Habilidades Profesionales y Personales Que Demandan las Empresas

>Habilidades Profesionales y Personales Que Demandan las Empresas
Habilidades Profesionales y Personales Que Demandan las Empresas 2017-07-08T18:57:26+00:00
Volver al anterior capítulo
Volver al principio
Ir al siguiente capítulo
30%

El futuro de los empleos, a nivel mundial, está cambiando. Antes sólo con un simple título se tenía la oportunidad de aplicar a diversos trabajos que aseguraban un futuro provechoso. Sin embargo, con la llegada de las nuevas tecnologías, la interrelación de múltiples profesiones, la crisis económica y la innovación constante en una población cada vez más dinámica lleva a que los profesionales tengan que contar con una serie de competencias y habilidades que les permitan maximizar sus roles corporativos.

guia carreras profesiones mas demandados con futuro

Todo esto con el objetivo de ganar credibilidad entre sus compañeros y superiores, resolver asertivamente los problemas que puedan generarse y mantenerse activos en el mercado laboral. La realidad es que los empleados deben estar en constante evaluación, no sólo por parte de la institución que representan sino también por sí mismos. ¿La razón? Evaluar las habilidades y aptitudes tanto personales como profesionales puede incrementar las posibilidades y el nivel de performance y de acción.

Recientemente diversos estudios internacionales han evaluado a ejecutivos de mucho éxito, en diversos países y economías, los cuales han mostrado las herramientas (técnicas o no) con las que deben contar los expertos en la actualidad dado que son las más demandadas por empresas a escala global y serán un punto crítico de análisis y selección para los empleos en 2017.

Adicionalmente, es importante compartir que entre los sectores que están ofreciendo un mayor número de oportunidades laborales y con una increíble proyección para el próximo año, son las que hacen destacar al área digital, seguros y finanzas, salud y bienestar, tecnología y educación.

Habilidades profesionales y personales con más demanda

Con la premisa anteriormente mencionada, y con base en las exigencias que hoy por hoy se presentan de manera general, traemos una lista completa de las competencias y habilidades que debes tener y/o empezar a trabajar en pro de tu desarrollo, te detallamos:

  • Flexibilidad cognitiva, refiere a pensar paralelamente en diversos conceptos. Es decir, ver diferentes frentes ante un problema o situación con la finalidad de blindarse ante todas las amenazas, a su vez que las convierte en oportunidades permitiendo mejorar sus fortalezas. En otras palabras, contar con una visión estratégica e integral desde diversos ángulos o respuestas frente a un mismo contexto.
  • Capacidad de negociación y persuasión, en toda profesión se necesita establecer acuerdos con aliados, proveedores de servicio o clientes; por esta razón, siempre el ganar-ganar se afianzará en la competencia de establecer pactos y cumplirlos. Esto suele ser especialmente destacado en puestos y/o empleos relacionados con informática, administración y finanzas, analistas de datos, desarrolladores de software, diseños de toda índole, ingeniería y relaciones públicas.
  • Orientación en la atención al cliente en pro de los servicios brindados, ciertamente es una habilidad de relevancia que va cada día en incremento, siendo uno de los  puntos de descarte más importantes. Pues debido a la automatización se destruyen roles dentro de compañías, por lo que es de suma importancia hacer ver el valor personalizado de ayudas, servir y satisfacer a nuestros consumidores. Por ejemplo, podemos mencionar las centrales telefónicas, buzón de sugerencias, servicios post venta, cobranza bancaria, entre otros.
  • Criterio propio para la toma de decisiones, entiéndase como lacapacidad de estudiar el creciente aumento de información y datos que acumulan las empresas para tomar decisiones. Sin embargo, las gerencias y supervisiones se ven en la obligación y la necesidad de tomar decisiones que lleven a alcanzar los objetivos que le fueron planteados. Para ello, se debe ver sin titubeos y con un conocimiento y argumento sólido que sustente la decisión, siendo esto un riesgo en todo momento. Quien no toma decisiones, simplemente no es de interés para la empresa, pues necesitan, cada vez más, personas decididas que asuman las consecuencias de sus actos sin necesidad de consultar a toda la organización.
  • Inteligencia emocional, aunque no se crea es necesaria para el punto anterior, ser objetivos es la premisa. Además, las computadoras todavía no saben analizar del todo a las personas y su comportamiento, por lo que con esta competencia son muchas las puertas que se pueden abrir. Está conectada con toda lo acertado que puede ser el proceso de gestión en cualquier organización de renombre, responsable, con calidad y seguridad de ejecución.
  • Coordinar, es más que sólo mandar, en sí refiere a una habilidad social que brinda la oportunidad de colaborar de manera ajustada a las decisiones que tomamos en pro del impacto que la misma generará al entorno directo e indirecto. Trata sobre la responsabilidad de accionar y de liderar a equipos multidisciplinarios en pro de la meta establecida.
  • Manejo asertivo de personal a cargo. ¿Cómo podemos definir una de las labores más complejas que presenta el trabajo que necesitas en 2017? Pues, simplemente como la herramienta que implica ser capaz de motivar y ampliar las habilidades y crecimiento de otras personas que dependen de ti para alcanzar objetivos y tú dependerás de ellos para que estos sean los que se esperaron en el tiempo y la calidad que se necesitan. Una interdependencia pues. Sin exagerar, es una de las competencias más demandadas en gerentes de industrias, agencias y en medios de comunicación social.
  • ¿Te suena? Creatividad e innovación. Según históricos en el año 2015 se encontraba como una de las últimas en el cuadro de competencias básicas para gerentes, en la actualidad es considerada indispensable en cualquier profesional que se respete. Las empresas dan especial valoración a la capacidad de determinar la manera que debe usarse y/o aplicarse la tecnología y con ella la creación de novedades para el mercado en el que se opere, bien sean estos productos o servicios.
  • Pensamiento calificador, es necesario e imperativo el poder establecer e identificar fortalezas y debilidades antecediéndose a los hechos, generando diversidad de enfoques que permitan mermar impactos o pérdidas en la compañía y en caso necesarios solventar los mismos.
  • Resolución de problemas complejos, en algunos casos, mal llamadas crisis. Aunque las empresas cuentan con información clasificada y relevante sobre su operatividad y la de la competencia, esta habilidad es cada vez más demandada debido al entorno tan cambiante, la inclusión de las opiniones de consumidores en las redes sociales y además la constante evolución de emprendimientos que tienen sumo éxito y receptividad en la sociedad actual. A decir verdad es tan requerida esta competencia – que aunque parece obvia no todos los profesionales la poseen – que se estima que sea requerida para por lo menos el 40% de todos los puestos de trabajo sin necesidad de superioridad jerárquica. ¡Ponle el ojo!

