Cuando Internet hizo su aparición, el posicionamiento web no era un factor tan importante como lo es hoy en día. Se creaban sitios web personales y para empresa, pero únicamente porque era un canal más de comunicación, ya que todavía no se conocía todo el potencial que años después iba a mostrar.

Con el paso de los años las empresas se han ido dando cuenta de la importancia que tiene el canal de internet y el potencial que tiene para captar nuevos clientes, llegando al punto de ser imprescindible para algunas empresas medianas y grandes, y una herramienta muy efectiva para las empresas que acaban de nacer para captar sus primeros clientes con unos costes reducidos.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo