42 Trucos para Superar con Éxito Cualquier Entrevista de Trabajo

>>>42 Trucos para Superar con Éxito Cualquier Entrevista de Trabajo

Cuando se trata de entrevistas de trabajo, parece que es algo que cada día es más difícil superar con éxito. Incluso aunque hayas asistido a varias y sientas que tienes experiencia, los procedimientos cambian mucho, rápido y se crean distintos tipos de interacciones durante la sesión. Sin embargo, algunos de esos factores se pueden controlar, pudiéndote adelantar a ciertas acciones de los entrevistas o profesional de recursos humanos, por lo que debes estar preparado y ser perspicaz.

trucos entrevista de trabajo

En el proceso de la búsqueda activa de empleo, siempre conoces a nuevas personas a las que debes vender tus aptitudes y habilidades, por lo que es importante, tanto si eres principiante como si no, que conozcas ciertos trucos que harán más fácil que alcances el éxito en estas reuniones o entrevistas tan importantes para tu carrera profesional.

Hay muchas técnicas que puedes utilizar para que tus entrevistas de trabajo sean mucho menos estresantes y más llevaderas. Tan sólo debes invertir algo de tiempo en tu preparación para que todo sea más fácil de manejar. La clave para salir de una entrevista victorioso es proyectar confianza en ti mismo, positividad y ser capaz de mostrar ejemplos de tus habilidades en el campo laboral para que puedas calificar en el trabajo para el que fuiste reclutado.

Nota: Si sueles seguir mi blog, ya sabrás que siempre recomiendo tener un centro de operaciones (lo que viene siendo una página web o un blog profesional) donde puedas ir mostrando lo que haces y cómo lo haces y unos perfiles sociales bien pensados y alimentados. Esta marca personal es el mejor ejemplo a llevar a una entrevista de trabajo y habla por sí solo.

De hecho, gran parte del truco reside en pulir tu capacidad de comunicar, de forma clara y concisa, todo lo bueno que tienes para ofrecer a tu próximo empleador. Si trabajas este aspecto serás capaz de obtener muchas ofertas de trabajo y convertirte en el candidato ideal de las compañías que te contacten. Por ello, quiero darte alguno consejos de experto que te ayudarán a prepararte y tener entrevistas de trabajo efectivas.

Nota: Antes de empezar, una correcta preparación te ayudará a deshacerte de mucho estrés que puede venir con este compromiso, de esa forma estarás más cómodo y con más oportunidades de tener éxito.

Índice

Mi propia experiencia contratando profesionales

trucos entrevista de trabajo contratar personal

Cuando doy un webinar sobre empleo o marca personal recibo muchas consultas sobre cómo realizo dicho proceso. Son muchas las cosas que tengo tenía en cuenta cuando me enfrento al proceso de elegir un candidato para un puesto de trabajo. Si lo piensas, estos procesos de selección pueden llevar meses y en ellos ves a decenas (sino cientos) de perfiles.

De hecho, yo tengo tenía mi propia “receta mágica”, que he ido mejorando año tras año para evitar volverme loco. Para basarlo en un ejemplo real, estas son las cosas en las que me fijo a la hora de seleccionar una asistente para el departamento de marketing online de una startup. Estas son las cosas en las que más me fijaba a la hora de elegir el candidato perfecto:

  • Sonrisa: No tienes que tener la sonrisa más perfecta del mundo, tan solo sonreir ampliamente hacia el entrevistador. En este aspecto pillaba a la mayoría de los candidatos, ya que muchos venían cansados o desmotivados. No puedes permitir estar decaído si quieres salir con éxito de una entrevista de trabajo, por lo que empieza a mostrar la mejor de tus sonrisas a todos los asistentes.
  • Imagen: No tienes que venir con la mejor de tus galas. No es necesario. Basta con que vengas bien vestido, bien peinado y bien aseado (oliendo bien). Todos trabajamos muchas horas al día, pero eso no significa que el entrevistador tenga que oler a “humanidad” (sobre todo si la entrevista es por la tarde-noche). Este punto puede dar al traste con todos los demás, ya que el entrevistador estaría a disgusto. Por cierto, para quien no lo sepa, las chanclas no son NUNCA aptas para una entrevista de trabajo.
  • Conocimientos: Llegamos a la parte donde tienes que demostrar lo que vales. Si traes contigo trabajos que has hecho anteriormente (por ejemplo, posts que hayas publicado, páginas en las que participes activamente, etc) el entrevistador se hace una idea clara de si realmente estás hecho para el puesto o si, por el contrario, necesitas algo de aprendizaje. Eso no es malo, ya que, hay muchos reclutadores que prefieren a personas que no tengan conocimientos para enseñarles desde cero de una manera ordenada (asi no tienen vicios).
  • Despedida: La despedida es algo que la mayoría de los candidatos hace mal. No estás hablando con un familiar o amigo, lo estás haciendo con tu futuro empleador, por lo que muestra agradecimiento y respeto hacia la persona que ha estado atendiendo a tu perfil la última media hora. A la hora de despedirte, confirma que tiene tu contacto y dale las gracias por la oportunidad.

Etapa previa: planificando el desarrollo de la entrevista

¡Haz recibido la llamada! Después del duro trabajo de buscar las ofertas de trabajo que más te convienen (o las que no), darte de alta en decenas de sitios y enviar cientos de correos electrónicos a decenas de empresas (si no son decenas es que no te lo estás tomando en serio) te llaman y te conceden una entrevista. Lo primero que debes tener en mente es estar listo para triunfar. En esta etapa pre-entrevista, si investigas y averiguas todo sobre la empresa y creas una imagen profesional tendrás el éxito garantizado.

#1 Investiga a la empresa que está ofreciendo el puesto de trabajo

Todos nos ponemos algo nerviosos cuando tenemos una entrevista (sobre todo si es de las primeras). Es una gran oportunidad que se está presentando y es normal sentirte así. Sin embargo, si empiezas haciendo suficiente investigación de la empresa para la que estás aplicando, estarías empezando a construir un estado mental que te “chiva” por qué deberías estar sentado en esa entrevista. Tener confianza en ti mismo ante esta situación es el primer paso para obtener buenos resultados.

Puedes saber mucho sobre el potencial empleador a través de su sitio web. Esa es la principal fuente de información sobre el trabajo que desempeñan, sus valores y qué cargos tienen disponibles. A veces, incluso, podrás ver cómo manejan sus procesos de reclutamiento para tener una idea clara de qué tipo de perfil buscan y los conocimientos que necesitas dominar. Es momento de ponerse a investigar ¡Ánimo!

