorrarte el sentirte agobiado y presionado, comprueba los plazos de entrega en base a tus necesidades (o las de tu negocio). Eso sí, intenta que no sea menos de 1 mes, porque es muy probable que se pase de plazo (aunque es posible). Si te urge, llega a un acuerdo con la empresa o profesional.

La empresa de servicios o freelance debe comprometerse a cumplir los plazos y tiempo de desarrollo. No es por nada, pero es el problema más habitual en los proyectos de diseño y desarrollo web. Por ello, asegúrate de que lo incluyen en el contrato. En mi caso, aunque podría entregarte una página web, blog o tienda online en menos de 1 mes, doy ese plazo para asegurarme.

Esos 30 días no es porque yo quiero tirarme a la bartola. Tengo comprobado que en cualquier proyecto web se necesitan al menos 1 semana de asesoramiento personalizado (2 semanas si la persona no tiene ningún conocimiento de Internet). ¿Crees que se podría hacer más rápido? Si es que sí, contesta a estas preguntas: ¿Tienes clara la estructura de la web? ¿Tienes logo? ¿Has decidido 2 colores corporativos? ¿Qué tipografías te gustan más? ¿Qué tono y voz vas a usar en tu contenido? ¿Qué aspecto visual quieres dar a la web? ¿Qué funcionalidades necesitas en la web? Etc. ¿Has contestado todas sin dudar? Entonces esa semana que te he dicho podría reducirse a 1 día.

Nota: Asegúrate de tener muy claro los plazos de entrega estimados, ya que ese plazo depende de la agencia o profesional, pero también de ti.

#9 ¿Voy a poder ver el progreso del proyecto web en tiempo real

Cuando empieza el diseño y desarrollo de sitio web, es muy importante ver su progreso. En este punto es habitual desentenderse y optar por esperar a que la agencia o diseñador freelance tenga una versión final. ¡Error! No esperes tanto y pide un acceso al sitio web que se está haciendo, para que puedas detectar fallos y mejoras y así ahorres tiempo y, a veces, dinero.

Nota: Lo suyo sería que el diseño del sitio web se realice en un entorno de prueba donde se puede “maltratar” el diseño para así dejarlo como tu quieres. Además, de esta manera no se utiliza tu dominio y no puede cometer el fallo de indexar el sitio web sin terminar (más habitual de lo que parece).

#10 ¿Podré conocer al equipo que desarrollará mi proyecto web?

¡Otra pregunta interesante! A ver, en este caso las agencias lo tienen más complicado, ya que no tienen un servicio “personalizado”, sino que disponen de un grupo de varios profesionales que diseñarán tu web siguiendo las directrices de su superior (que es al que deberías conocer). ¿Lo normal? Que conozcas al comercial que, con suerte, puede ser el superior (no es lo normal). Por el contrario, si te decides a contratar un diseñador web freelance tendrás más posibilidades de conocerle en persona (y a su equipo).

¿Qué es mejor o peor? No es fácil la respuesta. Personalmente preferiría conocer a la persona(s) que va(n) a diseñar mi sitio web, pero esto lo decides tú. Por ello, te animo a,  al menos, hacer esta pregunta y ver qué respuesta te dan. Hay tantas opciones de comunicación en tiempo real (por ejemplo, Skype) que es casi insultante que te respondan que no, incluso aunque trabajen desde la otra punta del mundo.

Nota: Asegúrate de poder mantener un contacto personal y constante con el encargado del diseño de tu web. Esto provocará que no se “tuerza” y que vaya encarrilado de principio a fin.

#11 ¿Vas a externalizar alguna parte del proyecto web?

La externalización de servicios la suelen hacer los diseñadores web freelance (aunque alguna agencia pequeña tampoco se libra). Si se ven desbordados por varios proyectos y, ante la falta de personal, se ven obligados a contratar profesionales externos para ciertas partes del proyecto, con el fin de cumplir los plazos. A veces, simplemente es porque es su manera de trabajar, sobre todo cuando se trata de diseños a medida que requieren del desarrollo de plugins o funcionalidades extra.

Nota: En mi caso este proceso se realiza de manera totalmente interna, aunque si hay algo que “no controle” o que se escape a mis conocimientos, contrato a personas cercanas (en mi ámbito local), por lo que siempre se les puede poner cara y pueden tratar directamente con el cliente.

