¿Qué es lo que hacemos para encontrar la web que necesitamos? ¡Muy fácil! Usamos buscadores web como Google, Yahoo, MSN/Bing, Yandex y muchos otros que tienen el mismo objetivo. Estos son conocidos como motores de búsqueda, y te ayudan a encontrar páginas sobre una determinada temática o páginas concretas que conozcas o hayas visto antes pero que no recuerdas en ese momento. ¿En qué se basan para sacar un sitio web u otro? Es un proceso que se llama SEO o Posicionamiento Web y te lo voy a explicar paso a paso.

guia seo posicionamiento web que es como funciona

La magia de los buscadores se crea, básicamente, a base de indexar millones de sitios web y guardarlas, por temáticas, en sus bases de datos. Toda esa información (índice) se proceso y se califica, en base a unos factores SEO y algoritmos, De esta manera, cuando tu haces una búsqueda, el buscador presenta los resultados en orden de relevancia en relación al criterio de búsqueda. Es por eso que entender cómo ponerse en las primeras posiciones de la búsqueda es clave para el éxito de nuestro negocio o blog por Internet.

Comprender el funcionamiento de los motores de búsqueda va a ser tu tarea principal como administrador de un sitio web o profesional del sector. A esta ciencia se le ha colocado un acrónimo mundialmente conocido: SEO. De hecho, en los últimos años se ha convertido en algo tan importante, que las guías y posts relacionados con cómo crear una web optimizada para posicionar se han multiplicado, hasta el punto de encontrarnos con exceso de información o, por desgracia, con información incierta o poco acertada.

Es por esto que he creado esta guía, donde voy a puntualizar los puntos claves del uso del SEO de forma objetiva para todo tipo de usuarios, sobretodo pensando en los más inexpertos o principiantes, que, como yo hace unos años, estáis tratando de empezar vuestra andadura en el mundo web y necesitáis una mano amiga que os lleve por el camino correcto.

Orígenes

A mediados de los 90, la explosión que Google ocasionó en el mundo red fue de fecha cero, atrayendo a la mayoría de los navegantes de Internet. Con la aparición del gigante Google se crearon muchas páginas web, atraídas por la luz que aquélla irradiaba en todo el universo de internet. El boom de las páginas web se había oficialmente iniciado y los particulares y las empresas empezaron a profesionalizarse en el uso de webs de cara a una monetarización mayor de las páginas.

Como consecuencia de esto, los mayores esfuerzos del empresario se focalizaron en atraer tráfico y, ¿cuál era el mejor método para atraer tráfico?, efectivamente, los motores de búsqueda. La cosa era llegar a ser la web más fácil de encontrar por los internautas, y para ello los dueños de las páginas empezaron a seguir religiosamente la ley del éxito por Internet. La ley del SEO (Search Engine Optimization), algo así como “Cómo Optimizar mi Web en los Motores de Búsqueda” o “Estrategia de Posicionamiento Web”.

Como hemos dicho, el buscador con más referencias SEO es Google. Por ello, es necesario conocer cómo funciona. Desde hace años, Google se dedica a rastrear todo internet y todas las páginas a las que tiene acceso para requerir información de ellas. No es que tenga en una oficina a gente mirando página por página; esto sería un sinvivir. Utilizan sus billones de bots, los cuales son programas automáticos que entran en una página y clican en todo para analizarlo y recopilarlo en su base de datos.

Con toda esta barbaridad de datos de las webs, Google los clasifica mediante unos criterios (algoritmos) y los incluye en una tabla ordenada en función de diferentes factores tales como la relevancia y la autoridad. Por último, Google va a crear diferentes listas personalizadas en función de lo que busca el usuario. Es aquí donde tenemos que introducir nuestra web, con la ayuda del SEO.

¿Qué es el SEO?

El SEO, también llamado posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda, son las distintas fases y acciones a llevar a cabo para mejorar la visibilidad de nuestro sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores.

En los últimos años ha habido una intensa mejora en la formación relacionada con el SEO, por supuesto como consecuencia de la demanda y aparición de sitios web. Esto se debe al crecimiento en la popularidad de éstos, principalmente por estos motivos:

Barreras de entrada casi inexistentes: crear un blog o una web comercial es tremendamente fácil y sencillo y, además, muchas veces es gratuito o tiene un coste ínfimo.

Nueva opción de autoempleo: la opción de trabajar desde casa y ganar dinero delante del ordenador es algo que atrae a mucha gente a abrir un sitio web y, para llamar la atención de los internautas, usar el SEO

Incremento de la interacción social en red: usamos nuestros dispositivos electrónicos cada vez con más frecuencia, y esto permite que nos hayamos familiarizado con el uso diario de los dispositivos que utilizaremos para vender nuestra idea, y para la cual el SEO nos será de gran ayuda.

Necesario para la formación universitaria.

Poner en el mapa al SEO ha sido un paso sencillo, en especial gracias a Google y sus herramientas tales como Penguin, que premia aquellos sitios que tienen links con enlaces de dominios de gran calidad y no manipulados. Con manipulados nos referimos a que existen lugares web creados específicamente para ser clickados pero que no tienen ningún transfondo ni mayor sentido más que el de ganar dinero sin ofrecer nada a cambio a los internautas. De hecho, estos lugares suelen ser castigados por violar las directrices de Google.

Más abajo mostraremos más, pero de momento vamos a exponer los dos factores básicos en los que el motor de búsqueda se basa para posicionar una página y no otra: la autoridad y la relevancia

– La Autoridad es la popularidad de una web; es decir, cuanto más popular sea una página o un blog, mayor autoridad tendrá y será más valioso su contenido para el internauta. La autoridad es el factor más importante pues es el más real. Si el contenido se ha compartido muchas veces, se comenta mucho o se visita regular y duraderamente, querrá decir que ha sido un contenido útil y beneficioso para el usuario, con lo que tendrá una buena posición en las búsquedas de los usuarios. Los motores de búsqueda tienen más en cuenta lo que se basa de la propia experiencia del usuario.

– La Relevancia es la relación que tiene una página frente a una búsqueda dada, esto no es simplemente que una página contenga un montón de veces el termino buscado (en los comienzos era así) si no que un motor de búsqueda se basa en cientos de factores on-site para determinar esto.

Por otra parte, el SEO, es decir, la estrategia de posicionamiento online, se divide en dos grandes grupos: el SEO on-site y el SEO off-site. Los dos son igualmente importantes y claves; no debemos obviar ninguno de los dos en ningún momento.

SEO On-site: El SEO on-site o SEO On-Page se preocupa de la relevancia. Se asegura de que la web está optimizada en el sentido de que el motor de búsqueda identifique lo importante, que es el contenido clave que queramos mostrar. Es decir, se trata de todo lo que nosotros podemos hacer en nuestra web para hacerla más visible en los buscadores.

Dentro del SEO On-site incluiríamos la optimización de keywords, tiempo de carga, palabras claves, experiencia del usuario, estructuración de la web, velocidad de carga, estrategias de MK, optimización del código, formato de las URLs y muchísimas más.

SEO Off-site: El SEO off-site o SEO Off-Page es el grupo de directrices del SEO que se centra en factores externos a la página web, es decir, en los factores que no dependen enteramente de nosotros y de nuestra actividad como administradores y creadores de contenidos de nuestro sitio web.

Los factores más importantes en el SEO off-site son el número y la calidad de los enlaces, presencia en redes sociales, menciones en medios locales o enlaces entrantes, las señales sociales (cada vez más importante y decisivo es ser nombrados en Facebook, Twitter, LinkedIn, Pintarest…), autoridad de la marca y rendimiento en los resultados de búsqueda, o lo que es lo mismo, el llamado CTR que tengan nuestros resultados en un motor de búsqueda.

El SEO se puede diferenciar en las tácticas que usemos para con el motor de búsqueda, y si seguimos las directrices de calidad de Google o no. Estas tácticas son Grey Hat SEO, Black Hat SEO o White Hat SEO:

Black Hat SEO: como comentábamos al principio, Google castiga a los tramposos (si los encuentra). Estos tramposos utilizan tácticas de black hat, intentando mejorar la popularidad y el posicionamiento en buscadores de sus webs mediante técnicas poco éticas o que contradicen las directrices del motor de búsqueda. De esta manera, se manipulan las listas personalizadas que deben dar calidad a los contenidos. Algunos ejemplos de Black Hat SEO son el Cloaking, Spinning, SPAM en foros y comentarios de blogs, o el Keyword Stuffing. El black hat puede proporcionar beneficios en el corto plazo, pero generalmente es una estrategia arriesgada, sin continuidad en el largo plazo y que no aporta valor.

White Hat SEO: es el opuesto del anterior: todas las decisiones y acciones que se toman son las correctas y legales para con de los motores de búsqueda a la hora de posicionar nuestra página web. Dado que los buscadores dan una mayor importancia a las páginas que mejor responden a una búsqueda del usuario, el White Hat comprende las técnicas que buscan hacer más relevante una página para los buscadores a través de aportar valor para sus usuarios, es decir, fabricando contenido de calidad honesta.

Grey Hat SEO: y como nos podemos imaginar, la última opción será una mezcla de las dos anteriores. Son las técnicas SEO que no son consideradas Black Hat pero sí pueden ser susceptibles de querer manipulación, si bien juegan con la ambigüedad y los resquicios que Google deja y debe aún sellar.

Para cerrar este largo apartado de explicación del SEO, cabe destacar una cosa importante. Hay muchas técnicas y tácticas para conseguir el posicionamiento que deseamos, y sin duda debemos seguirlas a raja tabla. Sin embargo, nunca debemos olvidar que la clave para conseguir éxito con nuestro blog o página web es simplemente ofrecer algo valioso. Es tan simple como eso. Si cuidamos todas las tácticas anteriores pero no cuidamos con sumo amor nuestros contenidos, de forma concienzuda y diaria, no llegaremos a conseguir nuestros objetivos.

¿Qué diferencia hay entre SEO y SEM?

Además de SEO, probablemente hayamos oído hablar del SEM, que no es exactamente lo mismo. La Publicidad o Búsquedas de pago (SEM) son los llamados “enlaces patrocinados”. En otras palabras, es la acción de comprar resultados en el motor de búsqueda por parte del anunciante, de manera que cuando alguien busque una/s palabra clave que este anunciante haya adquirido, nuestra empresa aparecerá de las primeras en la búsqueda. Las empresas ubican así sus avisos en páginas de resultados de búsquedas que coincidan con lo que están ofreciendo. Estos enlaces suelen estar a la derecha y arriba de la página, con un iconito en verde en el que pone “Ad” en inglés significa anuncio.

Y ahora, ¿cuál es la mejor opción? Depende de la empresa. Si tenemos un producto o servicio que mucha gente de diferentes lugares puede potencialmente querer o necesitar, en el que haya mucha competencia, el SEM es nuestra elección, siempre que se haya investigado bien su conveniencia particular para con nosotros. Nos va a dar resultados a corto plazo y sin dedicar tanto tiempo como el SEO requiere. El SEO es más para nichos de mercado pequeños y es gratuito (o casi). Las dos (SEO y SEM) son acciones del marketing de buscadores con el mismo objetivo final, pero con diferentes medios.

El SEO habla de ganarse el posicionamiento con méritos propios, trabajando en un contenido de calidad y esperar a que el sitio web se haga popular por su propia utilidad para el usuario. Es, por tanto, un proceso largo y laborioso pero con resultados si se hacen bien las cosas.

Sin embargo, el SEM busca acortar un poco este proceso a base de hacer pagos. Los anunciantes típicos con este tipo de estrategia son los relacionados con los grandes negocios como telefonía, telecomunicaciones, inmobiliaria o tecnología en general. Por supuesto, aparecerá arriba en los resultados del buscador el link que más pague, ni más ni menos. Los pagos se hacen en función de los clicks que recibamos en nuestro link.

No hay, pues, una estrategia que por sí sola funcione adecuadamente. Bueno, es cierto que con mucho, pero que mucho trabajo y constancia es posible conseguir muy buenos resultados usando solamente la opción gratis, el SEO. Sin embargo, por desgracia hay que recordar que más del 90% de los visitantes eligen páginas que están colocadas entre las diez primeras de la búsqueda. Esto quiere decir que estar en la segunda página puede ser un gran éxito, pero no suele ser suficiente para triunfar.

La que por sí sola casi nunca va a funcionar es el SEM. Sí, podemos comprar enlaces, hacer artículos de invitado y conseguir enlaces de amigos. Pero, aun así, no podremos controlarlo al 100% ni saber si mañana esas páginas desaparecerán o esa web será penalizada y te pasará la penalización a ti.

Lo mejor será hacer una combinación de ambas estrategias: podemos usar el SEO para el contenido y las referencias en nuestra página o blog y por otra parte utilizar el SEM para las ventas. Para esto nos será muy válido el Adwords.

La importancia del SEO

Hay muchas razones para utilizar el SEO. La más importante por la que es necesario el SEO es que hace más útil y accesible nuestra página web o blog para los motores de búsqueda, y esto va a ser la clave para construir un buen negocio de cualquier tipo, pues si los clientes o lectores no nos encuentran, será difícil progresar en nuestra idea.

Incluso si queremos escribir de forma más anárquica, sin tener que preocuparnos de palabras claves, títulos, etc. y disfrutar de un discurso libre, esforzarse un poco en cuadrar el SEO en nuestros textos nos va a ayudar a llegar a más usuarios e internautas, que es al fin y al cabo por lo que escribiremos en el blog, sin fines económicos, pero sí de divulgación.

No es el SEO solamente útil para el administrador o blogger; también lo es para el usuario final, pues mediante el SEO, los motores de búsqueda van a entender sobre qué trata cada página y si es o no útil para cada una de las búsquedas de cada usuario, evitando así scam y páginas filtradas o simplemente sitios web perfectamente útiles pero no relacionados totalmente con nuestras necesidades de búsqueda.

Mitos del SEO

Muchas veces se tiende a exagerar o incluso a menospreciar el uso y potencial del SEO. Aquí exponemos siete falsos mitos que se relacionan con el SEO. Una infografía de T20.

  1. Es una “solución rápida”: las últimas actualizaciones de Penguin no permiten prácticas que antes lograban resultados a corto plazo.

 

  1. Se puede desarrollar de forma aislada: hace años era la norma; sin embargo, el SEO se ha convertido en un esfuerzo de “toda la empresa”.

 

  1. El content marketing lo reemplaza: generar contenidos increíbles no es suficiente para lograr la visibilidad esperada: debes realizar una adecuada optimización técnica.

 

  1. Las malas prácticas del pasado no pueden perjudicarnos: aunque ya no realicemos spam o contenido de baja calidad y hayamos cambiado de estrategia, nuestro pasado puede perjudicar tanto nuestros contenidos actuales como nuestro site.

 

  1. Los en laces entrantes son la única forma en la que Google determina la autoridad del sitio: antes sí, pero hoy las menciones de marca (Buzz) y los enlaces “nofollow” son factores potencialmente importantes en la determinación de autoridad por parte de su algoritmo.

 

  1. Con un equipo de contenido no hacen falta expertos SEO: para mantener la competitividad es crucial la creación de contenidos y su difusión, pero necesitarás un equipo capaz de gestionar los aspectos básico del SEO.

 

  1. Las señales sociales son ahora el principal factor de ranking: aunque no son factores determinantes reconocidos por los buscadores, no hay duda de que un contenido de calidad, que además gusta, generará enlaces entrantes y shares, lo que mejorará el posicionamiento.

¿Como funciona un motor de búsqueda?