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Las empresas (y profesionales) se han espiado y analizado entre ellos desde siempre. Ya fuera en un aula o en un equipo deportivo, no sólo quería mantener el ritmo, sin todo sobre esa marca para poder adelantarte.

Por ello, he reunido mis herramientas de investigación online favoritas que, combinadas entre sí, te permitirán desvelar cuál es la estrategia de marketing online de cualquier empresa o profesional.

Ir a la guía

#2 Revisa las actualizaciones de sus perfiles sociales

Revisar los perfiles sociales de la empresa que está ofreciendo el puesto de trabajo te puede dar muchas pistas de qué tipo de perfil buscan. Además, puedes adaptar tu forma de vestir, voz y tono a la entrevista, ya que vas a poder ver fotos grupales de cuando hacen reuniones, comidas de cumpleaños, etc. Por ejemplo, el perfil de LinkedIn de la empresa te permitirá ver muchos temas de utilidad, por ejemplo, si hay alguien que conozcas que haya trabajado ahí anteriormente y aún no lo sabías.

Estas conexiones serán importantes no solo para pedirles consejos, sino también para facilitarles recomendaciones a los actuales gerentes. Esto es clave para estar por delante en cualquier proceso de selección. Además, puedes fijarte en los perfiles de los actuales empleados para hacerte una idea de los que han resultado ser candidatos ideales para esa empresa.

Si la empresa es activa en otras redes sociales, como Facebook, Twitter o Instagram, lo primero es conocer el tipo de red social en el que están y después empezar a seguirles para saber qué tipo de comunicación realizan, con qué tono y voz, para poder hablar de tu a tu al entrevistador (sobre todo si el trabajo es para el departamento online).

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Las redes sociales han estado, están y seguirán estando en boca de todos. No hace falta que te explique están irremediablemente inmersas en nuestra vida diaria (tanto si gusta como si no).

En un futuro, muy cercano, no estar en alguna de ellas puede significar tener problemas para relacionarte con tu círculo de amigos, familiares e, incluso, a nivel profesional. Por ello, es bueno que sepas todo sobre su uso.

Ir a la guía

#3 Estate al día de la empresa con Google Alerts

La mejor forma de garantizar que estás obteniendo suficiente información para tu entrevista para una empresa específica es suscribiéndote a sus noticias y novedades relevantes. Para esto, puedes suscribirte directamente a su blog, sección de noticias o feed social, o puedes usar un servicio como Google Alerts para ahorrar tiempo y esfuerzo.

Registrarte en esta herramienta es fácil y rápido. Te funcionará para recibir alertas en tu bandeja de entrada cada vez que se publique una noticia sobre la empresa, siendo posible hacer el seguimiento de términos específicos. Este es un consejo que te mantendrá al tanto de todas las situaciones importantes que estén afectando a la compañía que te ha contactado y a su industria en general (tanto si son buenas como si son malas, lo que te da conversación enriquecedora).

#4 Investiga el puesto de trabajo por el que aplicas

Un caso común, que resulta bastante sorprendente, es que pocas personas realmente entienden en qué consiste el carga al que están aplicando. Puede ser un error por parte de los postulantes, pero las descripciones publicadas por los empleadores también pueden llegar a crear confusión, porque podrían estar mal redactadas o tener tareas faltantes.

Además, el área encargada de hacer esta publicación no es la misma a la que le reportarás cuando obtengas el trabajo, así que el puesto de trabajo podría parecer de una forma al leerlo y verse muy distinto cuando estás ejerciendo. Un dato que puede ayudar es investigar sobre este ese puesto si hay un número telefónico disponible en el aviso.

Así puedes preguntar sobre los requisitos y qué habilidades o conocimientos tienen prioridad. Puedes determinar qué características puedes presentar mejor para darle una mejor imagen a tu futuro empleador. Recuerda ser muy educado y hacer solo las preguntas necesarias, porque ellos pueden estar esperando muchas candidaturas en una misma jornada.

Nota: Este tipo de situaciones suelen entrar en las preguntas trampa que realiza el entrevistador durante la sesión. Ten cuidado y estate preparado.

#5 La entrevista de trabajo no lo es todo

La entrevista de trabajo sólo es un medio formal para evaluar qué tan ideal es el candidato para la empresa. Sin embargo, esa evaluación no termina ahí. Cada interacción que tienes con tu futuro empleador se va sumando a la impresión que quieres dar, por eso debes ser educado y amable con todos los que van a interactuar contigo durante este proceso, desde la primera llamada telefónica hasta el último adiós a la recepcionista en tu salida.

#6 Identifica un problema y busca una solución

En muchos casos, las empresas abren una oportunidad o puesto de trabajo para resolver un problema o remediar algún inconveniente que hayan detectado. Estudiando y entendiendo la descripción del puesto de trabajo que necesitan puede darte pistas para detectar esa necesidad.

Si la detectas, prepara una propuesta breve y concisa sobre cómo podrías resolver el problema y cuáles son las habilidades que puedes aportarle a la empresa encontrar una solución. Por supuesto, ellos no están esperando que resuelvas este problema durante la entrevista, pero estarán muy impresionados que te hayas invertido el tiempo de estudiar su situación y tomar la iniciativa de ser proactivo. Eso les hará ver que si te contratan, puedes ser de gran valor para su organización.

#7 Revisa tu imagen en Internet investigándote a ti mismo

Los ejecutivos de captación quieren que estés seguro de ti mismo y de tus capacidades. Su trabajo es garantizar que tu perfil coincida con el que ellos buscan y que esas habilidades puedan ser demostradas y desarrolladas durante tu estancia en la empresa. Conocerte a ti mismo y saber reflejarte en el cargo que la empresa busca te dará suficiente confianza para combatir los nervios y desenvolverte mejor en las respuestas.

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Cuando tenemos una buena experiencia en el uso de un producto o servicio, se genera un sentimiento positivo y de confianza, que crea un nuevo proceso de compra que puede llegar a convertirse en un proceso inconsciente.

La idea es que aprendas a llevar el concepto de marca al terreno personal, con el objetivo de potenciar tu imagen como capital humano y hacerte visible para los demás ¿A qué esperas? ¡Crea tu propia marca hoy mismo!

Ir a la guía

#8 Revisa tus perfiles sociales y el contenido que publicas

Aunque no lo creas, son muchos los empleadores que buscan tus perfiles en redes sociales para identificar si hay ciertas actitudes contraproducentes para su organización (y va en aumento). Es necesario que observes de cerca todo lo que subes a tus perfiles personales. De todas maneras, si quieres hacer una revisión a tu contenido “anterior” (que tiene ya un tiempo), hay herramientas como Social Sweepster que identifica fotos con objetos “sospechosos” y palabras clave.

