¿Te preocupa cumplir con todas los requisitos legales que necesita tu página webblog o tienda online? ¿No estás seguro de qué textos legales necesita tu negocio según sus características y necesidades? ¿Estás intentando redactar los textos legales y no sabes cómo, ni por dónde empezar? ¡Estás en el sitio correcto! En la actualidad, prácticamente todas las empresas disponen de sitios web. Como cualquier aspecto relacionado con la organización, la publicación de un sitio web de empresa debe atenerse a la ley, pero no todos tienen en cuenta estas exigencias a la hora de su implantación. Por ello, en esta guía te explico en detalle los tipos de textos legales más habituales en Internet.

tipos de textos legales paginas web tiendas online

Es posible que el tema te suene aburrido, pero cumplir con la normativa y aportar información legal al usuario es imprescindible para el correcto desarrollo de tu negocio. Una página web, blog o tienda online, como cualquier otro negocio, debe cumplir los requerimientos establecidos por la normativa vigente. Por ello, te he preparado esta guía sobre los textos legales más importantes, y así resolver tus dudas y ayudarte a seguir los pasos necesarios para legalizar tu negocio digital.

Diseñar tu sitio web es algo dinámico y entretenido, quieres dar con el diseño «perfecto» antes de darlo a conocer al mundo entero. Pero tan importante como el diseño, el contenido, la publicidad, el posicionamiento… es que tu sitio web cumpla con las leyes y normativas vigentes (diseño legal). De poco sirve el esfuerzo que le hayas dedicado a tu web y las cuantiosas inversiones, si tu web está abierta a posibles denuncias, sanciones y multas por incumplir la Ley.

Legalizar una página web significa adaptarla a las leyes que regulan el tráfico y las actividades realizadas en Internet. Es decir, debes cumplir con las exigencias del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), de la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE).

Si, además, tienes un e-commerce (comercio electrónico), lo que implica la compra y venta de productos y/o la prestación de servicios, es necesario adaptar tu negocio legalmente con diferentes textos legales, teniendo en cuenta la naturaleza del contrato que se va a acordar con los clientes (Código Civil, Código de Comercio, Ley de Comercio Minorista…). En otras palabras, debes legalizar tu página web y redactar los textos legales con conocimiento de lo que expones, entender lo que haces público, tus obligaciones con tus clientes, tus responsabilidades, las leyes que puedes evitar y aquellas que no puedes eludir. Por lo tanto, la legalización de una página web, es necesaria por dos razones:

  • Desde el punto de vista del marketing: Legalizar tu sitio web te permitirá transmitir confianza, seguridad y garantía a tus clientes. Además, ayudará en tu posicionamiento en los motores de búsqueda. Esto es algo que aumentará las visitas, el tiempo que pasan los usuarios en tu web y, en consecuencia, las posibilidades de venta, entre otras muchas ventajas.

  • Desde el punto de vista jurídico: Legalizar tu sitio web te permitirá evitar multas y sanciones económicas por incumplimiento de las leyes y las normativas vigentes. Estas sanciones pueden oscilar entre los 600 euros y los 600.000 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción, clasificados en sanciones leves, graves y muy graves. Por lo que, si tu objetivo es generar ingresos con tu negocio online, tener una web sin legalizar podría llevarte a conseguir justo lo contrario.

Tipos de textos legales más habituales en internet

Los textos legales de un sitio web, como ya he mencionado antes, tienen principalmente dos funciones: proporcionar información relevante al usuario para una experiencia de navegación segura y cumplir con lo estipulado en las normativas vigentes de LOPD, RGPD y LSSI. En este apartado, te presento los tipos de textos legales que considero más importantes para conseguir que tu web de un paso más y sea una web legal. Libre de sanciones, transparente con tus usuarios, con una buena imagen corporativa y, por lo tanto, con una reputación garantizada.

Política de privacidad

Este texto sirve para informar a los usuarios sobre quién es el propietario de la web, qué información recopila el sitio web sobre los datos personales de sus usuarios, qué medios se utilizan para recoger esos datos, cómo se almacenan, el tratamiento que vamos a dar a dichos datos, período de tiempo que los datos van a estar almacenados y qué derechos tienen estos usuarios respecto a los datos que han proporcionado. Este documento recoge entre otros la siguiente información:

  • Datos identificativos y contacto del responsable de la web, ya sea autónomo o sociedad (persona física o jurídica).
  • Qué datos personales se recogen, almacenan, tratan y qué métodos se utilizan para la recogida de dichos datos.
  • Información sobre la finalidad de los datos recogidos.

  • Cómo se aseguran los datos recogidos.

