CREAR Tu Web GRATIS o CONTRATAR a Agencia o Diseñador Web

CREAR Tu Web GRATIS o CONTRATAR a Agencia o Diseñador Web

La afición reciente el DIY o fabricar y crear cosas uno mismo ha ido creciendo y extendiéndose. Le estamos cogiendo cierto gusto a cocinar, tejer ropa, fabricar muebles, pequeños gadgets para el hogar, etc. Esta tendencia, mezclada con las nuevas tecnologías, no ha hecho más que explotar, sobre todo en lo que a marketing online se refiere. El pequeño emprendedor o empresa quiere hacerse su propia web, gestionar sus propias campañas de Facebook Ads, llevar el SEO de su sitio web, etc, dejando de lado el servicio profesional de terceros ¿Es esto una buena idea? ¿Es posible? ¿Cuándo se debe hacer y cuándo no? Deja que te lo cuente todo.

crear pagina web gratis contratar agencia diseñador web

El planteamiento tiene 2 lados. Por un lado, un emprendedor o pequeño negocio que, por cuestiones de dinero o desconfianza (esta última cada vez más extendida), tiene una idea metida en la cabeza: “Para qué voy a contratar a un profesional si puedo hacerlo yo mismo por mucho menos“. Por otro, una agencia o diseñador web freelance que, buscando ofrecer un servicio profesional a emprendedores y pequeñas empresas que quieran crear un sitio web para aumentar su visibilidad digital, tienen otra idea rondando:  “Cuando tu coche pierde aceite ¿Vas a un taller o te pones a arreglarlo tú mismo?“.

Como verás, ambos lados pueden estar en lo correcto o equivocarse (y llevar a engaños). Te adelante que el tema que estoy tratando en este artículo da para mucha conversación y, aunque no me gusta posicionarme por uno o por otro, esta vez voy a una excepción. De hecho, he de avisarte que yo ofrezco servicios de WordPress profesionales para particulares y pequeñas empresas, lo que, junto con muchos años de buscarme la vida y tirar de DIY, me ha hecho darme cuenta de cosas que he hecho bien y mal, lo que me ofrece una perspectiva muy amplia, ya que a eso hay que añadir que estuve en varias empresas gestionando el gasto de este tipo de detalles.

Índice

DIY, DIWO o “DIWP” ¿Qué son y cuáles son sus diferencias?

El DIY (Do It Yourself) o Hazlo Tú Mismo se asocia generalmente a movimientos anticapitalistas y tiene su origen en la cultura Punk con la producción casera de cualquier cosa (desde ropa a música. Esos tiempos pasaron y, en la actualidad, se asocia con el aprendizaje y el autodesarrollo, ya que contribuye a un ejercicio de habilidades personales. Con el desarrollo de una tecnología como Internet, donde se puede compartir abierta y gratuitamente el conocimiento, este movimiento es imparable.

DIY es un movimiento que nació ante la necesidad de producir uno mismo cualquier cosa (desde ropa a música).

De todas maneras, no todo tiene porque ser bueno, ya que también existe una tendencia crítica hacia este movimiento ya que se potencia, según sus detractores, el individualismo y el aislamiento social, ya que se cuenta únicamente con las habilidades del individuo y no se genera el uso de redes ni el trabajo en equipo, pese a que su conocimiento vuelva a revertir de nuevo en las redes. Al tratarse de un concepto dinámico se genera una respuesta natural para designar el trabajo en equipo que sigue la misma filosofía.

Aquí es donde aparece el DIWO (Do It With Others) o Hazlo Con Otros. Este concepto promueve las mismas bases que el DIY, pero trabajando en equipo, compartiendo conocimientos, habilidades y generando interdependencia en el desarrollo de proyectos. Se defiende que no todo el conocimiento debe atesorarlo el mismo individuo, sino que la unión y el trabajo en red pueden compensar fácilmente estas necesidades.

El movimiento DIWO es parecido al DIY, con la salvedad de que se hace trabajando en equipo y compartiendo conocimientos, habilidades y generando interdependencia en el desarrollo de proyectos.

Con el DIWO se gana en perspectiva durante el trabajo ya que se deben gestionar las aportaciones de todos los participantes y los proyectos se vuelven más dinámicos. Se corre el riesgo de que, al trabajar bajo esta filosofía, aparezcan disputas entre los participantes por tener distintos puntos de vista pero el resultado, si son bien llevados, acaba resultando más rico y completo.

Por si no has dado cuenta, faltaría otro que incluyese a “otros” como “empresas externas que tienen un precio“, pero quería que conocieras un poco más sobre estos movimientos y cómo han evolucionado (me he inventado el nombre y lo he llamado “DIWP” o Do It With Professionals). Al final externalizar la producción la página web (o cualquier otro elemento web) a un tercero, ya tengo forma de agencia o de diseñador web freelance. Aunque pueda parece que es fácil decidir cuál es mejor y por qué, mi opinión es que no es nada fácil y, por ello, voy a intentar darte toda la información que esté en mi mano para que tomes la mejor decisión.