En muchos procesos de reclutamiento se rechazan candidatos porque han encontrado comportamientos inadecuados en sus redes sociales. Recuerda que los perfiles sociales pueden ser tuyos, pero eso no te exime de tenerlos bien cuidados y de evitar ciertos comportamientos y publicaciones para evitar “que te pillen”. Muchas compañías optan por revisar tus cuentas para saber más sobre tu conducta.

Nota: Te recomiendo tener 1 o 2 perfiles sociales profesionales (como mínimo, LinkedIn) y, el resto, poner un nombre diferente (o apodo) para que no se relacionen. De esta forma podrás publicar lo que quieras en tus perfiles privados y algo más profesional en los otros (que los tendrás abiertos con la información justa y necesaria).

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

Cuando se trata de marca personal o marca profesional, la creación de unos perfiles sociales óptimos es absolutamente esencial, ya sea para aumentar tu visiblidad onlineconectar con tus fans o limpiar tu reputación online.

Los perfiles en las redes sociales son la herramienta a usar ya que copan los primeros puestos en los resultados de búsqueda cuando alguien busca para tu nombre. Por ello, conoce qué elementos debes estar perfectos.

Ir a la guía

#9 Conoce tu currículum vitae y preséntalo de forma profesional

La empresa o reclutador ya ha recibido tu currículum vitae, lo han revisado y les ha gustado (es por ello que te han llamado). Sin embargo, cuando llegues a esa oficina te podrían hacer llenar una planilla de registro. En esta seguramente debes describir nuevamente tu información sobre empleos anteriores, fechas de graduación y datos de contacto. Para muchas personas recordar todo esto puede ser complicado, así que te recomiendo hacer un buen repaso de tu currículum antes de asistir a la entrevista.

De hecho, una práctica muy común es imprimir una segunda copia de tu CV como apoyo porque, además, podrían solicitártelo una vez entres a la reunión con tu próximo jefe directo o con el profesional de Recursos Humanos. Como, normalmente, el que tiene el entrevistador es uno mal impreso o incompleto (que a veces se bajan ellos mismos de LinkedIn), lo mejor es que saques tiempo para hacer un CV breve (una página) y en un formato profesional.

Nota: Por supuesto, que nunca se te ocurra mentir en el CV (al final te pillan, es muy fácil). Mientras más sincero seas, más fácil será para ti discutir tu experiencia. Es muy fácil distraerse en una entrevista, pero no prestar suficiente atención puede perjudicarte.

También te pueden interesar esta guía

como crear un curriculum vitae

El CV siempre ha sido (y sigue siendo) una herramienta fundamental para mostrar tus habilidades como profesional y buscar y encontrar trabajo. Sin ir más lejos, es la primera impresión que se van a llevar las empresas sobre ti.

No importa que estés desempleado, que tengas el mejor trabajo del mundo o que aspires a otro puesto mucho mejor, tu Currículum Vitae debe estar siempre a la altura. Por ello, te aconsejo seguir esta guía.

Ir a la guía

#10 Prepara una carta de presentación profesional e imprímela

Con el currículum vitae únicamente puedes mostrar la formación y la experiencia laboral. Esto puede resultar algo escaso, sobre todo para determinados puestos de trabajo. Por otro lado, una carta de presentación, la cual adjuntarás siempre al CV, te servirá para dar a conocer tus aptitudes y actitudes, tales como:

  • Enseñar a la empresa o al reclutador los conocimientos que tienes sobre la empresa.
  • Mostrar interés por un puesto de trabajo determinado y hasta dónde quieres llegar.
  • Mostrar tu capacidad de comunicación a la hora de escribir un informe sobre ti mismo.
  • Diferenciarte y dar un empujoncito a la empresa o al reclutador para que seleccione tu candidatura.
Nota: Es necesario explicar que existen dos tipos de cartas de presentación, la de autocandidatura y la de respuesta a una oferta de empleo, las cuales deben elaborarse de distinta forma.

Si estás interesado en un puesto de trabajo, lo primero que haces es pensar en hacerles llegar tu currículum vitae, pero si te conformas solo con eso, es posible que tu CV, por muy bueno que sea, no sea tenido en cuenta, bien porque tu currículum no resulta atrayente, o porque es resto de candidatos cuentan con una formación y experiencia similar.

Por ese motivo, es importante que adjuntes una carta de presentación a tu currículum vitae, para poder conectar con la persona o personas encargadas de adjudicar el puesto de trabajo. En la actualidad hay una competencia enorme, y para un puesto de trabajo que se oferta puede haber cientos de personas que desean ese puesto. Esto hace que sea de vital importancia poder destacarse del resto, sino lo haces estarás perdido.

Nota: Es realmente importante que te esmeres en realizar tu carta de presentación, y que no lo hagas con prisas, pues solo gracias a ella podrás mostrar tus aptitudes y actitudes y conectar de forma emocional con el departamento de recursos humanos. Quien lea tu carta, no sólo conocerá tu formación y experiencia, sino que podrá saber por qué eres la persona perfecta para ese puesto determinado y qué puedes aportar a la empresa que no pueden aportar el resto de las personas interesadas en el mismo puesto.

También te pueden interesar esta guía

como crear un curriculum vitae

Si te encuentras en búsqueda de empleo, ya sea porque estés desempleado, o simplemente, porque estás buscando un trabajo mejor, deberías conocer la importancia que tienen las cartas de presentación.

Lo primero que debes hacer para buscar trabajo es tener un buen CV, que sea atractivo y que muestre lo mejor de ti. Sin embargo, eso no es todo. Una buena carta de presentación es el mejor complemento.

Ir a la guía

#11 Recopila el mayor número de referencias y credenciales

Estas constituyen el mayor dolor de cabeza para los primerizos sin una experiencia previa de trabajo. Si este es tu caso, puedes pedir referencias a algún familiar o profesor que conozca muy bien tu desempeño, potencial y cualidades. Si has participado como voluntario, alguno de tus jefes podrían convertirse en referentes. Lo mismo sucede si has hecho alguna práctica laboral.

Nota: No te olvides de contactar con ellos antes para asegurarte de que lo que tienen que decir es positivo. Además no olvides el historial académico: títulos, diplomas, calificaciones y logros serán importantes para el cargo al que estás aspirando.

#12 Prepárate para conocer al equipo directivo de la empresa

Cada entrevista de trabajo es diferente. No existen dos iguales. Dependiendo de la organización y el rol que estén buscando, podrías ser entrevistado por un consultor de captación, un gerente de recursos humanos, tu gerente directo, todos los anteriores de forma individual, en grupo o cualquier tipo de combinación. Todos tendrán una agenda distinta para esta entrevista, por eso es importante recordar que todo acercamiento será diferente.

