Las penalizaciones de Google son la peor pesadilla de todo profesional de internet, incluidos webmasters. Un día estás arriba, en el sillón del rey, copando las primeras posiciones de las serps o los resultados de búsqueda, disfrutando de una posición competitiva y al día siguiente has desaparecido parcial o completamente de los resultados de búsqueda. La manera y las técnicas para posicionar una página web hace tiempo que han cambiado.

guia penalizacion google

Gran culpa la tiene los abusos de algunos webmasters y profesionales del sector, que lejos de jugar limpio, han usado cualquier herramienta en su poder para potenciar el SEO (utilizando granjas de enlaces o enlazando desde sitios de dudosa reputación) y subir posiciones en los resultados de Google.

Como todo en la vida, “todo principio tiene un final”, y Google se sacó de la manga, hace ya unos años, a los amigos Google PandaGoogle Penguin, que han sido causantes del descalabro de muchas páginas que ocupaban primeros puestos en los resultados de búsqueda de Google. Muchas veces no tienes por qué recibir un mensaje de Webmasters Tools de Google para saber que estás penalizado o que algo no funciona en la web, los datos de Google analytics no dejan lugar a equivocaciones.

Índice

Esta página esta continuamente actualizándose. Vuelve de vez en cuando :)

Detecta tu mismo si te ha penalizado Google

Antes de que empieces a tirarte de los pelos o a hacer llamadas a los jefes, coge aire y relájate. En este artículo, cuya fuente es un artículo de Tomás de Teresa, te voy a dar las claves para detectar si te ha penalizado Google y, si es el caso, te voy a explicar punto por punto lo que tienes que hacer para que puedas recuperarte de la penalización.

Lo que ha pasado ¿Es realmente una penalización?

Siempre que se produce una pérdida repentina del tráfico a la página web lo primero que se suele pensar es: “¡Me han penalizado!”, pero una penalización no es lo único que te puede pasar. A menudo se producen fluctuaciones en los resultados de búsqueda de Google, las tendencias de búsqueda cambian, tus competidores se posicionan por encima tuyo o incluso puedes meter la pata con el archivo robots.txt (ya sabes, poniendo “disallow”).

El primer paso para saber si Google te ha penalizado es descartar cualquier otra posibilidad. Sólo cuando estás seguro de que no ha sido otra cosa puedes plantearte una penalización.

Los síntomas más comunes de una penalización de Google son:

  • El tráfico orgánico procedente de Google se reduce drásticamente
  • La página web pierde visibilidad para algunas o todas las palabras clave
  • El dominio deja de aparecer al buscarlo por su nombre
  • El contenido y el dominio de tu web se “desindexa” del buscador.

Estos síntomas no aparecen por casualidad. Generalmente, Google impone sanciones o penalizaciones por cosas como:

  • Crear enlaces artificiales para potenciar los rankings
  • Sobrecargar las páginas com muchas palabras clave
  • Copiar contenidos directamente de otras páginas
  • Llenar el pie de página de enlaces sin relación con la página
  • Hacer muchos intercambios de enlaces
  • Comprar o vender enlaces
  • Emplear textos ocultos
  • Mostrar un contenido al buscador y otro diferente al usuario
  • Participar en redes de blogs
  • SEO negativo

Haz memoria. Si percibes síntomas sospechosos y has hecho algo en contra de las directrices de calidad de Google (o has pagado a alguien que puede haberlo hecho) es probable que te hayan penalizado. Existen muchas fórmulas de saber qué está sucediendo, pero te voy a explicar las 4 más usadas:

  1. Utilizando Google: Ejecuta en la barra de búsqueda de Google la instrucción “Site:“. Si has sido penalizado por algo grave como spam web,  encontrarás una página de resultados vacía, es decir, lo que viene siendo ningún resultado. Este tipo de penalización en el que se desindexa la página web por completo es complicada, ya que quiere decir que hemos sido expulsados de Google.
  2. Utilizando Webmaster Tools o Serach Console: Webmaster Tools no es sólo la herramienta de Google que nos permite tener información sobre nuestro dominio, también es nuestra única forma de comunicación con Google. A través de esta herramienta Google nos notificará en algunos casos que hemos sido penalizados y el por qué. Esta información es más que suficiente para detectar qué tipo de penalización tienes en la página.
  3. Utilizando Google AnalyticsGoogle Analytics es otra impresionante herramienta que nos puede ayudar mucho en la detección de penalizaciones de Google. En este caso vamos a mirar las keywords o palabras clave que te aportan tráfico orgánico. Para ello abre tu cuenta de google analytics y selecciona la opción Fuentes de tráfico > Fuentes > Búsqueda > Orgánica. Con esta selección dispondremos del listado de palabras clave que nos aportan tráfico. En la parte inferior derecha, nos indicará el número de palabras clave que nos aportan trafico. Si seleccionamos un mes, comparamos con el mes anterior y vemos una bajada de trafico que puede ser progresiva o brusca, posiblemente hayamos sido penalizados, en este caso muy posiblemente por contenido duplicado.
  4. Utilizando Panguin Tool: Es un método poco conocido para detectar penalizaciones, pero es posiblemente el más fácil de todos. A través de la herramienta Panguin Tool y accediendo con tu cuenta de Google Analytics podrás ver si has perdido tráfico orgánico en alguna de las actualizaciones que ha realizado Google. Hay que tener en cuenta que Google cuando hace una actualización, las páginas web penalizadas ven una caída de tráfico orgánico más o menos pronunciada en los días siguientes a la actualización.