#12 ¿Cómo y con qué frecuencia se va a realizar la comunicación del los avances?

Cada empresa de servicios o profesional tiene su manera de comunicarse. Eso no quiere decir que una sea mejor que otra, pero es importante que siempre seas partícipe de cualquier parte del proyecto web. El objetivo es que estés al tanto de cualquier duda o problema que surja y que puedas ponerle solución en el momento. Lo que suele ocurrir cuando no hay una comunicación activa es que surgen dudas (sobre todo al diseñador web) y, al no tratarlas correctamente, el proyecto se termina aplazando.

Nota: La manera en la que deberían comunicarse contigo debería ser cercana (al menos así lo hago yo). No importa que estés en otro pais (tengo muchos clientes en México y Argentina), pero es necesario que se hable, al menos, 2 veces por semana. En esas conversaciones se explica todo lo que se ha hecho y lo que se va a hacer en la semana posterior.

#13 ¿Tengo que pagar por transferencia una parte del proyecto a realizar

Aunque ya sabes cómo debe ser el presupuesto y que este debe estar desglosado para saber qué cuesta cada fase del proyecto o los servicios que incluye, es crítico que hagas el pago por transferencia. No hace falta que sea el total del presupuesto, pero sí de una gran parte. Mi recomendación es que sea el 100%, porque así, si surgen problemas y la agencia o desarrollador web no está dispuesto a ponerle solución, tendrás una especie de “ticket de compra” para probar las acciones realizadas durante lo que ha durado el proyecto.

Nota: Como toda empresa o profesional de diseño Web respetable te pedirá pagar aproximadamente la mitad del coste total por adelantado (y el resto tras la publicación del sitio web) aprovecha ese momento para hacer una transferencia. Si ves que ponen excusas para el pago a través de transferencia desconfía y busca otra persona o empresa.

#14 ¿En el caso de elegir WordPress utilizas un diseño prediseñado o personalizado?

Ya te lo comentaba antes en las cosas que debes tener en cuenta incluso antes de buscar un profesional o empresa para tu proyecto web. Hay 2 maneras de hacer esto. Hay diseñadores (sobre todo los más novatos) que cogen una demo (si has escogido una plantilla premium de WordPress) y cambian las imágenes y los textos a correr. Este método hace que el precio final sea más económico, pero no es aconsejable ya que no te diferenciaras de los miles de personas que hacen lo mismo.

Después está la opción a medida y personalizada (es la que yo utilizo). Se puede coger una demo también (para que puedas ver una aproximación de cómo quedará), pero después se varía casi todo, incluyendo secciones, menús, tipografías, colores y un largo etc. En este caso el proyecto es más caro porque hay que dedicar muchas horas al diseño de las páginas.

Nota: Mi recomendación, ya que vas a invertir dinero en que te hagan un sitio web profesional, es que destines más dinero y no optes por la opciones “baratas” porque, a largo plazo, te arrepentirás (sobre todo cuando veas que el vecino tiene una web muy parecida a la tuya).

#15 ¿Voy a poder administrar yo mismo mi sitio web o me vas a enseñar a hacerlo?

Esta parte es algo complicada. Las plantillas premium de WordPress que se utilizan en la mayoría de desarrollos web requieren de cierto nivel técnico para poder administrarlas. Si a esto le sumas que WordPress cada día tiene más “cositas”, puede acabar en desastre cuando te dan y publican la página web, el blog o la tienda online. ¿Por qué? Muy fácil, porque aunque se vende que WrodPress es muy fácil de usar (y es verdad), hay que tener ciertos conocimientos si no quieres acabar rompiendo tu sitio web. Para ello, es importante que te den un mínimo de formación.

A ver, no digo que la agencia o el diseñador web tengan que hacerte un master en administración de sitios web, pero sí formarte en las áreas más importantes para que puedas ser independiente. Si lo piensas, cualquier empresa o profesional del diseño web siempre va a preferir que sigas necesitando cosas. Eso no es malo, pero no a costa de no explicarte cómo funciona tu plantilla o WordPress.

Para que te hagas una idea, en mis proyectos doy 2 horas de formación (incluidas en el presupuesto y en el contrato) a mis clientes con el objetivo de que sean independientes y de que ellos mismos puedan administrar el sitio web. Con las complejas plantillas con las que se desarrollan las páginas web, blogs y tiendas online, sería imposible hacer nada sin un básico. Por ello, exige que incluyan horas de formación con este objetivo.

Nota: Es fácil, si no sabes cómo gestionar tu sitio web no puedes avanzar y siempre dependeras de otra persona o empresa. Por ello, exige que te den un mínimo de formación.

#16 ¿Vas a trabajar el SEO (Web y Local) de mi sitio web?

Lograr que tu sitio web aparezca bien posicionado en buscadores como Google, Bing o Yahoo debería ser un objetivo crítico para tu empresa a la hora de contratar un proyecto web porque, de lo contrario, ¿qué sentido tendría el proyecto web si luego nadie te va a encontrar? Si sigues mi blog, ya sabes que una web, para que aparezca bien posicionada en buscadores, depende de muchos factores SEO, entre los cuales destacan el diseño y la estructura de información, los contenidos, la densidad de palabras clave, los enlaces internos y externos y un largo etc.

No en vano, es considerada la parte más exigente y compleja dentro del desarrollo web. Por ello, asegúrate de que la agencia o profesional que contratas tiene experiencia probada en este sentido. Basta con tenga un blog potente o un portfolio de clientes con pruebas de resultados. En este sentido los contenidos que se vayan a subir son la clave. Pregúntate, ¿Pasos tú los contenidos o los redactan por ti? ¿Si los pasas tú te lo optimizan? Los resultados extra obtenidos harán que merezca la pena.

Respecto al SEO local, si es el caso de un tienda física o un despacho, comprueba que van a realizar este trabajo (aunque tenga un sobrecoste) y que queda reflejado en el presupuesto y en el contrato. Es algo complejo si no tienes conocimientos y que lo haga una persona experimentada marcará la diferencia (además de que te explicará todos los pasos que tú tienes que dar),

Nota: Pide una lista de acciones SEO del sitio web. En esa lista asegúrate de que sale los títulos, las descripciones, las URLs, la densidad de palabras clave, la estructura interna, etc.

#17 ¿Te encargas del registro del dominio web?

Es muy habitual ceder la creación del dominio web a la agencia o diseñador web freelance. ¡Fallo! Es una de las causas más habituales de fraude. Es muy cómodo sentarse y esperar a que otro haga todo el trabajo ¡hasta que vienen los problemas y te das cuenta de que te están chantajeando para acceder a tu propio dominio, hosting o página web! Es verdad que me estoy poniendo en el peor de los cosas, pero le puede ocurrir a cualquiera y es por eso que hay que tomar ciertas precauciones.

En este caso asegúrate que eres el único propietario del dominio web. Por desconocimiento muchas personas se fían de sus proveedores de servicio y pasan por alto este detalle. No hace falta que hagas tu la gestión, pero si lo hace otra persona o empresa, que te den el acceso del administrador de inmediato. En el caso del dominio, sólo hace falta cambiar las DNS (en caso de que el proveedor de dominio no sea el mismo que el de hosting) y poco más, por lo que pueden hacerte esa gestión, darte el acceso completo y luego eliminar su acceso (cambia la contraseña cuando ocurra esto).

Nota: Recuerda que el dominio debe estar a tu nombre o al de tu empresa. Una vez que se haya hecho la gestión, cambia la contraseña y elimina cualquier otro administrador.

Para que te estafen, mi recomendación es que tú mismo contrates el dominio web. Para que sea más fácil, he hecho una selección de los que, para mí, son los mejores proveedores de dominios web. Los he elegido por su precio, calidad y servicio (si necesitas ayuda con la elección, no dudes en contactarme):

DonDominio

mejores herramientas comprar registrar dominios dondominio
Ir a Dondominio

Godaddy

mejores herramientas comprar registrar dominios godaddy
Ir a Godaddy

NameCheap

mejores herramientas comprar registrar dominios namecheap
Ir a Namecheap
Nota: En mi caso uso mucho Godaddy, ya que tienen un servicio de soporte en español bastante bueno, y ofrecen precios muy competitivos por los dominios web (sobretodo los .com).

#18 ¿Te encargas de la contratación del hosting web?

Este punto es algo complicado. Como ocurre con el dominio, por desconocimiento se suele dar carta de libertad a la agencia o freelance con la que se trabaja. Esto provoca que te desarrollen el sitio web en uno de sus servidores y luego te pasen un presupuesto de alojamiento web anual y lo apruebes sin reparos y sin analizar los precios mercado. A esto, si le sumamos que casi nadie pide acceso a su servidor, hace que sea muy fácil que te estafen, engañen o chantajeen.

Para que esto no te ocurra mi recomendación es que tú mismo contrates el hosting web. Lo puedes hacer y dar acceso a tu agencia o diseñador web para que hagan el resto del trabajo (pero siempre bajo tu tutela). Para que no te engañen en el precio, he hecho una selección de los que, para mí, son los mejores servicios de alojamiento de Worpdress. Los he elegido por su precio, calidad y servicio. Además, he tenido en cuenta los “extras” que tienen, que en algunos casos hacen que merezcan mucho la pena (si necesitas ayuda con la elección, no dudes en contactarme):

Hosting compartido

Bluehost

mejores herramientas contratar hosting bluehost
Desde $3,95/mes
Ir a Bluehost

ProfesionalHosting

mejores alojamiento hosting wordpress profesionalhosting
Desde 2,4€/mes
Ir a ProfesionalHosting

RaidBoxes

hosting compartido wordpress raidboxes
Desde 15€/mes
Ir a RaidBoxes

Raiola Networks

hosting compartido wordpress raiola networks
Desde 4,4€/mes
Ir a Raiola Networks

SiteGround

elegir hosting wordpress siteground
Desde 3,95€/mes
Ir a SiteGround

Webempresa

mejores herramientas contratar hosting webmepresa
Desde 5,27€/mes
Ir a Webempresa
Nota: En caso de que quieras empezar por algo económico te recomiendo ProfesionalHosting, Raiola Networks o Webempresa, ya que tienen un servicio de soporte en español 24X7 bastante bueno. Si, además de económico, quieres un servicio de hosting completo te recomiendo Raidboxes.

Hosting VPS

Gigas

elegir hosting wordpress gigas
Desde 15,8€/mes
Ir a Gigas

Godaddy Pro

elegir hosting wordpress godaddy
Desde 36€/mes
Ir a Godaddy PRO

SiteGround

elegir hosting wordpress siteground
Desde $29/mes
Ir a SiteGround
Nota: Si estás buscando un servicio de alojamiento para WordPress de calidad, Gigas es una opción perfecta y muy buen de precio para lo que ofrece.

Hosting especializado en WordPress

Factoría Digital

como elegir mejor hosting wordpress factoriadigital
Desde 14,95€/mes
Ir a Factoría Digital

Media Temple

elegir hosting wordpress media temple
Desde $20/mes
Ir a Media Temple

WP Engine

elegir hosting wordpress wpengine
Desde $29/mes
Ir a WP Engine
Nota: En este último caso te recomiendo el servicio de Factoría Digital. Aunque son nuevos, ofrecen un servicio a medida para WordPress que hará las delicias de cualquier instalación.

De todas formas, he creado una comparativa de hosting web que puede ser muy útil. Actualizada constantemente, podrás encontrar los mejores precios para tu alojamiento web, desde un simple hosting compartido, hasta un avanzado servidor dedicado. Visitala y dime qué te parece.

#19 Comprueba la licencia de la plantilla y los plugins y los accesos de tu web

Este es otro punto crítico que debes revisar para evitar estafas, chantajes y engaños. Aquí entra todo lo que se refiere a tu página web, blog o tienda online. Lo primero la plantilla y los plugins (en el caso de que sea WordPress). He tenido la “desgracia” de haber asesorado a personas que habían pasado por temas muy peliagudos en lo que a proyectos de diseño web se refiere. De todas maneras, en casi todos ellos, el tema de la licencia de la plantilla y los plugins era común.

¿Cuál es el problema? Que es muy habitual que los desarrollos web se realicen con plantillas y plugins que requieren licencia (si en tu caso la plantilla es a medida, no tendrías ningún problema, pero repito que no es lo habitual). Por ello, para que te la puedan jugar, comprueba que dicha licencia está activa (en WordPress basta con ir a las opciones de la plantilla en cuestión) y que no hay posibilidad de cancelarla.

Te digo esto porque, a no ser que tengas muy bien atada el tema con el contrato, las licencias se pueden revocar (su propietario), por lo que, aunque te hayan activado la plantilla o los plugins, después pueden eliminar dicha licencia desde su plataforma de gestión. ¿Cómo se soluciona esto? Comprando tú mismo la plantilla y los plugins y descontando el importe después al coste total del proyecto. Te dejo las mejores páginas para comprar plantillas y plugins para WordPress:

Elegant Themes

mejores paginas comprar plantillas premium wordpress elegantthemes
87 temas y 5 plugins desde $69/año
Ir a Elegant Themes

Themeforest

mejores paginas comprar plantillas premium wordpress themeforest
Plantillas premium desde $20
Ir a Themeforest

CodeCanyon

mejores paginas comprar plugins premium wordpress codecanyon
Plugins premium desde $5
Ir a CodeCanyon
Quiero ver más páginas para comprar plantaillas y plugins de WordPress
Nota: Recuerda comprobar las licencias de la plantilla y los plugins, además del acceso de administrador. De todas maneras, sigue mis instrucciones, porque tenerlo tampoco te salva del todo de fraudes y engaños.

#20 ¿Tengo que entregar yo todos los textos y fotografías para la web?

¡Cuidado en este punto! A ver, si la agencia o profesional freelance te deja claro que tú te encargas de los textos y las imágenes (lo que hace bajar el precio) perfecto, pero no te lo recomiendo. ¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque, a no ser que tengas conocimientos en copywriting y SEO tu sitio web no va comunicar el mensaje eficazmente. La elaboración de textos, imágenes y vídeos para una web es un proceso complejo y que lleva muchas horas.

Por ello, te recomiendo que optes por la opción de que los hagan ellos, pero con tu supervisión y ayuda. ¿Por qué así? Porque por mucho que ellos sepan de copywriting y SEO no conocen tan bien como tu el negocio. Por ello, lo que yo hago es unir ambas. Te pido que me pases textos sobre tu negocio y voy dándoles forma. El objetivo es que tu envíes mucha información y que sea el diseñador web el que les de forma. Olvídate de enviar textos que puedan copiar y pegar, el resultado será malo.

En cuanto a las fotografías, son muchos los estudios que indican que utilizar fotografías de calidad es la mejor manera de ayudar a la compresión del sitio web y mejoran la conversión. Si a esto le sumas el vídeo, entonces estarás marcando tendencia (si no quieres que el presupuesto suba, que te ayudan a elegir vídeos de bancos). En mi caso, todo está incluido en el presupuesto y utilizo imágenes y vídeos de bancos para que sea muy difícil que otro competidor la tenga.

Nota: Envía los textos en el formato y fecha que se haya establecido por contrato, para no ocasionar retrasos (es muy habitual).

#21 ¿Qué medidas de seguridad se van a tomar con la web?

La seguridad, la gran desaparecida de muchos proyectos web. Esta es una asignatura pendiente de muchos diseños web, ya que el diseñador web no suele tener conocimientos en este área. No hace falta que sepa mucho, ya que, si se usa WordPress, se pueden tomar ciertas precauciones. Basta con no poner “admin” como usuario, añadir un captcha al formulario de acceso, cambiar el nombre “wp_” de la tabla de la base de datos que viene por defecto y algunas cosas más.

Nota: Si no se hace correctamente, puedes tener problemas muy serios. Por ello, asegúrate de que han realizado, al menos, lo más básico.

#22 ¿Qué va a pasar cuando el proyecto web termine?

A medida que la tecnología avanza, así los hacen los programas (software) o gestores de contenidos (CMS) tipo WordPress que salen al mercado. No mantener este software puntualmente actualizado, aparte de poder causar problemas de seguridad muy serios, puede provocar incompatibilidades con el servidor web, problemas de visualización en navegadores y teléfonos móviles, penalizaciones de Google y un largo etc.

Actualizar estos programas requiere de ciertos conocimientos técnicos, por lo que será interesante saber qué soluciones ofrece la empresa de diseño web para ponerles remedio y cuál es su coste (antes de atarte a nada y así evitar sorpresas). Algunas empresas ofrecen un coste de desarrollo especialmente económico para luego hinchar los precios periódicos de este mantenimiento posterior. Presta atención y verlo venir. En mi caso ofrezco un servicio de mantenimiento por 49€ que también incluye el hosting.