  • Plazo de conservación de los datos.

  • Información sobre terceros destinatarios de los datos personales y transferencias internacionales, fuera de los países de la UE (este es el caso de empresas que tienen sus servidores en EEUU, por ejemplo).

  • Cómo pueden ejercer los usuarios sus derechos ARSULIPO (acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición) y el canal por el que pueden hacerlo.

  • Fecha de la última actualización de la política.

Aviso legal

Esta sección debe recoger los términos que regulan la utilización de la web y demostrar que las actividades de la empresa se rigen por la ley vigente. Debe estar ubicado en un sitio visible de tu página web, para que los usuarios tengan fácil acceso a la información. Normalmente esta información se puede consultar mediante un enlace situado en el pie (footer) del sitio web. Este documento recoge entre otros la siguiente información:

  • Datos identificativos y contacto del responsable de la web, ya sea autónomo o sociedad (persona física o jurídica).

  • Datos de inscripción en el Registro Mercantil o cualquier otro registro público en el que esté inscrita la empresa.

  • Qué fines tiene la empresa (corporativos, comerciales, publicitarios o de otro carácter).

  • Condiciones generales de venta o condiciones de contratación.

  • También puedes informar a los usuarios sobre diferentes temas que sean importantes (derechos de propiedad intelectual o industrial, condiciones de uso de la web, protección de datos, limitaciones o exclusiones de responsabilidad por los contenidos), aunque estos temas no sean obligatorios.

Política de cookies

Siempre se dice que las cookies son importantes y ayudan a proporcionar para los usuarios una mejor experiencia de navegación. Pero pocos saben qué son exactamente y para qué sirven. En resumen, se denomina cookie a un segmento de datos que son almacenados en el navegador del usuario con la finalidad de ofrecer mayor información al servidor web acerca de éste, permitiendo así recordar determinados parámetros e información sobre el usuario, consiguiendo una mayor personalización y análisis sobre el comportamiento del mismo.

La política de cookies es una página que muestra un listado completo de todas las cookies que utiliza el sitio web para la recogida de datos, el modo en que se instalan en el navegador, las instrucciones para borrarlas de éste, entre otras cosas. Es uno de los principales textos RGPD junto con el aviso legal y la política de privacidad, antes descritos. El fin de las cookies es facilitar visitas próximas y hacer que el sitio resulte más útil al obtener pequeños datos del usuario que está navegando. Es obligatorio incluir en el footer un enlace a un documento en el que se expliquen las condiciones referentes a la política de cookies, y que puede incorporarse dentro del apartado de política de privacidad, por ejemplo, con el título “Política de privacidad y cookies”. El texto legal sobre la política de cookies debe contener, como mínimo, la siguiente información:

  • Qué son las cookies: Explicación breve y clara de qué son las cookies, de forma que cualquier usuario pueda entenderlo y tomar una decisión respecto a dar o no su consentimiento para su uso.

  • Tipos de cookies: Hay que explicar de forma breve los diferentes tipos de cookies que se pueden emplear. Estas pueden clasificarse en función de una serie de categorías (según la entidad que las gestione, su finalidad y el tiempo que permanecen activas).

  • Declaración de cookies: Como puedes utilizar cookies propias o de terceros, hay que detallar la información respecto a cada una de esas cookies. Según la entidad que las gestione, puede ser el propio titular de la web o un tercero, en este caso, suele ser Google Analytics.

  • Cómo rechazar el uso de cookies: también debes explicar a los usuarios cómo deshabilitar las cookies en el navegador para que estas se rechacen automáticamente, advirtiendo que al deshabilitarlas, algunos servicios de la web podrían no estar operativos. Normalmente, se facilitan los enlaces a la gestión de cookies de los navegadores más usados.

Condiciones generales de contratación o compra

Si tenemos una web que comercializa productos y/o servicios (e-commerce) tendremos que incluir unas Condiciones Generales de Contratación o Condiciones Generales de Compra. Estas condiciones, como su propio nombre indica, tienen un carácter general, es decir, son iguales y afectan por igual a todos los compradores. Los compradores deben aceptarlas para realizar la transacción. Existen leyes y normativas que regulan estas condiciones, para evitar cláusulas abusivas contra los consumidores, entre ellos, la LSSICE.

Al igual que los demás textos legales deben aparecer en todas las páginas web, y generalmente suelen incluirse en el pie (footer) del sitio web. Además, debe aparecer en el formulario de compra y en la casilla de aceptación de las condiciones de contratación/compra con enlace a la misma. Las condiciones generales de contratación o compra detallan las obligaciones del vendedor y los derechos del consumidor. Se recomienda, además, que toda esta información se proporcione como documento descargable al finalizar la compra del cliente, para que pueda consultarla en cualquier momento. Esta información, debe incluir, como mínimo, los siguientes apartados:

  • Características de los productos y/o servicios ofertados.

  • Identificación del vendedor con los datos fiscales básicos.

  • Precios, incluidos los impuestos y cualquier tasa aplicable.

  • Validez de los precios y ofertas.

  • Condiciones y procesos de pago, envío o entrega.

  • Proceso de compra, explicando los distintos pasos que deben seguirse (aceptar las condiciones, confirmación de la recepción de pedido, etc.)

  • Modificación, cancelación y desistimiento de la compra (derecho de devolución sin coste adicional, recuperando todo el dinero). En este apartado hay que incluir las condiciones, plazo, procedimiento y formulario de desistimiento.

  • Propiedad intelectual y protección de datos personales.

  • Limitación de responsabilidad y exclusiones de garantías.

  • Medios de los que dispone el comprador para corregir errores en la introducción de los datos.

  • Idiomas en los que se puede formalizar la venta.

  • Servicio de atención al cliente.

  • Última fecha de actualización de dichas condiciones.

Al crear las condiciones generales de contratación se debería evitar el uso de generadores de textos legales y no se recomienda que se copien de otras páginas. Los generadores automáticos crean cláusulas ambiguas que no se adaptan a los detalles de cada negocio online. Existen una serie de errores habituales que suele cometer la gente al redactar estas condiciones generales. Entre ellos se pueden destacar los siguientes:

  • Cláusulas contradictorias: Por ejemplo, que una condición particular se contraiga con una general.

  • Condiciones generales oscuras: Debes prestar especial atención al redactar las cláusulas para que resulten claras, concretas y comprensibles, si no es así siempre se interpretarán a favor del consumidor en caso de reclamación.

  • Cláusulas abusivas: La Ley establece normas para evitas las cláusulas abusivas, éstas son todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente que causen al consumidor un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.

Otras recomendaciones relevantes a los textos legales

Ahora que ya conoces los textos legales más importantes para tu negocio online, me gustaría informarte sobre la correcta instalación de plataformas y certificados importantes, y la solicitud de datos al usuario. En otras palabras, crear un espacio personalizado en el que informar sobre la políticas de uso de datos de los usuarios, y solicitar estos datos de forma legal y correcta.

Instalar una plataforma de gestión de cookies

El aviso de cookies es un mensaje que aparece como una ventana emergente en forma de banner o pop up, normalmente colocada en el pie o la cabecera del sitio, que avisa de la política de cookies del sitio web y solicita la aceptación por parte del cliente, aportando para ello botones de aceptación o rechazo de las cookies. Es obligatorio mostrar este mensaje a todos los usuarios la primera vez que ingresen en el sitio web y cada vez que se haga alguna modificación de las cookies. Debe incluir un botón que redirija al usuario a nuestra política de privacidad y cookies o política de cookies. Te propongo un ejemplo de aviso legal con contenido simple y sencillo:

Utilizo cookies de (propias o de terceros) para (indicar la finalidad). Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.  Puedes aceptar todas las cookies, así como, seleccionar cuáles deseas habilitar. Para obtener más información puede consultar nuestra (enlace a la “política de privacidad y cookies” o “política de cookies”).

Actualmente existen determinadas plataformas de gestión de cookies o CMP que se adaptan a la perfección a la legislación vigente en esta materia. La implementación de las mismas constituye una actividad esencial para que puedas ajustarte a los parámetros legales y no tengas que preocuparte por ningún tema jurídico: se actualizan constantemente. La elección de una plataforma de gestión de cookies o CMP dependerá de las características de tu página web y de tu capacidad económica. Si tuviera que recomendarte alguna de ellas mi elección sería OnetrustCookiebot y Cookie Consent (Silktide) debido a su capacidad de rastreo continuo de cookies dentro de cada página del sitio web. Bien es cierto que esta acción puede ralentizar la velocidad de carga del espacio, pero también aporta muchos beneficios en el momento de analizar cómo mejorar determinados elementos de tu marketing digital.

Solicitar datos para el formulario de contacto o suscripción

Como ya sabrás, los formularios son espacios donde los usuarios facilitan sus datos personales, por lo que, es necesario adaptarlos a la normativa vigente de protección de datos. En cualquier tipo de formulario se aconseja pedir pocos datos personales (como nombre y correo electrónico). Todo formulario debe, o se recomienda que incluya:

  • Una casilla de aceptación de la política de privacidad y un enlace a la misma para que el usuario sepa cómo tratarás sus datos, y te quede constancia, para que en un momento dado puedas demostrar que has obtenido el consentimiento del usuario.