Hay que subrayar, además, que puede haber otros muchos indicadores que podrían presentar variaciones en el caso de que haya una sanción dependiendo de su gravedad, como por ejemplo: la bajada de tráfico orgánico o la pérdida de visibilidad por palabras clave; también puede haber señales que podrían anticipar una penalización, como por ejemplo: un crecimiento muy rápido en cuanto a generación de enlaces entrantes o de textos de ancla sobreoptimizados (ejemplo: “vuelos baratos”, “hoteles a Tenerife”, “viajes baratos”, etc.). Por eso, para adelantarte a una penalización de Google, es recomendable monitorizar los principales puntos de control semanalmente para poder reaccionar lo más rápidamente posible. Lo mejor es que conozcas los factores Spam de Moz con los que Google puede penalizarte.

Volver al índice

Tipos de penalizaciones de Google

Google contempla 2 tipos de penalizaciones:

Penalizaciones manuales

Se inician por dos razones, o bien tu sitio ha disparado una señal de alarma, o alguien ha enviado un informe de spam. Tras esto un miembro del buscador revisa tu sitio y, si es pertinente, aplica una acción manual. Posteriormente recibes una notificación a través de las Herramientas para webmasters del buscador. Es el caso más grave y costoso de recuperar.

Penalizaciones algorítmicas

Uno de los algoritmos de Google (Panda, Penguin, etc…) analiza tu página web y detecta que incumple en algún punto las directrices del buscador y automáticamente aplica una penalización como, por ejemplo, un factor de -20 posiciones en el ranking de resultados. En este caso no recibes ningún tipo de notificación, pero es más fácil de detectar y solucionar.

Penalización manual

penalizacion googleSe inician por dos razones, o bien tu página web ha disparado una señal de alarma o alguien ha enviado un informe de spam. Tras esto un miembro del buscador revisa tu página web y, si es pertinente, aplica una acción manual. Posteriormente recibes una notificación a través de las Herramientas para webmasters del buscador. Es el caso más grave y costoso de recuperar.

Las Penalizaciones Manuales, como su nombre indica, se realizan de forma manual, lo cual quiere decir que tienen intervención humana. Las personas que se encargan de ejecutar las penalizaciones son pertenecientes al equipo de Antispam de Matt Cutts.

Dentro de este equipo, existen los Quality Raters. Hay que tener en cuenta que el Quality Rater verificará tanto el listado como cada uno de las páginas, para ver que realmente lo que aparece en el listado coincide con el contenido de la página. Si un Quality Rater encuentra un resultado que incumple las directrices de Google, este lo notifica a un ingeniero, el cual verificará la página web para determinar si es o no penalizable.

Los Quality Raters y los Ingenieros también revisan los Spam Reports que los usuarios envían. Por si no lo sabes un Spam Report es una forma de notificar a Google que hemos encontrado una página que no cumple con los standards que Google determina. Con este Spam Report, los Quality Raters revisan lo que les ha llegado y realizan una determinación de su veracidad y en función de la gravedad de la situación se te aplica una penalización u otra. Lo mejor que tiene este tipo de penalizaciones es que es notificada al propietario de la web a través del Webmaster Tools, por lo que con la notificación sabremos desde un inicio cuál es el problema.
Hay que tener en cuenta que los Quality Raters no intervienen en el algoritmo de Google, por lo que solo revisarán algunas cosas que son visibles para cualquier tipo de persona: calidad de la página, contenido oculto, que la página web muestre información diferente para el usuario y para Google…1

Penalización algorítmica

Uno de los algoritmos de Google (Panda, Penguin, Hummingbird, etc…) analiza tu página web y detecta que incumple en algún punto las directrices del buscador y automáticamente aplica una penalización como, por ejemplo, un factor de -20 posiciones en el ranking de resultados. En este caso no recibes ningún tipo de notificación, pero es más fácil de detectar y solucionar.

Es importante que sepas cuál es tu caso, ya que el procedimiento para recuperarse varía de uno a otro. Si Google te ha dejado un mensaje a través de las Herramientas para Webmasters no hay duda de que te ha penalizado manualmente. Es algo que también puedes comprobar en la sección Tráfico de búsqueda > Acciones manuales. En otros casos probablemente se trate de un filtro algorítmico.