Además de éstas existen otra serie de herramientas más determinantes que pueden establecer la personalidad de los profesionales, estas también suelen ser evaluadas por los especialistas en procesos de selección para ocupar diversos roles dentro de una organización. Pueden hacer descarte a través de herramientas técnicas, exámenes y dibujos o simplemente la entrevista laboral posterior.

Sin embargo, es muy importante que los profesionales que quieren mantenerse o incursionar en el mercado laboral en el venidero año, 2017, estén atentos a su nivel de capacidad cognitivo de estas, entendiendo auto-críticamente qué puede ser mejorado y qué definitivamente debe trabajarse con más ahínco. No podemos dejar de mencionar la lista de facultades básicas que te asegurarán el éxito y que además te acompañarán en todo momento consiguiendo todo lo que te planteas, a saber:

  • Confianza en sí mismo o conocida también como auto-confianza. Sin duda alguna quien no cree en sí no puede creer en su trabajo, le cuesta la toma de decisiones y además pierde la credibilidad de su equipo. Mientras el cargo es más elevado en el ranking corporativo, más confianza se debe tener. No hay líder que no tenga seguridad de acción, así como no hay seguidor que no crea en lo que su guía dice. No es sencillo, pero contar con el conocimiento y las competencias técnicas mencionadas, brinda mayor determinación en esta visión personal que impacta directamente en tu trabajo. ¿Crees o no crees en tu criterio?
  • Capacidad de síntesis. Por allí suelen referirse al “corto, conciso y certero”. No es más que la capacidad de analizar, resumir y generar una conclusión sobre algo, en pocas palabras con claridad y sin confusiones.
  • Organización y planificación. Quién no sabe qué debe hacer y en qué tiempo debe hacerlo, no lo hace. O no, con los resultados que debe realizarlo. La planificación es la herramienta fundamental para el desenvolvimiento y cumplimiento de procesos. Valorado además por todas las empresas del mundo. De hecho, hay cargos que sólo se contextualizan a través del ¿Por qué es tan importante? Porque este proceso contempla los pasos de hoy, los que se aproximan y a los que debemos llegar como organización.
  • Comunicar lo es todo. Con el pasar de los años las compañías nacionales e internacionales se han dado cuenta que todo comunica, incluso el silencio. Han formado a sus líderes y cabezas de equipo en buenos comunicadores que transmitan los mensajes clave de la compañía con las finalidades que fortalecerán el negocio. Los comunicadores sociales han empezado a ser más valorados y aquella subestimación de los procesos comunicacionales han quedado atrás. Ahora los gerentes no sólo deben saber qué decir; sino además deben saber cuándo, cómo, en qué momento, por qué y para qué se debe decir. ¡Ponle ojo!
  • Orientación al detalle. Sin duda, tu competencia y tu organización hace lo mismo. Lo que las diferencian son los detalles, aquellos que muchos están atentos de detectar y por los que pagarían incluso mucho más dinero, por recibirlos. A esto deben apostar los profesionales que en 2017 quieran seguir creciendo. Señores, los detalles sí importan y mucho. Si debe tomarse más tiempo en sus procesos, planifique, pero no permita que un trabajo mal gestionado salga a la luz.