El ejecutivo de captación suele ser el primero en conversar contigo, porque su trabajo es revisar si tu perfil encaja en el puesto de trabajo. Este analista o consultor establece su credibilidad con cada buen candidato que se le presente. Tómate el tiempo de hablarle sobre tu experiencia en el área y explícale, brévemente, tu manera de trabajar y analizar la situación antes de actuar.

Nota: Mira su trabajo como si fuera un ejecutivo de ventas: te ofrecen el trabajo, si ellos creen que eres adecuado, serás “vendido” al gerente del área. Si les hablas de tus fortalezas y logros, ellos estarán más seguro de que eres el indicado.

#13 Practica un poco antes de la entrevista de trabajo

Muchas organizaciones en la actualidad están utilizando preguntas para evaluar el comportamiento, lo que significa que estarán esperando que les des ejemplos específicos donde hayas aplicado cierta habilidad que ellos necesitan. Si conoces algún profesional del área que te pueda ayudar con este tema, pídele apoyo para definir algunos ejemplos de cómo se puede desenvolver una entrevista.

Además, puedes conseguir muchos de estos en Internet, pero nunca mantengas una estructura demasiado recta, ni practiques discursos para tus entrevistas, porque es imposible predecir todo lo que te preguntarán en la empresa (sólo conseguirás ponerte más nervioso). Memorizar las respuestas hará que te estreses durante la entrevista y podrías saltarte ciertas cosas que sí querrías decir, o peor aún, no responder bien lo que te están preguntando.

#14 ¡Actívate! Ayúdate del ejercicio para reducir los nervios

La mejor forma de tener una mentalidad positiva y levantar tus ánimos para una entrevista es activar tu organismo. Es perfectamente normal tener algo de ansiedad cuando tienes una de estas reuniones tan importantes, pero hay que controlarla para que no se convierta en nervios.

Intenta realizar una sesión cardiovascular de 10 a 15 minutos para consumir esos nervios e ir más suave a la sesión. No solo te quitará esa sensación de angustia, sino que también activará tu metabolismo y circulación para aclarar tu mente. Ejercítate, date una buena ducha y ve a tu entrevista. Si no tienes tiempo de ir al gimnasio, puedes trotar un poco alrededor de tu zona. Esto hará maravillas por ti, haz la prueba.

Etapa intermedia: estate preparado para lo que venga

#15 Motívate para estar al 100% durante la entrevista

El estar motivado es de suma importancia para lograr el éxito que deseas en todos los aspectos de tu vida y lograr alcanzar las metas que te propongas (esto incluye las entrevistas de trabajo). Todas las personas tienen el deseo de superarse a sí mismo, pues de esa forma pueden evolucionar personal y profesionalmente. Por ello, he reunido unas cuantas frases sobre motivación y superación personal que estoy seguro que te ayudarán..

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

¿No te has sentido alguna vez tristedesanimado o desmotivado por cosas que ocurren en tu día a día? Tranquilo, nos pasa a todos, y es algo más habitual de lo que parece en la sociedad en la que vivimos.

Esta selección de frases de motivación y superación personal te van a ayudar a mejorar tu estado de ánimo y conseguir motivación extra. El objetivo es que te hagan reflexionar y ver las cosas con más optimismo.

Ir a la guía

#16 Sé escrupulosamente puntual con tu cita

Llega, al menos, con 10-15 minutos de anticipación. Por ningún motivo te arriesgues a llegar ni un minuto tarde. Este es un punto crítico y no hay ninguna excusa que pueda hacer que llegues tarde, ya que tirarás por la borda todo el trabajo hecho anteriormente. Los reclutadores suelen ser personas muy ocupadas y cierran varias sesiones al día, por lo que, si llegas tarde, es probable que tire tu candidatura (a no ser que le avises con tiempo).

Otro tema es si te comprometiste con tu entrevistador a enviarle una lista de referencias a la mañana siguiente. Si es así, asegúrate de hacerlo justo en el momento que acordaste. Mantén tu palabra respondiendo cualquier solicitud, porque eso hablará muy bien de ti y de la responsabilidad que cumplirías como empleado. Si un entrevistador te pide que llames dentro de una semana para hacer seguimiento, respeta ese tiempo. Llamar al día siguiente o antes de ese lapso mostrará un poco de desesperación.

Nota: Deja suficiente tiempo para llegar al lugar de la entrevista. Ir con prisas  hace que aumente el ritmo cardíaco y, por lo tanto, los nervios y el miedo escénico. Sin importar cuál sea tu excusa, la tardanza en tu primer encuentro con la empresa se notará. Crea una impre ión negativa y te pone detrás del resto de los candidatos inmediatamente. Llegar antes te permitirá, además, relajarte y organizar tus ideas para estar preparado mentalmente.

#17 Cuida el saludo inicial con el entrevistador

La primera impresión es muy importante y, si no es la correcta, puede dar al traste con el resto de la entrevista (siendo muy difícil darle la vuelta). El primer saludo, nada más entrar, debe ser con una amplia sonrisa, enérgico y muy correcto (nada de hacer juegos de manos). Cuando te he hablado de mi experiencia como reclutador te lo he contado, los candidatos que entran sonriendo y de forma enérgica tienen más puntos.

#18 Toma notas durante toda la entrevista

Debes tomar notas para hacer un resumen de la entrevista. El objetivo es que no olvides detalles críticos o esenciales, como posibles documentos que hayas quedado en enviar al entrevistador u otros detalles. Puede parecer algo obvio, pero puede ser la diferencia entre acordarte de un punto clave de la entrevista o no. De todas maneras, no abuses, ya que pierdes el horizonte visual con la persona que te entrevista, por lo que intenta que sean textos cortos y muy resumidos que sólo tu entiendas.

Nota: Estas notas pueden hacer que seas capaz de saber en qué punto de la entrevista estás en todo momento y que puedas incluso ayudar a recordárselo al entrevistador en un momento de lapsus (lo que te dará muchos puntos).

#19 No lleves bebidas ni comida contigo durante la entrevista

Deja el café o sandwich que hayas comprado para matar el gusanillo fuera de la oficina. Si necesitas un refrigerio, termínatelo antes de entrar a la entrevista, porque no solo es poco profesional entrar con una bebida o comida en la mano, sino que no vas a estar totalmente atento a tus principales tareas: dejar una buena impresión, responder preguntas, mantener contacto visual y escuchar a todo lo que tienen que explicarte durante el proceso.

Nota: Tener una bebida es posiblemente una de las fuentes más grandes de distracción. Por ejemplo, podrías perder el punto más importante de una pregunta mientras estás bebiendo un trago. El peor escenario de todos es derramar la bebida en la mesa del entrevistador, algo que dañaría por completo tu imagen y que debes evitar a toda costa.

#20 Viste de forma adecuada y afín a la empresa

La moda juega un papel fundamental cuando se trata de la búsqueda de empleo. Puede no parecerlo, pero tu vestimenta debe ir adecuada al tipo de empresa que te ha llamado. Debe ser una combinación de encajar en el puesto de trabajo y destacar entre el resto de los candidatos. Por supuesto, esto es un gran reto, pero valdrá la pena dar una buena impresión. Aparte de las respuestas que des al entrevistador, tu forma de vestir será un elemento clave a la hora de ser contratado. Te pongo los casos más comunes:

  • Para un empleo creativo, es común mostrar bastante personalidad, pero sin volverse muy creativo. Al ser la primera reunión, preséntate con algo conservador, pero siéntete cómodo con lo que lleves.
  • Para un empleo en atención al cliente, tu presencia debe ser impecable porque debes estar siempre de cara al público. Colores neutros, pero elegantes. En el caso del sexo femenino, no utilices demasiado maquillaje.
  • Para un empleo en moda, vístete según las últimas tendencias. Los accesorios deben ser el centro de atención: los zapatos, bolso y joyería deben ser las que demuestren tu gusto por la moda. Los tonos pasteles y clásicos mostrarán elegancia.
  • Para un empleo en el sector financiero, recuerda que esta industria sigue siendo muy conservador, así que acude a lo tradicional: traje de color oscuro tanto para hombres, como mujeres. Que tu ropa sea lisa, sin estampados, sin escotes muy marcados o tacones demasiado altos.
  • Para un empleo en el sector tecnológico puedes relajarte un poco más. Con vestirte igual de formal que las personas que están ahí estarás bien presentado. Si los hombres van en traje o las mujeres en tacones, parecería que no supieran de la industria, así que mantén buena presencia con un pequeño toque conservador.

#21 Ten paciencia y tómate tu tiempo a la hora de responder

Cuando llega el momento de hablar (si el entrevistador te cede la palabra), hay muchas personas que “vomitan”, literalmente, la información. Se creen que les van a despachar rápidamente y que no tienen tiempo suficiente, cuando nunca es así. Por ello, tómate tu tiempo, muestre un temple calmado y formal y te ganarás al entrevistador ¡ya que da gusto hablar con personas así!

#22 Sé amable y educado con el entrevistador siempre

¡Así de simple! Sé amable y educado con todos los que estén presentes (y a los que no participan). ¿Sabías que la entrevista realmente empieza cuando cruzas la puerta principal de la empresa? La forma en que tratas a todos los que te rodean, desde potenciales compañeros hasta la recepcionista, determinará si vas a obtener el trabajo o no.

Es buena idea que te mentalices de esto para que, una vez que pongas un pie en la oficina, empieces a comportarte. Al ser abierto, amigable y profesional con todos los que te encuentres (no solo tu próximo jefe directo) estás construyendo tu propio camino hacia una respuesta positiva por parte de todos. Piensa que las personas hablan entre sí y, si surge alguna oportunidad, pueden hablar bien de ti. Siempre es bueno cuidar estos pequeños detalles en tu primera visita.

#23 Siempre es un buen momento para construir relaciones

Una de las mejores maneras de estar relajado y con la mente positiva es asumir que el entrevistador está de tu lado. Los buenos entrevistadores no están interesados ​​en tener ningún tipo de tropiezos contigo. De hecho, la mayoría estarán ansiosos de que te acerques a conversar con ellos o, al menos, darán un acercamiento totalmente profesional a su entrevista.

Nota: Puedes llegar a relajarte aún más si empiezas a ver al entrevistador como alguien que quiere verte hacer lo que mejor se te da y ayudarte a reconocer tu capacidad de desempeño.

#24 Conserva la originalidad siendo tú mismo

Por favor, ten bien presente tu propia personalidad. Te será de mucha ayuda si evitas cualquier imagen que no sea la tuya, ya que, puede que, si llegas a trabajar en esa empresa, esperen algo que no eres. No pretendas ser alguien que no eres, porque podrías cometer algún error en el proceso y poner en peligro todo el trabajo que llevas hecho hasta el momento. Con tus fortalezas y debilidades ¡sé tu mismo!

#25 Sé consecuente y habla sobre lo que de verdad se te da bien

Trata de relacionar tu imagen a lo que sabes de sobre la empresa mientras respondes las preguntas del entrevistador. Por ejemplo, mientras discutes tus logros, iguálalos a lo que busca la empresa. Utiliza ejemplos que hayas encontrado en tu investigación, como destacar tus conocimientos de software con alguna implementación similar reciente en la empresa.

Si conoces cómo utilizar ciertos programas que son importantes para ese tipo de organizaciones, saca a relucir tus conocimientos técnicos. Cuando el entrevistador vea que de verdad sabes de lo que estás hablando y que puedes hablar fluidamente sobre tus capacidades en ciertas áreas, verá mucho potencial en ti y sabrá que eres alguien que conoce bien el sector y, por lo tanto, serás ideal para el trabajo.

#26 Ayúdate de ejemplos para enriquecer la conversación

¡Cuidado! Una cosa es decir que sabes hacer algo, pero otra totalmente distinta es dar ejemplos de proyectos en los que hayas trabajado y completado con éxito. Así estarías dando a conocer los buenos resultados que has alcanzado. Tu desempeño en empleos anteriores puede indicar la forma en que vas a brillar dentro de esta nueva empresa. Si tu área de trabajo lo permite, trae contigo un portafolio donde muestres todo lo que has hecho.

Si traes preparada una lista ejemplos con todo el trabajo que has realizado con éxito te estarás anticipando ante preguntas del entrevistador sobre cómo has ayudado en anteriores departamentos con tus habilidades. En este caso, siempre es mejor contestar con un enfoque específico en vez de uno general. La estructura de tu respuesta debería ser “Sí, he trabajado en eso anteriormente. Por ejemplo, se me presentó un caso en el que…” y luego de finalizar tu explicación, culminarla preguntando “¿eso responde su pregunta?”.

#27 Mantente muy atento a cualquier pequeño detalle

Uno de los atributos más necesarios, aunque también más subestimados, a la hora de hacer una entrevista de trabajo es saber escuchar y entender lo que dice la otras persona. Asegúrate de que no solo oyes, sino que también prestas atención a los detalles más pequeños. A veces no todo se trata de lo que te dicen, sino cómo te lo dicen (por eso es tan importante evitar distracciones).