Nota: El proyecto web no termina cuando publicas el sitio web, ya que, a partir de ese momento te toca a ti gestionarlo y administrarlo. Asegúrate de que tienes claro los pasos a dar y de que sabes de qué va el asunto. Si no es así, busca un servicio de mantenimiento de calidad.

¡Ten cuidado! Tu proyecto web es tu carta de presentación en Internet, no la arruines

Bueno, como habrás comprobado no es fácil contratar una buena agencia o diseñador web. El primero paso es un presupuesto bien explicado y que incluya todo lo que se va a hacer (con puntos y comas). Después pasamos al contrato, que de tranquilidad a ambas partes para evitar problemas futuros. El resto depende de ti y de las ganas y tiempo que quieras poner a tu proyecto web, pero si realmente estás 100% comprometido no va a ser un obstáculo.

Por suerte disfruto de clientes que me han traído más clientes y te puedo decir que un buen servicio se nota (y es una buena inversión). Ten mucho cuidado con quien contratas y pide referencias (hablo de llamar a esas personas y que te cuentan cómo les ha ido). Ya vayas a invertir 500€ o 50.000€, es importante que el proceso esté salvaguardado y que sea muy profesional. Al final darás con alguien que, no solo te diseñe y desarrolle el sitio web, sino que sea tu partner tecnológico.

¿Buscando Agencia o Diseñador #Web 🤵? Hazle estas 22 Preguntas 🕵️ Antes de Contratarle Haga clic para Tweet

¿Qué te ha parecido el listado de preguntas que debes hacer antes de contratar un servicio de diseño web? ¿Crees que me he dejado algo? ¿Tienes alguna experiencia que quieres contar? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pido es que dejes un comentario. Da igual que sea o una duda o un simple gracias, pero me alegraré mucho de leerlo y responderlo.

¿Buscas Diseñador Web? 22 Preguntas Críticas Antes de Contratar
6 votos (5 sobre 5)

También te puede interesar esta guía

como crear una pagina web con wordpress

¿Sientes curiosidad por iniciar tu propia web? Tener un sitio web bien hecho y profesional te va a ayudar a llegar mejor a tus actuales clientes y a muchos más, además de generar tráfico, relevancia e ingresos a tu negocio.

Hacer una página web que sea, a la vez, tu identidad digital y un escaparate es algo que hay que tomarse muy en serio. Esta guía te explica cómo crear, diseñar, gestionar, optimizar y rentabilizar una página web.

Ir a la guía
2018-09-18T15:23:14+00:00

El autor del contenido es

Ignacio Santiago
Soy muchas cosas, pero todo empezó como Blogger. Desde ahí he crecido como especialista en Marketing Online, aunque con mucha experiencia en Diseño Web, Blogging, SEO y WordPress. Ayudo a empresas y autónomos a crear, mejorar y potenciar su presencia y visibilidad en Internet, dándoles las herramientas que necesitan para tener un branding con una base muy fuerte, que inspire confianza y que genere ventas.

3 Comentarios

  1. Miranda 19/01/2018 en 15:36 - Responder

    Hola Ignacio,

    Muchas gracias por el post. La verdad es que he pasado por una mala experiencia y creo que esta guía me va a ayudar a que no me tomen el pelo de nuevo. Creo que los usuarios deberían dar más importancia a este tipo de cosas, porque sino, como dices tu, acaba en desastre. Si me veo en alguna, creeme que te lo diré, pareces una persona en la que se puede confiar y que tratas muy bien a tus clientes.

    Saludos

    • Ignacio Santiago
      Ignacio Santiago 21/01/2018 en 11:35 - Responder

      Hola Miranda,

      Gracias por tu comentario. Por desgracia, tengo demasiada experiencia en este campo. Son muchas “malas” historias las que me cuentan que, por culpa de no tener las cosas bien claras desde el principio, acaban, como bien dices, en desastre. Al final y al cabo, encontrar una agencia o diseñador web en el que poder confiar no es nada fácil, por lo que si te esfuerzas en dar seguridad al cliente, todo lo demás viene rodada.

      Un saludo y suerte

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario

Conecta conmigo en las redes sociales