Qué es una página web y para qué sirve

¿Sabrías decirme qué es una página web? La respuesta, te adelanto, no es fácil, y sería bueno que lo supieses. En la actualidad son muy pocas las personas que no han tenido acceso a una página web. Este medio digital se ha vuelto indispensable y uno de los principales medios de comunicación (por no decir que es el primero). Saber en qué consiste una página web y para qué sirve es clave para entender su importancia y el proceso de mejora (para rentabilizarla).

Una página web, página electrónica o ciberpágina, es un documento o información electrónica capaz de contener texto, sonido, vídeo, programas, enlaces, imágenes, y muchas otras cosas, adaptada para la llamada World Wide Web (WWW) y que puede ser accedida mediante un navegador (los más habituales son Google Chrome, FireFox e Internet Explorer).

Esta información se encuentra generalmente en formato HTML o XHTML y puede proporcionar navegación (acceso) a otras páginas web mediante enlaces de hipertexto. Las páginas web frecuentemente también incluyen otros recursos como pueden ser hojas de estilo en cascada, guiones (scripts), imágenes digitales, entre otros. Resumiendo, se trata de un conjunto de elementos (que normalmente no se ven) que muestra, de una forma ordenada y atractiva, texto, imágenes y vídeo en un navegador web.

Diferencias entre “página web”, “blog” y “tienda online”

Página web, web, sitio web, blog, weblog, vblog, tienda online, ecommerce, web y un largo de etc de nombres con los que te puedes llegar a liar (sobre todo si vas a contratar a alguien para que te haga la web). Por ello, quiero arrojar algo de luz sobre estos términos, para que comprendas que todos pasan por el mismo: página web. Al fin y cabo es la base de todos lo demás, por lo que ten en cuenta que:

  • Aunque las trato por separado, considero al blog y la tienda online como complementos de un sitio web. El blog es un tipo de página web que, por lo general, está dispuesta en orden cronológico, mostrando los posts, artículos o entradas más recientes en la parte superior de la página principal y los más antiguos en la parte inferior. A un blog, que es la abreviatura de la palabra weblog, se le conoce como muchas cosas: revista digital, diario, noticiero, lugar de encuentro, escaparate, sitio de intercambio de información, fuente de sabiduría, lugar para aprender y muchas cosas más.
  • Un blog típico combina texto, imágenes, vídeos y enlaces a otras blogs, páginas y medios de comunicación. Un blog permite (al menos debería) que los usuarios puedan dejar sus comentarios y comunicarse directamente con el autor. De hecho, el diálogo y la interacción son una parte esencial de cualquier bitácora de éxito que se preste.
  • La tienda online o ecommerce es otro tipo de página web, pero pensada para mostrar y vender productos o servicios. En un sentido amplio se puede describir a una tienda virtual como a una plataforma de comercio convencional que se vale de un sitio web para realizar sus ventas y transacciones. Por lo general, las compras en una tienda virtual se pagan con tarjeta de crédito, para que después los productos sean enviados por correo ordinario (o por correo electrónico en caso de que sean productos intangibles). Sin embargo, se pueden utilizar otros medios de pago como transferencias bancarias, cupones de pago, PayPal, etc. En la mayoría de los casos, la tienda online suele requerir que los usuarios se registren (ingresando sus datos) antes de poder realizar una compra. De esa manera es como tendrás los datos suficientes para tratar con el cliente.

En el mundo de los blogs o del blogging, verás con mucha frecuencia (mi blog de marketing online no es una excepción) la palabra “blog”, que viene a ser un diario online, “blogger”, que no es más que el propietario y gestor del blog, y “blogging”,  que viene a ser el acto de creación de contenidos para el blog. Al fin y al cabo es una página web con un formato peculiar (lo mismo que el ecommerce).

Bases de un proyecto web sólido y ordenado

Antes de empezar a crear tú mismo la página web o dejárselo a una agencia o diseñador especializado, es importante tener claras las bases del proyecto web. Es muy habitual lanzarse al vacío y confiar en tus posibilidades o en las empresas de servicios y los profesionales del sector, pero esto suele acabar mal. ¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque, o estás sobrevalorando tus posibilidad como diseñador webte tienes que fiar de lo que te digan y esto puede acabar en desastre. No te digo que te hagas un master en diseño web, pero sí que tengas claros ciertos conceptos que harán que estés mejor preparado:

¿Página web estática o dinámica?

Cuando se plantea la creación y el diseño de una página web, blog o tienda online, las opciones que se plantean son básicamente dos: la opción estática y la dinámica. La elección varía en función de tus necesidades (o las de tu negocio) pero, en cualquier caso, conviene analizar las particularidades de unas y otras, así como las ventajas que puede tener una sobre la otra:

Página web estática

pagina estatica

La páginas web estáticas muestran, casi siempre, los mismos contenidos y la misma estructura y apenas tienen variaciones. Su precio suele ser la opción más barata, ya que son fáciles de diseñar y desarrollar (se suele usar HTML y CSS). El resultado es un sitio web donde se muestra información sin posibilidad ninguna de interacción (cada vez se ven menos).