Hay dos tipos de analistas de reclutamiento. Los primeros son los que llevan un proceso muy estructurado, porque de esta forma los candidatos se ven comprometidos a un nivel más organizado y serio. Esto es bastante efectivo, pero luego tenemos a los que se convierten en el mejor amigo del candidato. Su técnica es añadir cierto humor, de manera que se sientan dispuestos a compartir todos los detalles. La idea es que no te cierres a decirle cualquier cosa al consultor de recursos humanos (con ciertos límites).

Para la empresa esta modalidad es muy efectiva, pero en muchas ocasiones los entrevistados pueden cruzar la línea roja y pasarse de listos. Ante esto, mi consejo es que siempre mantengas la guardia y evita que te pillen desprevenido. Siempre actúa con profesionalidad y habla de temas que interesen a la otra persona que, por ahora, solo compartirá contigo temas de ámbito laboral.

#28 Relájate, respira hondo y evita ponerte nervioso

Podrías estar pensando que este es el trabajo perfecto para ti, pero siempre existe aunque sea una pequeña posibilidad de que no lo sea. Existen otros puestos de trabajo en otras empresas. Si tienes esto en mente, te quitarás algo de presión, porque se te podrían presentar otras oportunidades en un futuro cercano. Si crees que la entrevista va mal, relájate y aprende de esa experiencia para la siguiente oportunidad. ¡Nunca se sabe! Podrías incluso recuperarte en el camino si mantienes esta mentalidad.

Nota: Cuando la cosas no van bien, porque han contestado algo titubeando o más nervioso de la cuenta, pensar que hay vida más allá de ese puesto de trabajo ayuda a aclarar la mente y encarrilar de nuevo la entrevista.

#29 Ponte ropa del color de la imagen que quieres proyectar

¡Es este caso te quiero dar un truco de los buenos! Se trata de un consejo con el que podrás meterte en la cabeza de tu entrevistador y aprender qué quieren ver en un candidato. La idea es hacerte más competente y contratable usando la psicología. Me baso en varios estudios que indican que los gerentes y profesionales de recursos humanos responden de diferentes formas a los distintos colores de ropa.

Por ejemplo, se recomienda vestir de color azul para dar una imagen corporativa, aunque también es ideal la vestimenta negra porque sugiere potencial de liderazgo. Los colores muy llamativos como el amarillo y naranja son los peores opciones porque te hacen ver poco profesional. Por ello, he reunido los colores más importantes a la hora de vestirse el día de la entrevista:

Blanco

Organización

Negro

Liderazgo

Azul

Imagen

Verde

Creatividad

Rojo

Poder

Marrón

Confianza

#30 Adapta tus respuestas a la edad del entrevistador

Puedes saber mucho (aunque nunca será todo) sobre el entrevistador y lo que quiere escuchar basándote en su generación de edad. Tu conducta debería ser un poco diferente dependiendo de la generación a la que pertenezca la persona con quien te reúnas. No vas a hablar igual a una personas de más de 50 años, de la generación de los “Baby Boomers”, comprometida con el trabajo duro y el respeto hacia lo superiores, que a otra de 30 años, que necesita elementos mucho más visuales. Te lo explico en detalle:

  • Generación Y o Millennials (de 20 a 30 años): son muy visuales, así que un portafolio de trabajo será ideal para ellos. Una de tus habilidades principales debería ser el multitasking.
  • Generación X (de 30 a 50 años): enfatiza tu nivel de creatividad y menciona cómo el equilibrio entre vida social y laboral contribuye a tu éxito.
  • Baby Boomers (entre 50 y 70 años): haz que se den cuenta lo duro que trabajas y demuestra respeto por todo lo que has logrado en tu carrera.
  • Generación silenciosa (de 70 en adelante): menciona lo leal y comprometido que has sido durante tu paso por anteriores organizaciones.

#31 Ten mucho cuidado con tu lenguaje no verbal

¡La actitud lo es todo! O, por lo menos, gran parte. Tus expresiones y formas de responder preguntas serán los dos factores que te conseguirán ese trabajo que deseas. Para dar la mejor impresión al entrevistador muestra siempre tus palmas y mantén tus manos abiertas. Los movimientos de tus manos contribuyen a la impresión que transmites durante la entrevista. Mostrar tus palmas indica sinceridad, mientras que presionar las yemas de tus dedos formando un pequeño “techo” indica confianza en ti mismo.

Por otra parte, no querrás dejar tus palmas viendo hacia abajo, porque es un signo de dominio. Te recomiendo evitar dejar tus manos abajo, porque parecerá que tienes algo que ocultar. Además, tocarte los dedos de forma desordenada es muestra de impaciencia, doblar los brazos indica cierto tipo de decepción y el uso excesivo de gestos puede ser un factor de distracción.

Nota: Ten mucho cuidado con el lenguaje de tu cuerpo durante la entrevista de trabajo. Muchas veces tú estarás diciendo una cosa y tu cuerpo otra. Por ello, es crítico que practiques delante un espejo o una cámara para detectar puntos flacos y evitarlos durante la sesión.

También te pueden interesar esta guía

como crear un curriculum vitae

¿No te ha pasado alguna vez que no tienes que decir nada para entender a otra persona, o viceversa? Estoy seguro que sí, y el culpable es la comunicación no verbal o  la manera de expresarse a través del cuerpo.

La mayor parte de las veces es este tipo de comunicación o lenguaje lo que prima a la hora de un primer contacto con alguien, ya que nos da una primera imagen, esa que tan difícil es de borrar o cambiar después.

Ir a la guía

#32 Copia el lenguaje corporal del entrevistador

#33 Sé realista y acepta tus debilidades

Cuando el entrevistador una pregunta tan habitual como “¿cuál es tu mayor debilidad?”, tu impulso inicial es crear una respuesta estratégica que, en realidad, hará énfasis en una de tus fortalezas. Por ejemplo, los candidatos suelen decir “soy demasiado perfeccionista” o “suelo trabajar demasiado”. Si lo piensas, realmente no estás contestando a la pregunta y eso puede molestar al reclutador.

Existen muchos estudios indicando que esa técnica de hablar de tus habilidades con un tono de queja puede ser contraproducente en las entrevistas de trabajo. Es mucho más inteligente tener una respuesta única y propia. Puede ser algo como “a veces puedo perder el orden de mis tareas”, en cuyo caso estarías sonando mucho más honesto y continuarás tu entrevista con fluidez (te lo recomiendo).

#34 Conecta con el entrevistador incluso antes de empezar

La mejor forma de iniciar una entrevista es no ser tú quien la empiece. Evita tomar la iniciativa de todo el proceso ante la persona que te esté evaluando, deja que ella tome el control y sea la primera en establecerlo. De otra manera puede parecer que “vas de listo” o “eres dominante” y, aunque hay algunos trabajos que requieren de esta competencia, no es necesaria para el 90% de trabajos restantes.