  • Responsabilidad. El cliente siempre escoge al que cumple sus expectativas. Esto aplica desde llegar puntual a una reunión previamente pautada, que habla del respeto y la gestión del tiempo; hasta no dormir por entregar el trabajo y/o producto en la fecha prometida. No se deje engañar, los clientes no perdonan los errores y la única certeza que una compañía tendrá de tu trabajo, es que seas responsable antes, durante y después de realizarlo.
  • Perseverancia. ¡No rendirse! Eso ha destacado a quienes son exitosos. ¿Tú lo eres o quieres serlo?
  • Capacidad de aprendizaje y adaptación. Dos cosas que van de la mano, pues la primera debe ser la constante de mejora en los procesos y la segunda no la determinamos nosotros sino nuestro target objetivo y su dinamismo en un mundo meramente globalizado. No hay opción.
  • Motivación por el logro. No importa lo que haya que preparar para estar a la altura, si no se cumple la meta, fallamos. Al contrario de lo que muchos creen la motivación debe estar basada en alcanzar o más aún sobrepasar los objetivos que se nos han confiado. Esto es lo que quieren las empresas, el proceso importa y es valorado, pero el resultado es lo que realmente esperan de ti. Las preguntas que entonces debes hacerte son: ¿tengo el objetivo claro? ¿Es realista? ¿Puedo lograrlo? ¿Cómo llego a la meta?
  • ¡Bingo! Pensaste que se nos había olvidado, pues no. ¡Capacidad para trabajar bajo PRESIÓN! ¿Cuántas veces no te han hecho esta pregunta? Seguramente miles. Pues es obvio, pues las empresas saben que el dinamismo es abrumador, pero no pueden por ello perder su visión estratégica. ¿Qué hacen? Buscan personas que puedan adaptarse a este sistema, sin dejar de lado la calidad del trabajo entregado. Un reto, pero es una competencia que te colocará en el top of mind con el público interno y externo de la compañía
  • Por ahí dicen que los Millennials no son comprometidos. ¿Será esto cierto? Esto se argumenta en que no tienen una trayectoria amplia en sus cargos, que no son fieles a una misma compañía y que no se casan con sus jefes. Pues es la verdad, pero no necesariamente esto significa que no hay compromiso. Por esta razón, debes evaluar cuál es el alcance de tu gestión y aportes a la empresa en la que aplicas para un cargo laboral. Para cualquier organización es fundamental creer en ello para asignarte objetivos medibles en el tiempo.
  • Orientación al cambio. Las mentes abiertas son importantes y es lo que quieren los directivos. Atrás quedaron las reuniones cerradas y el “no” a nuevos procesos. Ahora es determinante para sobrevivir. Es por esta razón que una de las competencias más buscadas para 2017 es no resistirse a lo nuevo. El cambio es una constante que todos deben tener como premisa para innovar y pegarla del techo. No sigas a nadie, permite que tu labor ponga de primera a la empresa que representas y con ello, serás premiado.
  • La excelencia y pro-actividad. Si te contratan es para que te adelantes a los acontecimientos y que tu capacidad de respuesta no sea una sorpresa poco grata. Esto tiene dos cosas: 1) debes ser proactivo y esto quiere decir que dejes de actuar solo cuando es necesario; inventa y aplica para testear que vas por el camino correcto o qué debes corregir si es el caso y 2) la excelencia siempre debe ser el desencadenante de tu gestión y la de tu equipo.

Pero como nunca es tarde, por más trayectoria que tengas y aunque tengas 20/20 en nuestras listas, te sugerimos visualizar de manera equilibrada, pero oportuna las siguientes competencias que seguirán sumando más y más a tu currículo y al ascenso de tus roles en cualquier institución. ¿Sabes a qué nos referimos? No, sigue leyendo:

  • Formación continua. Que el candidato se haya preocupado por seguir formándose durante su carrera profesional es un aspecto muy bien valorado por las organizaciones, de hecho muchas organizaciones a escala mundial se prestan para fomentar este tipo de acciones, bien sea ellos financiando estos procesos o solicitándolos para ascensos dentro de la jerarquía. Por eso, nunca es tarde para hacer ese master que te gustó, fortalecer tu actividad empresarial con un posgrado o sacar un MBA o un PHD si ya estás casi en la nube.
  • Experiencia internacional. A veces el crecimiento puede venir de la mano de otras fronteras. Por esta razón muchas compañías colocan candidatos en sus filiales extranjeras con objetivos claros. Suele pasar en altos mandos, pero siempre hay posibilidades según las habilidades del perfil.
  • Constancia y humildad. Ser capaz de afrontar situaciones complicadas, así como mantener una actitud humilde ante los éxitos conseguidos, son aspectos muy valorados por las empresas. A nadie le gusta trabajar con engreídos y que poco valoran los procesos y esfuerzos de la gestión que realizan sus empleados. ¡Ojo pelado! Esto aplica para todos los cargos, incluso y/o más aún para los dueños de las organizaciones.
  • Polivalencia. ¿No tienes idea a qué refiere este término? Pues presta atención, porque es cada vez más solicitado por empresas que requieren que un mismo candidato desarrollo funciones de distintos tipos. Por lo general el enfoque se demanda en cargos directivos y/o intermedios; sin embargo, en mercados donde la crisis es fuerte, suelen ser necesarios por todo el staff del organigrama.
  • Valor añadido, ese plus que todos queremos obtener. Las empresas buscan personal que no sea capaz de desempeñar unas labores concretas, sino que aporten algo más a la compañía, que sea algo tangible y de valor. Este punto tiene mucho que ver con la pro-actividad, pero es que no solamente debemos aplicar lo que se nos pide, debemos proponer y dar mucho más de eso. Este punto, diferencia a los empleados que se hacen prácticamente indispensables ante los ojos de sus jefes, y esto es algo muy positivo, más en mercados tan raramente inestables.
  • Capacidad de liderazgo. Un buen directivo debe saber cómo motivar, gestionar y dirigir a su equipo para alcanzar los objetivos fijados por la empresa; si no es así no es un líder, simplemente es un gerente común. ¿Quién quiere esto hoy en día?

Como vez, el mercado laboral se vuelve cada vez más exigente, lo que representa un reto enorme para los estudiantes y profesionales activos. No sólo esto quiere decir que de no ponerse las pilas pueden ser sustituidas sin remordimiento ni en el tiempo esperado; sino que además habla del valor que se le da a la “integralidad”.

Integral, no quiere decir improvisar. En este sentido se argumenta del interés por hacer las cosas bien, en el tiempo correcto, ahorrando el mayor capital posible a la empresa y liderado a veces por la misma gente. Es investigar, crear, armar y formarse sin pensar que ya se sabe todo lo que se necesita. Es arriesgarse a averiguar qué quiere el público objetivo al que nos estamos dirigiendo.

En muchos casos los gerentes se quedan con los resultados de estudios de mercado fríos, la verdad es que debemos generar emociones, ser más cercanos con nuestra gente y con nuestra audiencia, invertir tiempo y dinero en talento humano según sus posibilidades y potencialidad, pero también es cierto que los ejecutivos deben empezar a invertir ellos mismos en fortalecerse.

No en vano muchos profesionales se han independizado y es que las empresas están quedando atrás en un mercado donde el personal debe hacer tanto a veces por poco, por lo que prefieren optar por estar freelance. Sin embargo, aunque es positivo, hay que hacer trabajo y dejar legados para generaciones de relevo; lo cual a veces no se puede lograr desde tu casa y con un computador. ¿Qué pasaría entonces con organizaciones sin fines de lucro con labores clave para la sociedad? ¿Qué pasaría con la innovación constante de procesos tecnológicos? ¿Qué pasaría con los estudios universitarios?

Las competencias y habilidades que necesitas para el 2017 están al alcance de conocer tus deficiencias, tus retos personales, tus gustos empresariales y la proyección de ser lo que quieres ser aportando todo lo que sabes en pro de una causa justa, productiva y enriquecedora para ti y para la sociedad del mundo entero. Nos quedamos con la conclusión que estos puntos, aquí expresados para darte la visión del próximo año, se pueden resumir en ser la excelencia que pedimos en los demás.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo

 
Volver al anterior capítulo
Subir al índice
Ir al siguiente capítulo

Guía del empleo: Busca, encuentra y mejora tu puesto de trabajo

Volver al principio
Nota: Los capítulos tienen un orden concreto pero, si quieres saltar directamente a alguno de ellos, haz click sobre el icono. Una vez que hayas superado y dominado cada uno de los capítulos de mi guía para encontrar trabajo, podrás enfrentarte a cualquier entrevista de trabajo o entrevistador sin miedo a fallar y encontrar el trabajo que mejor se adapte a tus necesidades. Si necesitas ayuda durante el proceso, por favor, ponte en contacto conmigo en cualquier momento.

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario

Sígueme y te tendré bien informado