301 Flares Twitter 41 Facebook 127 Google+ 7 LinkedIn 124 Pin It Share 2 Reddit 0 StumbleUpon 0 Buffer 0 301 Flares ×

Conseguir trabajo, hoy en día, es complicado y laborioso y, por si eso no fuese suficiente, las empresas van añadiendo obstáculos a ese proceso con preguntas trampa para ver si metemos la pata. Una respuesta “equivocada” puede dar al traste con la entrevista en la que habíamos puesto nuestras esperanzas. De hecho, no hay peor sensación que estar en una entrevista y que el entrevistador te pregunte algo para lo que no tengas la respuesta. La mejor forma de controlar esto es ir preparado a la entrevista.

Por eso, después de hacerte explicado…

…quiero que estés preparado para enfrentarte con éxito a las preguntas trampa más comunes que te pueden hacer durante un proceso de selección para un puesto de trabajo.


15 preguntas trampa a tener en cuenta en una entrevista de trabajo

Puedes ver todo el proceso de la entrevista de trabajo en esta página
Toggle

Pregunta #1 ¿Qué sabes de nuestra empresa?

Esta pregunta podría abrir cualquier entrevista de trabajo y es la mejor oportunidad para demostrar el interés por la compañía y el puesto. Contestarla bien es muy importante, y no sólo lo digo yo, también lo dice Randstad, una de las mejores empresas de recursos humanos que hay en la actualidad.

“Responder bien a esta pregunta requiere haber realizado un trabajo previo de indagación sobre la compañía a través de Internet, prensa y conocidos”

Respuesta recomendada: Hay muchas respuestas posibles pero, por ejemplo: “Me he fijado, siguiendo vuestro canal Twitter, que habéis hecho una fusión con la empresa X y que disponéis de nuevos servicios X que seguro os hará diferenciaros de vuestra competencia, consiguiendo esa cuota de mercado que tanto buscáis”

Pregunta #2 ¿Qué puedes decirnos sobre ti?

Según “Las preguntas con trampa de una entrevista” del servicio de Juventud del sindicato UGT, esta pregunta suele ser de las primeras en la entrevista y sirve para evaluar la capacidad de respuesta del candidato. Los primeros segundos son determinantes y debes aprovecharlos para demostrar de manera convincente y precisa que eres la persona que mejor responde a las expectativas del puesto del trabajo.

Tu respuesta debe ser un resumen breve de tus logros académicos y tu experiencia. Habla de tu educación, tus antecedentes laborales, tu experiencia profesional reciente y tus objetivos a futuro.

Respuesta recomendada: “Terminé mis estudios de X en la Universidad X y, desde entonces, he trabajado en X con X en la que generé X haciendo X. Aunque disfruto trabajando para X, quiero expandir mis horizontes y hacer X para empresas como ésta”.

Pregunta #3 ¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?

Con esta pregunta, lo que el entrevistador quiere saber es si eres un perfil problemático, o simplemente tienes mala suerte. Actualmente, debido a la desaceleración económica, esta pregunta es batante habitual, sobretodo si tienes algún salto entre tu último trabajo y este. Sé sincero y explica los motivos por los que dejaste de trabajar en el puesto de trabajo de tu anterior empresa.

Respuesta recomendada: “Llevo buscando trabajo hace X tiempo, y mi objetivo es seguir con mi plan de desarrollo profesional, aunque ello signifique dedicar más tiempo a dicho deseo”.

Pregunta #4 ¿Por qué dejaste tu último trabajo?

Al igual que la pregunta anterior, es una pregunta que se debe al momento de crisis que estamos pasando. Es el momento de hablar de tu experiencia y tus metas profesionales, no de los problemas que tuviste con tu un exjefe o de dar una larga lista de razones por las que te fuiste.

Enfócate en lo que aprendiste en tu puesto de trabajo anterior y lo listo que estás para usar esas habilidades en un nuevo puesto.

Respuesta recomendada: “La empresa simplemente no dejaba que me desarrollase profesionalmente, y aprendí a luchar por mis intereses profesionales. Ahora sé dónde estaré mejor”.

Pregunta #5 ¿Qué puedes aportar a nuestra empresa?

Es el momento de mencionar las habilidades específicas que puedes aportar al puesto de trabajo en función de tu experiencia y formación. No escatimes en explicaciones sobre tus conocimientos, capacidad de liderazgo y logros realizados en tu pasado profesional que sean de interés para el puesto al que te estás presentado.

Respuesta recomendada: “El puesto de trabajo requiere X, y debido a mi experiencia, podría llevar ese tipo de trabajo a otro nivel haciendo X o X”

Pregunta #6 ¿Qué opinas de tus anteriores jefes?

¡Cuidado con lo que respondes! Es mejor que te muerdas la lengua y des una respuesta políticamente correcta, ni muy crítica (que podría dar a entender que eres conflictivo) ni demasiado benevolente.

Respuesta recomendada: “Aunque ninguno de mis ex jefes fue sobresaliente, hubo algunos que me enseñaron más que otros. Definitivamente aprendí con qué estilo de gestión me llevo mejor”.

Pregunta #7 ¿Conoces a alguien en la empresa?

Si alguien que trabaja en la empresa pasó tu currículum al departamento de recursos humanos, reconócelo. Si conoces a alguien que no tiene nada que ver con tu candidatura al puesto de trabajo, menciónalo únicamente si estás seguro de que tiene buena reputación dentro de la compañía.

Respuesta recomendada: No hay una respuesta clara, ya que depende de las circunstancias de cada uno. Sé sincero y claro. No está mal visto que hayas llegado a la entrevista por “enchufe”, de hecho, puede ser un punto positivo si sabes manejarlo.

Pregunta #8 ¿Prefieres trabajar solo o en equipo?

La respuesta depende del puesto de trabajo al que te estes presentando, aunque existe una expresión muy cierta:

“Generalmente la soledad no es plato de buen gusto en ninguna empresa”

Cada vez más, las empresas buscan perfiles que trabajen en grupo, ya que optimiza los proyectos y hacen que se trabaje más rápido y mejor.

Respuesta recomendada: “Prefiero trabajar en equipo, ya que es uno de los pilares profesionales desde mi punto de vista, el saber trabajar en equipo y saber dirigir equipos”.

Pregunta #9 ¿Cuáles son tus debilidades?

La clave para responder esta pregunta clásica es no responderla de forma literal. Es probable que a tu futuro empleador no le interese que tu punto débil sea que no sabes cocinar, ni tampoco quiere escuchar respuestas generales como que eres “muy detallista” o que “te esfuerzas demasiado”.

Responde esta pregunta identificando las áreas de tu trabajo que puedes mejorar y piensa cómo puede ser un atractivo para un futuro empleador. Si no tuviste la oportunidad de desarrollar ciertas habilidades en tu empleo anterior, explica el deseo que tienes de obtener dicha habilidad en este nuevo puesto de trabajo.

Respuesta recomendada: “En mi último puesto de trabajo no pude desarrollar mis habilidades de orador”. Realmente me gustaría poder trabajar en un lugar que me ayude a mejorar al dar presentaciones y hablar en frente de otras personas”.

Pregunta #10 ¿Cómo trabajas bajo presión?

Sé profesional y explica que el estrés no supone ningún problema y que éste forma parte de cualquier trabajo. Explica cómo te enfrentas a las situaciones difíciles y cuáles son tus trucos para relajarte. Trata de llevar preparado un ejemplo de algún momento tenso que hayas resuelto de manera positiva y que apoye tus palabras.

Respuesta recomendada: “En mi anterior empresa tenía que entregar proyectos en un espacio de tiempo muy corto, lo cual suponía un gran estrés, pero me ayudó a lidiar con el trabajo bajo presión”.

Pregunta #11 ¿Cómo te describirían los demás?

Siempre debes pedir a tus colegas y supervisores que te hagan comentarios para que puedas evaluar tu desempeño. De este modo, puedes responder la pregunta de forma honesta basado en dichos comentarios.

Lleva un registro de los comentarios para poder entregárselos al empleador, si lo solicita. Si lo haces, te ayudará a identificar tus fortalezas y debilidades.

Respuesta recomendada: “Mis excolegas decían que es fácil hacer negocios conmigo y que siempre estoy preparado para trabajar en nuevos proyectos. Tengo comentarios más específicos conmigo, si desea echarlos un vistazo”.

Pregunta #12 ¿Cuánto cree que debe cobrar?

Es la pregunta del millón. Todo el que se enfrenta a una entrevista de trabajo es consciente de que tarde o temprano llegará el momento de hablar de dinero. Es la pregunta trampa por excelencia. Contestes lo que contestes, siempre te quedará la duda de si te has vendido demasiado barato. Por eso, lo mejor es que ellos digan cuánto están dispuestos a pagar y mostrarte siempre dispuesto a negociar.

Respuesta recomendada: “Quiero un salario justo por la labor que desempeño, pero prefiero que me digan que cifras están considerando”.

Pregunta #13 ¿Qué te distingue o diferencia de otros?”

Este es el momento en que hables de tus logros y hábitos de trabajo. Entrega detalles específicos de tu currículum o cartera de trabajos. Demuestra al entrevistador lo que vales y cómo llegarías a ser un activo valioso.

Respuesta recomendada: “Soy la mejor persona para el cargo. Sé que hay otros candidatos que podrían ocupar este empleo, pero mi experiencia en X y X me diferencia del resto. Estoy comprometido a entregar siempre los mejores resultados. Por ejemplo…”.

Pregunta #14 Si pudieras elegir cualquier empresa para trabajar ¿Cuál sería?

Nunca menciones otra empresa distinta de la que te esté entrevistando. Habla del puesto de trabajo y de la empresa para reafirmar tu interés en ese puesto y en la empresa.

Respuesta recomendada: “No hubiese postulado a este cargo si francamente no deseara trabajar en su empresa”. Continúa con ejemplos específicos de por qué respetas la empresa que te entrevista y por qué serías un buen aporte.

Pregunta #15 ¿Cuál es tu proyección a cinco años?”

Deja que el entrevistador sepa que eres una persona estable y que deseas permanecer en esta empresa durante mucho tiempo.

No comentes nada sobre tus aspiraciones de asumir una posición de control de la empresa para la cual estás dando la entrevista, de tener tu propia empresa, de jubilarte a los 40 años o que eres casado y tienes cinco hijos.

Respuesta recomendada: “Deseo obtener un cargo X en una empresa X que se concentre en el desarrollo del comercio X. Idealmente, me gustaría trabajar para una empresa nueva, como ésta, para participar desde el principio y aprovechar todas las oportunidades que ofrece una empresa en crecimiento”.

Si crees que este artículo ha sido de valor, por favor, compártelo en tus redes sociales.

Esta entrada ha sido publicada por .

301 Flares Twitter 41 Facebook 127 Google+ 7 LinkedIn 124 Pin It Share 2 Reddit 0 StumbleUpon 0 Buffer 0 301 Flares ×
Opt In Image
Recibe Todas Mis Guías Y Trucos En Tu Email

Te ha gustado este artículo? Suscribiéndote podrás recibir más consejos y trucos directamente en tu email.