Volver al índice

¿Qué algoritmo de Google te ha penalizado?

Google ha declarado la guerra a las páginas web que no respetan sus directrices de calidad. Está cansado de que le “toquen los… hue… digo factores“. Así que ha decidido defenderse, y para luchar, ha formado un ejército de algoritmos capaces de detectar y penalizar todo tipo de comportamientos engañosos y manipuladores. Vamos a ver los 2 más importantes:

Google Panda

El más popular, es un algoritmo que afecta a sitios que ofrecen contenido pobre y/o anuncios en exceso. Se lanzó en febrero de 2011 y cuenta con más de una veintena de actualizaciones.

Google Penguin

También conocido como Pingüino, este otro algoritmo afecta a sitios que tratan de manipular los rankings mediante la creación de enlaces artificiales. Desde la primera versión de abril de 2012 se ha actualizado 3 veces.
  • Google Panda: Es el algoritmo más popular y el que más ruido crea. Es un algoritmo que afecta a páginas web que ofrecen contenido pobre y/o anuncios en exceso. Se lanzó en febrero de 2011 y cuenta con más de una veintena de actualizaciones.
  • Google Penguin: También conocido como Pingüino, este algoritmo afecta a páginas web que tratan de manipular los rankings mediante la creación de enlaces artificiales “no naturales”. Desde la primera versión de abril de 2012 se ha actualizado varias veces.

Si te penaliza Google Panda

google pandaEsto significa que Google ha detectado problemas en el contenido en tu página web, y más concretamente, problemas en la baja calidad del contenido. Gracias a un artículo de Mark Nunney sabemos los factores SEO que usa Google para medir la baja calidad de las páginas web:

  • Un alto porcentaje de contenido duplicado
  • Una baja cantidad de contenido original en una página o en el sitio
  • Un alto porcentaje (o cantidad) de páginas con poco contenido original
  • Una gran cantidad de anuncios inapropiados (irrelevantes), especialmente en la parte alta de la página
  • El contenido de la página (y el título de la página) no coincide con la consulta de búsqueda para la que se posiciona

Así que para escapar de Google Panda lo primero que tendrás que hacer es librarte de lo que creas que no estás cumpliendo de los puntos anteriores y no volver a cometer esos errores nunca más.

Aquí tienes las claves:

  • Elimina el contenido duplicado: Tanto el que está dentro de la página web como el que está fuera. El primer caso puede deberse a un problema técnico, por lo que la solución es relativamente sencilla. En el segundo caso actúa contra los scrapers que copian tu contenido sin permiso y lo publican en otras páginas web. Y si has copiado tú el contenido, reescríbelo desde cero o elimínalo.
  • Publica contenido único y de alta calidad: No hace falta que sean estudios, informes o análisis, pero sí contenidos que aporten valor al usuario. Publica contenidos que no pueden encontrarse en otra parte y estarás muy cerca de recuperarte de una penalización de Google Panda. Un punto de vista personal puede ser suficiente para diferenciarse./li>
  • Cuida los enlaces salientes: Todo contenido de calidad incluye enlaces a otras fuentes valiosas, bien para ampliar la información proporcionada o bien para respaldar una opinión. Coloca enlaces a otros buenos contenidos y no tengas miedo a que el usuario pueda abandonar tu página web; en algún momento lo va a hacer, y mejor que sea por recomendación tuya a que sea porque se ha cansado de tu contenido. Por otro lado, elimina cualquier enlace que apunte a páginas de baja calidad.
  • Reduce la publicidad: Es posible que la publicidad en tu página web te reporte beneficios, pero no tengas más publicidad que contenido. Es contraproducente. Por otro lado, intenta que esa publicidad esté relacionada con los contenidos que ofreces. Mejorará la experiencia de usuario y será más fácil que alguien haga click.
  • Evita la sobre optimización de la página web: Orientar tu sitio exclusivamente a los buscadores no es buena idea. Si tus páginas repiten tantas veces tus palabras clave que cuesta leerlas, deberías pensar en reducir el ratio en los textos y en la etiquetas de título. Plantéate el uso de sinónimos y términos relacionados (esto te beneficiará ante el algoritmo Google Hummingbird). Tampoco está de más reducir los enlaces internos que contengan tus palabras clave exactas.
Más información sobre Google Panda

Por otro lado, te recomiendo que anotes todos los cambios en un registro. Lo necesitarás en el caso de llegar a contactar con Google.

Si te penaliza Google Penguin

google penguin

Mientras que Google Panda se centra en el contenido de tu página web, el algoritmo de Google Penguin está diseñado para detectar la manipulación del buscador, principalmente mediante enlaces artificiales. En otras palabras, lo que Penguin tiene más en cuenta es el aspecto de los enlaces que apuntan a tu página web.

Algunas de las acciones que más “cantan” son:

  • Comprar enlaces
  • Intercambiar enlaces compulsivamente
  • Guest blogging a gran escala
  • Usar programas o servicios automáticos para crear enlaces
  • Crear enlaces manualmente a diestro y siniestro

Este tipo de enlaces son fáciles de detectar porque:

  • Suelen tener el mismo anchor text (texto de ancla)
  • Utilizan palabras clave exactas o textos de ancla sobreoptimizados
  • Proceden de página web de baja calidad
  • Su proporción dentro del perfil de enlaces es alta

Si tus enlaces se parecen a estos tienes trabajo por delante. La solución para recuperarse de Google Penguin pasa por deshacerse de ellos.

Aquí tienes los pasos básicos:

  • Descarga tu perfil de enlaces: Lo puedes encontrar en las Herramientas para webmasters de Google, en Tráfico de búsqueda > Enlaces a tu sitio.
  • Analiza los enlaces para buscar los tóxicos o malos: Carga el archivo de enlaces en Excel y marca todos los que sean artificiales. No te queda otra que revisarlos uno por uno e ir apartando los que te parezcan “sospechosos”.
  • Pide a las páginas de terceros que eliminen los enlaces: Este paso es imprescindible en el caso de una acción manual, pero no en el caso de Penguin. Consiste en contactar con los webmasters de las páginas web donde se encuentran los enlaces para solicitar su eliminación. La mayoría te ignorarán, otros te pedirán dinero para hacerlo, pero una gran parte lo hará.
  • Desautoriza el resto de enlaces: Tras un tiempo de cortesía, pasa los enlaces no eliminados por la herramienta Disavow de Google.
  • Envía una reconsideración a Google: Sólo si tienes un mensaje de acción manual. Te hablo de este más abajo.
Más información sobre Google Penguin

Al igual que con Google Panda, también te recomiendo registrar todo lo que hagas, incluidos los emails y el archivo subido a la herramienta Disavow. Los necesitarás si finalmente necesitas contactar con Google. Por otro lado, hay herramientas que pueden ayudarte con esta gran tarea de recuperación, como LinkDetox y Remove´em, aunque ninguna evita el trabajo duro. Si decides que esto no es lo tuyo, mi servicio de auditoría de enlaces puede ser una posible salida a tu penalización.

Volver al índice

La solicitud de reconsideración

penalizacion googleUna vez has hecho todo lo posible para limpiar tu página web y tu perfil de enlaces puedes enviar una solicitud de reconsideración a Google. Un miembro del equipo de spam web comprobará el esfuerzo que hayas hecho y decidirá si mereces librarte de la penalización.

Eso sí, sólo puedes enviar una solicitud de reconsideración si Google te ha penalizado manualmente. Es decir, te ha enviado un mensaje a través de las Herramientas para webmasters para dejarte claro que incumples sus directrices, lo que se refleja en el visor de acciones manuales. En otro caso es suficiente con solucionar todo aquello que haya podido causar tu caída. Y de igual forma que disparaste un filtro, el buscador detectará los cambios y anulará la sanción.

Dicho esto, aquí tienes algunos consejos para preparar tu solicitud:

  • Educación ante todo: Como no sabes quién está al otro lado, usa el más tono agradable, educado y respetuoso que tengas, nunca se sabe.
  • Acepta tu responsabilidad: Reconoce que no has hecho las cosas bien y que a partir de ahora vas a esforzarte por crear enlaces que sigan las directrices de Google.
  • Nombra posibles causas: Si fue la agencia SEO que contrataste y que construyo enlaces spam sin tu consentimiento, menciónala y pon claramente los enlaces que se hicieron en ese proceso.
  • Explica todo lo que has hecho: Explica una por una las medidas correctoras que hayas tomado.
  • Documenta: Incorpora documentación que lo respalde, como emails y capturas de pantalla
  • Menciona el archivo disavow: Menciona el archivo Disavow si la has usado

Puedes encontrar el enlace para el envío de la solicitud en el informe de acciones manuales, así como en esta página. Pero recuerda, antes de enviar nada debes haber hecho todo lo posible por limpiar tu página/perfil de enlaces, o no servirá de nada.

Volver al índice

Conclusión

¿Dudas si te ha penalizado Google? Pues sigue estos consejos para detectar una penalización y mejora la salud de tu página web. ¿Conocías estos pasos? ¿Qué haces tú para limpiar tu perfil de enlaces? ¿Lo haces a menudo? ¿Algún consejo más que quieras compartir? Me encantaría saber qué opinas y conocer tu experiencia en este campo, por lo que te animo a comentar y a compartir este contenido con tus amigos y familiares.

Valora el contenido por favor

 

A otros usuarios les intereso…