  • Una primera capa informativa con una coletilla legal que contenga tus datos o los de tu negocio (responsable, finalidad, legitimación, destinatarios y derechos).

  • En el caso de formularios de suscripción, es recomendable enviar un email de confirmación, debido a su componente comercial. Podrás validar su correo electrónico, demostrar que has obtenido el consentimiento del usuario y evitar enviarle información comercial a otra persona.

Instalar un certificado de seguridad SSL

Los sitios web necesitan certificados SSL para proteger la transmisión y gestión de información interna de la empresa, verificar la propiedad del sitio web, mantener seguros los datos personales y bancarios del usuario e información confidencial de cualquier tipo. Los sitios web sin SSL son vulnerables a los ciberdelincuentes que roban datos e información confidencial con fines maliciosos. Además, tiene muchas más ventajas, como generar confianza, mejorar el rendimiento de la web e incluso mejora el posicionamiento en los buscadores. Esto no garantiza por sí solo que se trata de una web segura, pero es imprescindible.

El coste de un certificado SSL puede ir desde un certificado gratuito a uno que cueste cientos de euros, lo que dependerá del nivel de seguridad que requiera tu sitio web. Los packs de alojamiento web suelen incluir este certificado y sus proveedores ponen a disposición del usuario las instrucciones para su correcta instalación y la posibilidad de solicitar sus servicios para que se encarguen de ello por sus clientes.

En este punto, quiero añadir una cuestión muy importante, si tu web incluye, por ejemplo, textos, fotos, videos e imágenes de terceros tienes que asegurarte de que puedes incluirlos en tu sitio web porque los contenidos de terceros pueden estar sujetos a derechos de autor y hay que pedir autorización. Que los contenidos estén en Internet no significa que se puedan utilizar libremente.

Conclusión: Los textos legales son necesarios y útiles para todo negocio online

El diseño legal puede llevar tiempo, pero lo mejor es crear todos los textos legales de cero, si recopilas información de otra web hay que modificar los datos de forma correcta para que se ajuste a los requerimientos legales de tu empresa, y así evitar ser penalizado y perder confianza en el usuario, entre otras muchas desventajas.

Si no estás seguro de cómo incluir los textos legales en tu negocio online, podemos ayudarte. Conoce nuestro servicio de asesoría legal para páginas web, blogs y tiendas online, y así, adaptar tu sitio web a la normativa legal vigente, aplicando las modificaciones necesarias para cumplir con la LOPD y RGPD. Nos encargaremos de garantizar que todos los textos legales de tu web cumplen con la normativa vigente sobre protección de datos. Ponte en contacto con nosotros si quieres cumplir la ley y evitar sanciones que pueden llegar a ser muy cuantiosas.

¿Qué te ha parecido esta guía sobre los tipos de textos legales y cómo legalizar tu página web? ¿Te ha resultado fácil de entender todos estas normativas y requerimientos legales? ¿Tienes alguna experiencia que quieres contar? ¿Crees que me he dejado algo importante? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pido que dejes un comentario. Da igual que sea o una duda o un simple gracias, pero me alegraré mucho de leerlo y responderlo.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2290

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

También te puede interesar esta guía

En Internet existen multitud de manuales, tutoriales y guías sobre marketing digital. Por ello, he reunido los mejores contenidos publicados (por su calidad  y utilidad), donde podrás aprender sobre marketing digitalbloggingSEOredes socialesWordPress y mucho más.

¿Te ha gustado? Comparte el contenido
Publicado por Ignacio Santiago

Soy muchas cosas, pero todo empezó como Blogger. Desde ahí he crecido como especialista en Marketing Online, aunque con mucha experiencia en Diseño Web, Blogging, SEO y WordPress. Ayudo a emprendedores y pequeñas empresas a crear, mejorar y potenciar su presencia y visibilidad en Internet, con un branding fuerte, que inspire confianza y que genere ventas.

Contenidos relacionados
Deja tu comentario

Suscríbete y estate al día en marketing digital

Únete a más de 50.000 personas que, aparte de recibir los primeros todas las actualizaciones del blog e importantes descuentos en herramientas, tienen acceso gratuito a todos nuestros contenidos.

servicios marketing digital diseño web wordpress seo fondo
servicios marketing digital diseño web wordpress seo fondo
Suscríbete y estate al día en marketing digital

Únete a más de 50.000 personas que, aparte de recibir los primeros todas las actualizaciones del blog e importantes descuentos en herramientas, tienen acceso gratuito a todos nuestros contenidos.