Página web dinámica

pagina dinamica

Las páginas web dinámicas cuentan con una compleja programación y utilizan bases de datos que cargan la información que el usuario ve en pantalla cuando visita la página. Cada vez que el usuario interacciona con la página, el contenido y estructura varía (Google las adora). Su precio es mayor (obviamente), al requerir de conocimientos técnicos específicos para poder diseñarlas y desarrollarlas.

¿Proyecto pequeño o grande?

Como cada proyecto es único, cada sitio web va a tener sus propias necesidades. Por tanto, la dificultad en la creación de la página web, blog o tienda online va a variar en función de la envergadura de la misma. No es lo mismo un sitio web pequeño con las páginas habituales (inicio, blog, sobre mi, servicios y contacto) que uno con varias decenas de servicios, diferentes puntos de venta en diferentes países y diferentes idiomas. Existen 2 opciones:

Proyecto Pequeño

proyecto online pequeño

Un proyecto web pequeño consiste en el diseño y desarrollo de una página web, blog o tienda online con lo básico (con las páginas más importantes) que, aunque puede disponer de alguna sección personalizada, se dirige a particulares y pequeñas empresas que quieren un sitio web rápido, económico y bien hecho. Este tipo de proyecto parte de los 400€ hasta los 3.000€, dependiendo del profesional que contrates, su experiencia y su cache.

Proyecto Grande

proyecto online grande

Un proyecto web de grandes dimensiones consiste en el diseño y desarrollo de una página web, blog o tienda online totalmente a medida, con secciones y funcionalidades pensadas sólo para ese sitio web. Está pensado para medianas y grandes empresas, que disponen de un presupuesto más abultado. Este tipo de proyecto parte de los 5.o00€ y puede llegar a los 100.000€ y lo suelen gestionar grandes agencias, debido a gran cantidad de recursos de los que disponen.

Como cada proyecto web es único, cada sitio web va a tener sus propias necesidades. De hecho, en estas bases deberías decidir cómo hacer el sitio web, es decir, si vas a elegir hacerlo tú o vas a contratar a un profesional, pero me quiero explayar un poco más abajo. La dificultad para crear la página web va a variar en función de la envergadura o tamaño de la misma. Para poder dar unos precios orientativos voy a enumerar una serie de supuestos si lo hicieses con una agencia o un diseñador web freelance:

  • Una página web básica creada a partir de una plantilla va desde los 400€ hasta los 3.000€. Este puede ser el caso de una página web corporativa, por ejemplo, que tiene una finalidad más bien informativa y no es muy extensa en cuanto a número de páginas dentro del sitio. Estamos ante el mismo caso si lo que se quiere es potenciar una marca personal. La persona que se quiere dar a conocer a través de un blog donde publica contenido, se va a enfrentar a un precio de página web mucho más reducido por la sencillez que tiene la tarea, ya que el desarrollador web sólo tendrá que crear de 2 a 10 páginas.
  • Si optas por un diseño personalizado hecho a medida, el precio de la página web puede llegar a los 100.000€, siendo tu imaginación el límite. Este tipo de sitios web son más complejas, ya que suelen incluir diversas funcionalidades extras como integración con aplicaciones externas o acceso y registro en un área privada (y este tipo de desarrollos se pagan más caro). Cuantas más funcionalidades tenga, más se incrementará el precio de la página web, blog o tienda online. Un ejemplo de este tipo de páginas puede ser el de una escuela con acceso para los estudiantes registrados, área de descargas o conexiones con otras aplicaciones.
  • Si estás valorando crear una tienda online, además de tener que crear muchas más páginas para acoger el catálogo de productos, tendrás que incluir también otras funcionalidades distintas como la pasarela de pagos o la implantación del sistema de seguridad SSL. Por ello, el precio de una tienda online ronda los 2.500 € y puede llegar a multiplicarse por 10, siempre dependiendo del número de productos e idiomas de los que quieras disponer.
Nota: Además de la cantidad de pestañas de la página web, el diseño de las mismas también va a influir en el precio del sitio web. Si todas llevan el mismo, será un presupuesto menos abultado, pero si cada una tiene un diseño o estructura diferente, conllevará más tiempo de trabajo que repercutirá en el precio final del sitio web. Además, ten mucho cuidado con el análisis del presupuesto inicial, ya que, a veces, la tarea de subir el catálogo a la tienda online no esté incluida en el precio final y te toque pagar 2 veces.

¿Desarrollo con plantilla o a medida?

El diseño del sitio web es uno de los pilares fundamentales para que tenga éxito. Al fin y al cabo es lo que le va a entrar a los usuarios por los ojos. Una vez captada su atención, tiene que resultar funcional para que la experiencia de usuario sea totalmente satisfactoria. En este punto podemos encontrar páginas web realizadas con plantillas o a medida. Vamos a ver las diferencias de cada una:

Desarrollo con plantilla

diseño plantilla

Un sitio web realizado con una plantillas siempre va a ser más económico que la que usa opción más personalizada. Se trabaja sobre una plantilla ya predeterminada y prediseñada, donde simplemente se personalizan pequeños detalles. Esta opción está muy de moda, ya que se consiguen resultados rápidos y realmente efectivos (aunque corres el riesgo de que tu competencia te copie).

Desarrollo a medida

diseño a medida

Un sitio web realizado a medida o con un framework personalizado es algo más complejo. Se parte de una estructura básica y se va personalizando totalmente para adaptarse a las necesidades del cliente. Esta opción supone tener más conocimientos y un precio final más alto, pero va en consonancia con el resultado obtenido: una página web, blog o tienda online totalmente adaptado al fin que persigue y originalmente única.

Contratar a una agencia o diseñador web para que te haga la web

Crear un sitio web tú solo no es nada sencillo, ya que debes tener en cuenta todos los parámetros técnicos a la hora de la creación del diseño web. Como no eres profesional en diseño web, puedes pasar por alto elementos importantes como el diseño, la estructura, el SEO y la optimización de tu sitio que den al traste con los objetivos que te hayas fijado. Realmente es cuestión de la experiencia que tengas en este aspecto, pero, como ya te he comentado antes con el coche, si no sabes arreglar algo, lo mejor es dejárselo a alguien que sepa.

Cuando contratas a una agencia o diseñador web se supone, aunque a veces no siempre es lo mismo la teoría y la práctica, que es un experto en diseño y desarrollo web y que hará que tu sitio web sea atractivo, rápido y funcional. Aquí suele haber problemas, porque no es nada fácil elegir al mejor profesional para tu proyecto web, ya que hay muchas cosas que hay que tener en cuenta y que ya te había explicado en mi blog. Lo que sí que te quiero explicar son las ventajas de dejar que un profesional haga el trabajo por ti:

A favor

  • Ahorro de tiempo: Crear un sitio web lleva tiempo y delegarlo en una agencia o diseñador web especializado te permite realizar otras actividades. Además, utilizar los servicios de un diseñador web profesional generalmente asegura un resultado mucho más rápido. En teoría, si él o ellos se encuentran con problemas técnicos, serán capaz de resolverlos en poco tiempo para que tu sitio web pueda ser publicado rápidamente. De todos modos, es importante que cumpla con los requisitos necesarios ya que, tanto las citas para asesorarte en tus necesidades, negociación de las tarifas, revisión de resultados y los cambios pueden extender el tiempo para finalizar la creación de tu sitio web.

  • Soporte personalizado: Aunque la agencia o el profesional freelance tenga varios proyectos en marcha, conocen tus expectativas, definen la estrategia más apropiada que finalmente establecerán para satisfacer tus requerimientos y te guiarán y aconsejarán durante la creación. Piensa en todas las cosas que hay que hacer para crear una buena página web: textos, imágenes, wireframes, vídeos y un largo etc. Una vez que haya creado tu sitio web, siempre podrás solicitar su ayuda o soporte.

  • Asistencia técnica: Ya sea por un tema de diseño, SEO, marketing u otros motivos que son aún más delicados de solucionar, el apoyo que te da una agencia o diseñador freelance profesional es significativo. Un experto en estas áreas será capaz de detectar todas esas pequeñas sutilezas que pueden surgir y comprenderlas sin ningún problema. El profesional mira a futuro y anticipa que tu sitio web entrará en el período debido a que se adapta a cualquier cambio que pueda ocurrir.

Como siempre, donde hay beneficios de contratar a un profesional para que haga tu web, también hay desventajas. Para algunas personas estas desventajas se tornarán importantes y para otras serán meros pasatiempos, pero es importantes conocerlas. Por ello, te muestro los inconvenientes que debes tener presente en cuanto a la creación del sitio web por un profesional:

En contra

  • Profesionales sin escrúpulos: Ten cuidado con aquellas agencias o diseñadores web que te aseguran que “lo dominan todo” o que son “especialistas en un área determinada” (podría no ser verdad y tú no obtendrás el sitio web que mereces, a pesar de haberte gastado cierta cantidad de dinero). Los profesionales que aseguran un gran dominio en todos los campos del marketing online existen, y es necesario que te protejas de ellos. Incluso, algunos no tienen en consideración tus objetivos o expectativas y, haciéndote pasar como “el que no entiende“, crean el sitio como ellos quieren o pueden incurrir en ciertos abuso. Sospecha de aquellos profesionales que ofrecen ofertas seductoras y asegúrate de estudiar los términos y condiciones de cada uno antes de decidir (no te olvides hacer un contrato antes de pagar).

  • No es fácil determinar el coste del servicio: Los servicios que ofrecen las agencias y los diseñadores web freelance van muy baratos (y malos) a muy caros. Por lo tanto, aunque cualquiera puede adquirirlos, no todos los profesionales son aptos para ofrecer el servicio por el que pagas. Los precios pueden variar desde lo más simple a lo más complejo, de acuerdo a los criterios que hayas definido para tu sitio web. Para evitar sorpresas desagradables, e incluso antes de elegir a tu profesional, es aconsejable les hagas estas preguntas antes de contratar y que pidas varios presupuestos para poder saber cuál es el más económico y tener una visión general del mercado.

  • Problemas con las licencias de las plantillas y los plugins: Este es otro punto crítico que debes revisar para evitar estafas, chantajes y engaños. Aquí entra todo lo que se refiere a tu página web, blog o tienda online. Lo primero la plantilla y los plugins (en el caso de que sea WordPress). He tenido la “desgracia” de haber asesorado a personas que habían pasado por temas muy peliagudos en lo que a proyectos de diseño web se refiere. De todas maneras, en casi todos ellos, el tema de la licencia de la plantilla y los plugins era común. ¿Cuál es el problema? Que es muy habitual que los desarrollos web se realicen con plantillas y plugins que requieren licencia (si en tu caso la plantilla es a medida, no tendrías ningún problema, pero repito que no es lo habitual). Por ello, para que te la puedan jugar, comprueba que dicha licencia está activa (en WordPress basta con ir a las opciones de la plantilla en cuestión) y que no hay posibilidad de cancelarla.

Crear tú mismo la página web asumiendo todo el trabajo

Crear tu propia página web personal o profesional es posible. Tanto si vas a hacerlo con ayuda de una plataforma especializada como si lo vas a hacer con una plantilla, el proceso de crear una página web uno mismo es muy enriquecedor. Eso sí, siempre y cuando no tengas prisa ni quieras “posicionar” tu web a la media hora (se que suena mal, pero es la realidad). ¿Por qué digo esto? Porque (partiendo de la base de base de que no sabes hacerla) no puedes pretender hacer un sitio web profesional tú mismo sin conocimientos.

Lo siento, pero yo, como diseñador web especializado en WordPress no llevo más de 5 años formándome en diseño y desarrollo web para que venga alguien a hacerse una web (en el caso de que no sepas lo que haces). Si es para pasar el tiempo o para ir aprendiendo poco a poco, claro que sí, pero no para obtener una web profesional y rentable. En el otro caso (teniendo algo de formación) tampoco, pero lo respetaría. Repito lo dicho ¿Cuando se estropea el coche y echa humo vas directo al taller o vas a casa a arreglarlo poco a poco? Creo que la respuesta está muy clara.

Una persona, formándose un poco en mecánica podría llegar a arreglar algunas cosas de ese coche, pero no sabría desmontar el motor (ni podría por falta de herramientas y recursos). En un desarrollo web pasa lo mismo y, cuando quieres darte cuenta, tienes que deshacer lo que has hecho y empezar de cero. En pocas palabras es un juego de ventajas y desventajas (aunque yo veo claros inconvenientes), pero eres tú el que decide.

En realidad, hacer tú mismo la página web es una opción que, aunque no te recomiendo, siempre debes valorar. En el mercado existen muchas opciones para facilitarte la vida (aunque todas se complican cuando te pones a ello). He hecho una recopilación de dos opciones que tienes para crear páginas web, blogs y tiendas online con resultados realmente buenos y un precio muy competitivo:

  • Plataformas Drag & Drop: Este tipo de plataformas permiten crear páginas web con unos simples pasos y sin necesidad de tener conocimientos sobre desarrollo web. Como su propio nombre indica, basta con arrastrar y soltar (drag and drop). El manejo de la plataforma parte de la elección de una plantilla que se va customizando a gusto del consumidor escogiendo la distribución de los bloques de texto, la adicción de pestañas y botones e incluyendo tus propias imágenes o logotipos. Hay variedad de plataformas de este tipo. Una de las que te recomiendo es SiteW, aunque hay más en este listado. El precio de la página web irá en función de las tarifas de cada plataforma. Un sitio web con las funcionalidades más básicas y bastantes limitaciones te saldrá prácticamente gratis, pero si necesitas personalizar el dominio o aumentar el almacenamiento tendrás que ir cambiando de plan según el que más se adapte a tus necesidades. En función de las mejoras que necesites ir añadiendo, las tarifas pueden moverse desde 5 € a 25€ al mes.
  • Gestor de contenidos (CMS): Los CMS son sistemas de gestión de contenidos que permiten administrar y manejar los contenidos de un sitio web de un modo sencillo e intuitivo. WordPress.com es el que tiene un uso más extendido, si bien hay otras como Drupal o Shopify. Con este método también se utilizan plantillas y se personalizan al gusto con texto e imágenes. Hay la opción de adquirir una plantilla de pago que ya incrementa el precio de la página web, pero se obtendrá un mejor resultado visual y funcional. El manejo de estos CMS no es tan fácil como con las plataformas anteriores pero, aún así, no tienen mayor complicación. Este tipo de páginas web son gratis si no se compra plantilla de pago y no te importa tener publicidad y su marca pululando por ahí.
Nota: Hacer una página web tu mismo es fácil, basta con que abras una cuenta en los servicios anteriores y dediques tiempo. De todas maneras, olvídate de diferenciarte y de funcionalidades más “avanzadas”, ya que estos servicios van a lo básico. En cuanto quieres más ¡zas en el bolsillo! A la larga, sale caro y la página no termina de ser 100% tuya en algunos casos.

Ahora que te mostrado las opciones que te da el mercado, te quiero explicar la parte más positiva, es decir, los beneficios que existen a la hora de crear la página web tu mismo. Aunque insisto en que “cada zapatero a sus zapatos”, es cierto que existen ventajas. Algunos son obvias, pero otras te sorprenderán:

A favor

  • Coste mínimo del proyecto web: No hay que generalizar, pero crear tu propio sitio web cuando tu presupuesto es limitado parece ser una opción lógica. Olvidándote del “todo gratis”, vas a ahorrar mucho dinero, aunque no esperes resultados profesionales ni posicionar por tu keyword objetivo al día siguiente.

  • Aprendes a gestionar la web desde el primer día: El lanzamiento de una página web no significa que el trabajo ha terminado. De hecho, sólo es el principio de un largo viaje. ¿Un ejemplo? Tener activo tu blog y redes sociales, actualizar y mantener la instalación segura y un largo etc. Como no vas a tener mejor aprendizaje que hacer tu propia web, cuanto antes empieces a manejarte en estos temas ¡mucho mejor!

  • Sólo tu te vas a implicar al 200%: Es tu idea, tu proyecto, tu bebé y lo querrás llevar en brazos hasta que pueda andar por sí solo. Nadie podrá explicar y transmitir el mensaje mejor que tu (ya que nadie te conoce mejor que tu mismo). Por ello, nadie mejor que tú para definir cada aspecto de la web.

  • Libertad total para diseñar: Esta es una de las ventajas más destacadas. Puedes usar las herramientas que quieras, cuando quieras. Planteado el escenario cuando no hay demasiada prisa por sacar adelante el sitio web (es decir, se puede ir poco a poco), es perfecto poder hacer y deshacer a tu gusto e ir adaptando el diseño.

  • Existen muchas tutoriales online: Tanto si eliges las plataformas drag&drop o un CMS, existen multitud de tutoriales (por ejemplo de WordPress), muchos de ellos gratis, que te ayudarán a crear un sitio web con el que, al menos, puedas arrancar.

Pero, como pasaba en el caso anterior, donde hay beneficios de montar tu mismo el sitio web, también hay desventajas. Para algunas personas estas desventajas se tornarán importantes y para otras serán meros pasatiempos, pero es importantes conocerlas. Por ello, te muestro los inconvenientes que debes tener presente en cuanto a la creación del sitio web tu mismo:

En contra

  • La posibilidad de hacerlo mal es muy alta: A ver, estoy tratando el tema del diseño de la página web, pero hay muchas cosas más que meter en la ecuación: contenidos, SEO, marketing, monetización, etc. Hay tantas cosas que es necesario dominar para hacer una buena página web, que fallar es fácil y muy habitual (lo hacen los que dedican a ello todos los días, imagínate tú que no tienes “ni idea”).

  • Sin soporte ni seguimiento: A diferencia de un diseñador web, que te ofrece soporte y seguimiento personalizado, si haces tu mismo la web no tendrás ayuda (a no ser que la pidas). La mayoría de plataformas y plantillas disponen de documentación, pero esta muchas veces no está en el idioma que hablas.

  • Hay que dedicarse a tiempo completo: Si quieres crear un sitio web con plataformas o un CMS te va a llevar gran parte de tu tiempo durante, al menos, 2 meses. Las etapas del diseño web llevan su tiempo, además de que tu sitio web necesita cuidados diarios si quieres obtener los beneficios esperados. 

¿Agencia de marketing digital, diseñador web freelance o yo mismo?

Como habrás comprobado, elegir una opción u otra no es nada fácil. Incluso aunque hayas empezado esta guía seguro de querer hacer tu propia página web, ahora puede que te hayan surgido algunas dudas de si es lo mejor. Por otro lado, si estabas seguro de que ibas a externalizar el diseño y desarrollo web, a lo mejor te he ayudado a estar más seguro. Son varios los factores que hay que valorar cuando buscas una respuesta:

  • Presupuesto: El dinero suele ser el factor más determinante para valorar hacer tu mismo una página web (si estás en este situación, lo más probable es que los servicios de un profesional sean muy caros para ti). Pero te equivocas, ya que, por pensar demasiado en el dinero, no estás valorando correctamente el siguiente factor.
  • Tiempo: Tu sitio web requiere tiempo durante y después de la creación. Cuando se dice que “el tiempo es oro” es que es verdad. De hecho, te animo a calcular cuánto vale tu hora. No importa que no trabajes como freelance o consultor, tan solo es para que veas el dinero que inviertes en el proyecto web, porque el tiempo es dinero. Por lo tanto, si has comprobado que saldría aún más caro que contratar a una agencia o un diseñador web, significa que no tienes el tiempo necesario de hacer tú mismo la web o que tu tiempo vale mucho más, por lo que contratar un diseñador sería lo más recomendable.
  • Dificultad técnica: No es lo mismo crear una página web de 1 sola página, con un par de fotos, 3 textos y 4 enlaces, que una con un sistema de reservas integrado con una pasarela de pagos. Por ejemplo, para la marca personal es ideal crear una página web tipo portfolio, pero estas páginas no son fáciles de crear y requieren de cierto dominio técnico (incluyendo el dominio de la plantilla o plataforma). Por ello, antes de decidir, piensa bien en la dificultad técnica de tu proyecto web.
  • Conocimientos y habilidades: Sabiendo que te enfrentarás con cuestiones técnicas, comerciales y estéticas, tienes que decidir si eres capaz de asumir la tarea de crearlo por ti mismo o no. Si puedes hacerlo tú mismo, adelante, pero si dudas de tus habilidades, utiliza los servicios de diseño web de alguna agencia o diseñador autónomo. Existe también la posibilidad (sobre todo si no tienes prisa) de apuntarte a algún curso e ir aprendiendo poco a poco, pero esto alarga mucho el tiempo de diseño.

Aunque son motivos bastante importantes, podría añadir más, pero siempre acabaría igual: tu eres el que decide. De hecho, puedes hacer “trampas”, ya que tal vez quieras comenzar a crear el sitio web tú mismo y luego contratar a un diseñador si es necesario. Aunque de nuevo no te lo recomiendo, ya que la base sobre la que se asienta la web es crítica, aprenderás un montón (sobre todo si das con alguien que sea sincero y que te diga que lo has hecho no vale para nada y que es necesario empezar de nuevo).

La verdad es que el reciente movimiento de “hazlo tú mismo” no para de crecer y cada vez atrae a más gente. De hecho, son muchos los cursos profesionales que se están creando para cubrir el vacío que existe en cuestión de formación de los usuarios, por lo que puedes utilizarlo a tu favor para crear tu propio proyecto web. Yo quiero ser sincero, desde el punto de vista de una persona que ha estado en los dos sitios, y te digo que utilices está guía antes de contratar una agencia o diseñador web.

Si creas tu sitio con una plataforma y sin ningún conocimiento técnico en diseño web, no descuides algunos aspectos esenciales para el éxito de tu sitio como el diseño, el contenido, y el SEO. Si tienes miedo de olvidar algunos de estos parámetros, contrata a un profesional que se encargará de tenerlos en cuenta a la hora de la creación. Al igual que las plataformas de creación de sitios web online, esto tiene sus ventajas y desventajas, las cuales debes conocer antes de elegir. Los métodos son diferentes y no hay uno peor que el otro. No son contradictorios, al contrario, hay una buena variedad de ofertas que llegan a todos acorde a sus recursos económicos y el tiempo del que disponen para tener su propio sitio web.

El precio de elegir una opción u otra

El coste de una página web varía en función de quien se encarga de hacer el presupuesto. Las opciones profesionales que se barajan son que elabore el sitio web una agencia de desarrollo web, un desarrollador freelance que, a pesar de que el resultado puede ser parecido, tienen claras diferencias en la forma de trabajar, comunicar y exponer su trabajo o, la última novedad: hacerla tú mismo. En definitiva, existen 3opciones:

  • Agencia Marketing Online: Una agencia de marketing digital está dirigida a desarrollos a medida de cierto nivel y, por ello, suele ser la opción más cara. La razón es el presupuesto final, ya que tienen que soportar costes superiores, al tener hasta 10 personas involucradas en los proyectos. El resultado es igual de bueno que en otras opciones, pero con un cara a cara más complicado, burocracia y servicios extra. No es asequible para cualquier empresa o profesional que quiera crear su escaparate digital.
  • Diseñador Web  FreelanceUn diseñador web freelance es una de las mejores opciones si necesitas un diseño y desarrollo de un proyecto web pequeño (o mediano) y, además es una de la opciones más económicas. Previamente comprobadas experiencia, credenciales, portfolio y opiniones, podrá aportar un punto de vista muy concreto y un cara a cara que es muy beneficioso para páginas de particulares y pequeñas empresas.
  • Tú mismo: Esta opción, desde luego, es la más barato, pero no pienses en el “gratis”. Te digo esto porque los recursos que vas a usar para crear esa página web, blog o tienda online no los regalan (dominio, hosting, plantilla, plugins, etc) y los tendrás que añadir al coste final. Además, tu tiempo cuesta dinero, por lo que también tendrás que añadir el coste de ese tiempo que no puedes dedicar a otra cosa.

Un desarrollador freelance se ocupa él solo de todo el trabajo. Asume el rol de diseñador web y desarrollador web, por lo que es mejor optar por proyectos pequeños o de calada local, ya que, en caso de que haya que crecer, es más complicado. Al ser solo una persona la que se enfrenta al proyecto, incurre en menos gastos y puede ofrecer un precio de página web más competitivo. Si tiene experiencia probada y buenas opiniones, es una apuesta ganadora, ya que la atención va a ser mucho más cercana.

Por otra parte, el precio final de la página web va a ser más elevado en el caso de decantarse por una agencia de diseño y desarrollo web. Este tipo de empresas cuentan con profesionales con conocimientos específicos de distintos ámbitos que se ocupan, cada uno, de la parte del desarrollo de la página web en la que son profesionales. Evidentemente, el trabajo de todo un equipo profesional se refleja en el precio de la página web.

Cabe la posibilidad que el proyecto de crear el sitio web se subcontrate a algún país donde el precio de la página web, blog o tienda online sea menor. En este caso, la agencia tendría un margen de beneficio muy grande al fijarte a ti un precio acorde al mercado local, pero consiguiéndola por muchísimo menos. Es conveniente preguntar si alguna parte del proceso está deslocalizado, no porque el producto final vaya a ser de mala calidad, si no por tener claro, en caso de problemas, quién se va a hacer cargo de los inconvenientes.

Elige con cabeza y pon el foco el crear una buena página web

Hay muchas posibilidades para crear un sitio web. Una agencia, un diseñador web o tú mismo. Son opciones que son tan diferentes entre sí que, aún con lo que te contado puede que siga siendo complicado decidir entre una u otra. Por ello, poniéndome en tu lugar, te voy a decir lo que yo haría en casos hipotéticos:

  • Si no dispones de dinero o tu presupuesto es muy ajustado, pero tienes todo el tiempo del mundo, haz tú mismo la página web y ve pidiendo microtrabajos a profesionales freelance (fiverr y freelancer son perfectos).
  • Si no dispones de tiempo, olvídate y contrata a una agencia o diseñador web freelance desde el principio (te vas a quitar d eencima un gran peso).
  • Si no dispones de conocimientos, lo mejor es que contrates a una agencia o diseñador web freelance (la curva de aprendizaje es larga).

Quiero insistir en el tema de que pienses muy bien lo que quieres y necesitas, pero sobre todo, dónde te ves dentro de unos años, para no elegir una opción que se quede pequeña en pocos meses y tengas que rehacerlo todo. Como ya te he comentado, si yo volviese muchos años atrás, no me pensaría ni un segundo el que alguien hiciese la web por mí, mientras que yo dedico el tiempo a mejorar mi propuesta de valor, el marketing online, hacer networking y todo lo necesario para llevar al éxito mi producto o servicio.

¿#Agencia de #MarketingOnline, #Diseñador Web 👨‍💼 Freelance o Tú Mismo 😅 (#DIY)? Te Ayudo a ELEGIR Con Cabeza 🤕 y Tomar la Mejor Decisión ✅ Haga clic para Tweet

¿Qué te ha parecido esta guía elegir quién debe crear tu sitio web? ¿Agencia de marketing digital, diseñador web freelance o yo mismo? ¿Crees que me he dejado algo? He intentado ser lo más claro posible, pero con este tema no es fácil. ¿Tienes alguna experiencia que quieres contar? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pido que dejes un comentario. Da igual que sea o una duda o un simple gracias, pero me alegraré mucho de leerlo y responderlo.

CREAR Tu Web GRATIS o CONTRATAR a Agencia o Diseñador Web
11 votos (4.9 sobre 5)

También te puede interesar esta guía

como crear una pagina web con wordpress

¿Sientes curiosidad por iniciar tu propia web? Tener un sitio web bien hecho y profesional te va a ayudar a llegar mejor a tus actuales clientes y a muchos más, además de generar tráfico, relevancia e ingresos a tu negocio.

Hacer una página web que sea, a la vez, tu identidad digital y un escaparate es algo que hay que tomarse muy en serio. Esta guía te explica cómo crear, diseñar, gestionar, optimizar y rentabilizar una página web.

Ir a la guía
2018-09-18T14:51:54+00:00

El autor del contenido es

Ignacio Santiago
Soy muchas cosas, pero todo empezó como Blogger. Desde ahí he crecido como especialista en Marketing Online, aunque con mucha experiencia en Diseño Web, Blogging, SEO y WordPress. Ayudo a empresas y autónomos a crear, mejorar y potenciar su presencia y visibilidad en Internet, dándoles las herramientas que necesitan para tener un branding con una base muy fuerte, que inspire confianza y que genere ventas.

4 Comentarios

  1. Ramón 16/05/2018 en 12:51 - Responder

    Una página web es un pilar primordial para todo negocio que se precie, y contratar unos buenos profesionales es muy importante para evitar sustos. Gracias

  2. Patricia Bravo 02/05/2018 en 16:53 - Responder

    Me parece muy interesante tú página voy a seguir revisando

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario

Conecta conmigo en las redes sociales