Sería ideal tomar esos momentos previos para formar una relación con el entrevistador. Recuerda, estarán entrevistando a decenas de personas antes y después de ti, por lo que sólo recordarán a quienes sobresalen por las razones concretas. Las empresas quieren trabajar con gente con quien se pueden conectar y relacionar, por eso tomarse la molestia de conversar amablemente hará que te vean como una persona buena, amigable e interesante. Tu meta en esta entrevista debe ser conversar fluidamente.

#35 Intercambia los roles con el reclutador y hazle preguntas

Una buena entrevista va más allá de estar sentado en una oficina, preparado para que simplemente te hagan preguntas y tú responderlas. También es una oportunidad perfecta que puedes aprovechar para aprender sobre el trabajo, la empresa y tu potencial rol en esa organización. Asegúrate de preparar algunas preguntas importantes antes de tu entrevista y una vez que estés ahí, encuentra el momento perfecto para hacerlas.

Además, cuida que esas preguntas sean muy precisas y busquen reforzar la idea de que tú eres el candidato ideal (o, si no, se pueden volver contra ti). Es fácil hacer una lista con preguntas que tienes que hacer al entrevistador. Por ejemplo, si sabes que la empresa tiene la colaboración como una de sus principales cualidades, querrás preguntar algo como:

En anteriores empleos he estado en ambientes donde he trabajado en equipo y he visto que una de mis principales habilidades es la de colaborar y buscar buenos resultados en equipo. ¿Qué tanto se toma en cuenta la integración de equipos en su forma de trabajo? ¿Dentro de los procesos de su organización, el hecho de ser colaborativo me podría ayudar a agregar valor a su área?

#36 Apaga y guarda el teléfono hasta el final

Antes de entrar en la entrevista, pon tu teléfono en silencio o apagalo (si vibra, te puede distraer). Atenderlo durante la reunión no solo es de mala educación, sino que deja un mensaje bastante claro a tu próximo empleador que este trabajo no es tu prioridad. Por esa razón, no atiendas mensajes ni llamadas durante la sesión. Mucho menos llames a nadie, déjalo para después. Podrías estar muy tentado a hacerlo, pero lo más sensato es guardarlo y olvidarlo hasta que salgas de esa oficina.

Etapa final: aclara los detalles y deja huella

¿Creías que habías terminado? Lo siento ¡pero no!. Ahora es tu momento, ya que tienes que tomar la iniciativa y hacer seguimiento al proceso de reclutamiento. Nunca jamás te quedes de brazos cruzados a esperar a que el empleador te consiga un puesto. La buena impresión continúa hasta después de salir de tu entrevista. Esto son los últimos trucos que te ayudarán a dejar el pabellón bien alto:

#37 Ofrece una tarjeta de visita al entrevistador ¡y sorpréndele!

Popularmente una tarjeta de vista es conocida como una recopilación de los datos más destacables de una persona. Pero dicha percepción puede ir mucho más allá. Por ello, es muy importante definir qué información vas a incluir. Lo primero y principal para crear una estructura adecuada para la tarjeta es tener muy claro lo qué quieres transmitir. Me gustaría enumerar algunas de las ventajas más destacadas de disponer una tarjeta de visita:

  • Imprimen notoriedad en la marca que se está publicitando, ya que se divulga la misma, y se ganan contactos mediante este ejercicio.
  • Es una herramienta que te permite estar en contacto con la empresa que necesita cubrir el puesto de trabajo de forma fácil y rápida.
  • Pueden ser fabricadas en una gran variedad de texturas, materiales y formas, todo esto para agregar la personalidad necesaria a las mismas.
  • Los datos contenidos en las tarjetas de visita pueden ir más allá que de un nombre, profesión y número telefónico, hoy en día es común incluir direcciones de correos electrónicos, e inclusive sitios web y usuarios en las redes sociales, como es el caso de Twitter, Facebook, Instagram, Tumblr, Snapchat, y Pinterest.

No se puede comparar la tarjeta de un abogado a la de una organizadora de bodas (la apariencia debe estar alineada con la tipografía y colores). Es esencial decir lo justo y necesario, por lo que, entre los datos básicos, se encuentran el nombre y apellidos (o nombre de la empresa en tal caso), el cargo o profesión (si se trata de una empresa ¿a qué se dedica?) y alguna forma de contacto (ya sea un número telefónico, un correo o una dirección física).

Otra parte, la presentación, es tan indispensable como el contenido que lleva escrito. Una imagen clara y directa, ayudará a que lo que se desee transmitir llegue mucho más rápido al destinatario. Uno de los elementos esenciales es el tamaño que la misma tendrá, y aunque se vale ser original en el estampado de la  tarjeta, lo mismo no aplica cuando se trata de las medidas. Por norma general, las tarjetas de visita son rectangulares con 85×55 mm, de esta manera entran en cualquier tipo de billetera.

Su diseño también debe ser limpio, con la cantidad justa de decoración, y sin abundar en datos que es probable, la mayoría no se detenga a leer. El contenido debe ser fácil de leer, para ello ayuda dejar margen en los cuatros lados de la tarjeta. Con respecto a los elementos que puedan existir, es decir, logos o imágenes, e incluyendo las mismas letras, es indispensable que cada ítem tenga su propio espacio, y que por ende no se sobrecargue el limitado espacio de dicha tarjeta.

Nota: Los datos contenidos en las tarjetas de visita pueden ir más allá que de un nombre, profesión y número telefónico, hoy en día es común incluir direcciones de correos electrónicos, e inclusive sitios web y usuarios en las redes sociales, como es el caso de Twitter, Facebook, Instagram, Tumblr, Snapchat y Pinterest.

También te pueden interesar esta guía

como crear un curriculum vitae

Empleadas desde sus comienzos como elementos exclusivos de la clase alta, las tarjetas de visitas han estado presentes en la historia de la humanidad y son una herramienta indispensable del marketing.

Aunque su uso ha caído, eso no quiere decir que no tengas que tener una. Conoce cuáles son sus ventajas, cómo crear una profesional paso a paso y las herramientas y plantillas para poder hacerlo.

Ir a la guía

#38 Agradece a la empresa la oportunidad que te ofrece

Tómate el tiempo de darle las gracias al entrevistador por la oportunidad. Esto no solo es buena educación, sino que refuerza tu interés en el puesto de trabajo. Utiliza una pequeña carta de agradecimiento, donde puedes agregar ciertos detalles que hayan surgido durante la entrevista (eso dará cuenta de que tomas notas y de que lo haces bien, por lo que deja claro que eres ordenado y eficiente).

También puedes considerar dejar una última impresión de ti mismo recordando muy brevemente cuáles serían tus contribuciones a la empresa. Esta carta de agradecimiento es una oportunidad perfecta para discutir cualquier tema de importancia que no haya salido a flote durante la reunión. Ten en cuenta que siempre debe ser un texto muy corto y directo al grano ¡Un párrafo es suficiente!

#39 Controla el tiempo de decisión de la empresa

El tiempo de decisión puede ser largo. Ten presente los tiempos que se mencionaron durante la entrevista y, si el entrevistador mencionó que llevaría una semana tomar la decisión, entonces llama en una semana para reiterar tu interés y consultar el estado del proceso de contratación. De nuevo dejas claras señales de tu interés y de que sabes realizar una labor de seguimiento, una competencia importante para muchas empresas.

#40 Sigue realizando un seguimiento a la empresa

¡Esto no ha terminado! Prepárate para entrevistas adicionales o para recibir llamadas de seguimiento. Sigue investigando sobre la empresa y el sector en general. Obtén nueva información sobre ciertos temas específicos de los que aún no tengas suficiente conocimiento, pero que hayas visto en la empresa como uso cotidiano. Piensa en más preguntas para hacerle al futuro empleador.

Nota: Todas estas acciones le mostrarán a la empresa que no has perdido interés en ellos y que no has dado por terminado el proceso de reclutamiento.

#41 Analiza cómo te hizo sentir la entrevista

Si sientes que hubo algún comentario que te haya hecho sentir incómodo, escríbelo y piensa bien qué pudo haber significado, al igual que todos los pequeños detalles que te hayan gustado y los beneficios que te hayan ofrecido. Todo esto te ayudará a determinar si el puesto de trabajo o la empresa que te llamó se ajustan a lo que estás buscando. Pregúntate: ¿esta empresa es realmente buena para mí? ¿Te ves creciendo dentro de la organización? ¿Podré adaptarme a su cultura?

Naturalmente, el trabajo del postulante es tratar de impresionar al potencial empleador pero, al final de todo, la última decisión es tuya. Al momento de recibir la llamada, debes elegir entre decirle a la empresa que tienes otros intereses o quieres empezar a trabajar con ellos, pero recuerda evaluar muy bien la posibilidad que se te está presentando (así evitarás arrepentimientos e incomodidades).

#42 Hasta que te contraten, la búsqueda no para

¿Sigues en una búsqueda activa de empleo? ¡A qué esperas! Sigue investigando, enviando tu currículum vitae, haciendo llamadas y averiguando posibles puestos de trabajo que cumplan con tus intereses. Podrías haber salido muy bien de tu entrevista pero, si aún no se ha cerrado un trato, lo recomendable es que continúes el proceso de búsqueda.

Nota: Nada está garantizado hasta que finalmente te contraten. De hecho, si crees que te fue bien en una empresa y crees que puedes integrarte perfectamente, pero aún no recibes la oferta, busca cuál es su competencia directa e investiga si tienen cargos disponibles.

Bonus: Siempre ten un talante ganador

Sube de nivel en las entrevistas de trabajo

En efecto, las entrevistas de trabajo pueden ser una experiencia que puede provocar ansia y nervios, por  ello requiere de mucha preparación. Sin embargo, debes entender que juegan un papel clave a la hora de determinar si la empresa y el candidato son compatibles. Sigue mis consejos y trucos y tendrás una búsqueda de empleo fructífera que te hará desarrollar tu perfil como profesional de la mejor forma posible. Es tu oportunidad perfecta para:

  • Dar una buena impresión: El currículum vitae es tu carta de presentación, pero a través de la entrevista es donde te das a conocer realmente. Tu apariencia física y habilidades de comunicación durante el interrogatorio son claves para la toma de decisiones del entrevistador. Este proceso evalúa tu personalidad y dirá si te ajustas al perfil que busca la empresa para tener una carrera profesional en la misma.
  • Intercambiar información: Las entrevistas de trabajo son una calle de dos vías cuando se trata de la información. El entrevistador aprenderá sobre ti y tus antecedentes, pero tú también puedes hacer preguntas para obtener datos adicionales sobre la expectativa del trabajo, los procesos de la empresa y su cultura organizacional.
  • Tener la oportunidad de venderte: El entrevistador estará destacando los aspectos positivos de su empresa, como planes de crecimiento, cómo puedes obtener mejores oportunidades trabajando para ellos y cómo son reconocidos en su sector pero, al mismo tiempo, tú estarás ofreciéndote como profesional, mostrándote en tu área de experticia, dando a conocer tus habilidades y atributos personales positivos para demostrar por qué eres bueno en lo que haces.
  • Recorrer el campo laboral: Las empresas reciben muchos solicitantes cuando abren un puesto de trabajo al público, así que las entrevistas son una oportunidad excelente para hacer sonar tu nombre en el campo laboral. Cuando los postulantes tienen buenas habilidades que tengan mucha demanda, pueden utilizar este proceso para ayudarte a determinar qué empresas serán las que, en última instancia, se ajustan mejor a tus necesidades.
#MegaGuia de la #EntrevistadeTrabajo: 42 TRUCOS infalibles para hacerte con ella 😎 Haga clic para Tweet

¿Qué te han parecido mis trucos para dominar la entrevista de trabajo? ¿Crees que me he dejado algo? ¿Tienes alguna experiencia que quieres contar? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pido es que dejes un comentario. Da igual que sea o una duda o un simple gracias, pero me alegraré mucho de leerlo y responderlo.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo

 

También te puede interesar esta guía

lista suscriptores

¿En busca de un puesto de trabajo? ¿Es por necesidad o estás harto y buscas un cambio en tu vida? No importan, sea cual sea tu duda o pregunta, quiero que conozcas esta guía de empleo.

En esta guía vas a encontrar todo lo que necesitas para buscar, encontrar y mejorar tu trabajo. Llevo tiempo hablando sobre entrevistas de trabajo y curriculum vitae y se de lo que hablo.

Ir a la guía

2017-07-22T12:52:15+00:00

Es autor del contenido es

Ignacio Santiago
Soy muchas cosas, pero todo empezó como Blogger. Desde ahí he crecido como especialista en Marketing Online, aunque con mucha experiencia en Diseño Web, Blogging, SEO y WordPress. Ayudo a empresas y autónomos a crear, mejorar y potenciar su presencia y visibilidad en Internet, dándoles las herramientas que necesitan para tener un branding con una base muy fuerte, que inspire confianza y que genere ventas.

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario