guia posicionamiento googleHola lector, he de informarte, antes de que empieces a leer, que desde hace unos años he desarrollado poderes especiales. Déjame probar: Eres un [email protected] propietario de una página web, pero esta no es lo visible que te gustaría en los resultados de búsqueda de Google ¿Me acerco?.

Este es relato de [email protected], no sólo el tuyo. Montas una página web con toda la ilusión del mundo, te sientas a esperar un torrente de tráfico y… ¡No pasa absolutamente nada! ¡Ni una visita, ni un comentario, ni un “me gusta” en Facebook! ¡Y para qué hablar de ventas o las conversiones!.

Pues no te equivoques, esta es la regla en Internet, en el que pasar desapercibido es la regla y no la excepción. Y no porque lo que ofreces sea malo o poco interesante, sino porque nadie puede encontrarte. Piensa en una red sobresaturada en la que Google sólo muestra 10 resultados… ¿Se puede hacer algo contra esto? Desde luego SÍ.

Partimos de la base de que internet está abarrotada de páginas, pero eso no significa que todas estén compitiendo para salir las primeras en las serps o páginas de resultados de Google. En realidad, la gran mayoría no tienen ninguna posibilidad de posicionarse. Los usuarios que crean páginas web o blogs gratis o no suelen tener ni idea de cómo hacer que funcionen y posicionen en los buscadores: No entienden el papel de los enlaces, no optimizan sus páginas y ni siquiera se paran a pensar en las palabras clave.

También te puede interesar:

En esta guía te voy a enseñar a tratar todos estos aspectos para que puedas ponerte por delante de la mayoría de páginas web de internet. Vamos a ver uno por uno:

Índice

Suscríbete Gratis a mi Blog
Si te suscribes recibirás artículos exclusivos antes incluso de que se publiquen. Trucos, guías, consejos y mucho más... anímate
Esta página esta continuamente actualizándose. Vuelve de vez en cuando :)

Entender a Google

guia posicionamiento google

Está claro que toda empresa que quiera tener presencia en internet se plantea estar en Google lo mejor posicionado posible. La razón principal es porque te permite tener visibilidad justo en el instante en que un usuario está buscando tu producto o servicio.

No hay otra herramienta igual en el mundo publicitario

Existen dos formas de obtener dicha presencia, cómo ya la mayoría de empresas saben. Una, a través de los anuncios patrocinados (Google Adwords) y la otra, a través de la presencia orgánica o natural (SEO). Existe la errónea impresión de que obtener posicionamiento natural es gratis, pero no es así, nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que no existe un coste por click asociado, como es el caso de Google Adwords, obtener un buen posicionamiento orgánico cada vez resulta más costoso, al menos en lo que hace referencia al coste en tiempo y si se contrata a una agencia especializada siempre implica un coste y éste cada vez es mayor.

Así pues, si una empresa quiere estar bien posicionada en Google debe tener claro que va a tener que invertir. Antes de invertir en cualquier herramienta es necesario entenderla bien para intentar rentabilizar al máximo dicha inversión:

  1. Google es una empresa: Como toda empresa tiene la finalidad última de ganar dinero, por lo tanto, ésta debe ser la base a partir de la cual tenemos que empezar a entender a Google. Este buscador se gana la vida gracias a los anuncios patrocinados, el posicionamiento orgánico no lo supone ningún beneficio directo.
  2. Google necesita a las empresas: Para ganar dinero, Google necesita empresas que estén interesadas en utilizar su plataforma de anuncios patrocinados. Pero a su vez, a las empresas sólo les interesará estar presentes si hay usuarios que utilicen el buscador, a los que les puedan vender sus productos.
  3. La importancia del usuario: Si Google quiere ganar dinero a costa de las empresas anunciantes y a dichas empresas les interesa contactar con el máximo de usuarios posibles, a Google le interesa que su buscador sea utilizado por el máximo de usuarios posible.
  4. La satisfacción el usuario: Para que el usuario utilice Google, éste debe satisfacer sus demandas de búsqueda y serle realmente útil. En la medida que Google sea útil para el usuario éste volverá y se pondrá mantener o aumentar el número de usuarios. Para mantener satisfecho al usuario Google debe proporcionarle resultados relevantes y contenidos útiles y satisfactorios, por lo que éste debe desarrollar sus algoritmos dirigidos a provocar dicha satisfacción.

Hasta hace poco, antes de la aparición de Google Panda y Google Penguin, las empresas optimizaban su presencia para los robots y esto estaba afectando a los resultados de búsqueda y, por lo tanto, a la posible satisfacción del usuario. Actualmente con el nuevo enfoque de Google, las riendas las ha tomado el usuario y Google puede valorar la relevancia de un contenido en función de lo que opine el usuario, a través de la cantidad y calidad de shares sociales, número de comentarios, etc. Ahora es el usuario quien opina y Google recoge dichas opiniones para otorgar la relevancia de una página web.

Definición de las palabras clave

Las palabras clave son el tema o motivo central del contenido de una página. Es decir, que dentro de una misma página web se pueden tener cientos, o incluso miles, de palabras claves. Al fin y al cabo esas palabras clave deberían estar alineadas y en consonancia con “lo que los usuarios teclean en la caja de búsqueda de Google” para encontrar lo que buscan. Introducen un término y acto seguido aparece una lista de páginas que Google considera “relevantes”. El objetivo es que alguna de tus páginas aparezca entre los primeros resultados de búsqueda.

¿Para qué se utilizan las palabras clave?

Desde el origen de los motores de búsqueda, las palabras clave se han utilizado para buscar información, ganar relevancia gracias a los anchor text o textos de ancla (esta tendencia cambió desde que Google lanzó su algoritmo Google Penguin y empezó a penalizar las sobreoptimizaciones) y enfocar textos hacia los temas que queremos hablar o desarrollar. En definitiva, el concepto de palabra clave se utiliza, entre otros campos:

  • En el SEO, para definir las búsquedas para las cuáles queremos ser relevantes y posicionar por encima de quien sea.
  • En el SEM, para definir las búsquedas para las que queremos que salgan nuestros anuncios.
  • En el Marketing Online, para usarlas en textos de ancla para la construcción de enlaces, landing pages, dominios EMD o para creación de contenido.

Puede parecer obvio, pero lo que uno piensa no tiene por qué guardar ningún parecido con la realidad. Normalmente los usuarios buscan de manera intuitiva, utilizando palabras más básicas de lo que cabría esperar. Imagina qué pérdida de tiempo y dinero sería trabajar durante meses en la visibilidad de tu página web para luego descubrir que te has equivocado de términos. De ahí que es buena idea hacer un keyword research o investigación de palabras clave para conocer cuales son las que más se usen para buscar el tipo de producto o servicio que ofreces.

Hay muchas formas de buscar las palabras clave, así que os voy a mostrar qué proceso sigo yo.

Cómo definir las palabras clave

  1. Generar ideas (Brainstorming): Consiste en obtener una lista inicial de palabras clave. Puedes dar con términos muy interesantes si investigas:
    • Las palabras que utilizarías para buscar lo que ofreces al ponerte en el lugar del usuario
    • Las palabras que usan tus competidores en sus sitios web, las que se mencionan en blogs y foros sobre el tema, y las se utilizan en redes sociales para hablar sobre lo que ofreces
    • Las palabras que sugiere Google en la sección de búsquedas relacionadas (al final de la página de resultados), así como en el Planificador de palabras clave de AdWords
  2. Obtener cifras: En lo que a Google se refiere, un término que nadie busca no tiene ningún valor. Así que partiendo de tu lista inicial de palabras, necesitas averiguar el volumen de búsquedas acumulado para cada una. Puedes usar de nuevo el Planificador de AdWords. Por otra parte, necesitas medir el nivel de competencia existente para tus palabras clave, ya que unos niveles demasiado elevados pueden mantenerte alejado de la primera página de resultados de Google por demasiado tiempo. Una manera de hacerlo consiste en averiguar el número de páginas mínimamente optimizadas mediante la búsqueda intitle:”palabra clave”.
  3. Seleccionar de palabras clave: Partiendo de tu lista inicial de palabras clave el último paso consiste en escoger los términos más interesantes. Como norma general, los mejores términos guardan un equilibrio entre:
    • Alta relevancia
    • El mayor volumen de búsquedas posible
    • El menor nivel de competencia posible
  4. No te olvides del long tail: En todo proyecto de posicionamiento tienen que existir palabras clave principales (genéricas, de producto, de localidad, etc) y palabras clave long tail. Actualmente las búsquedas se han vuelto mucho más “complejas”, ya que los usuarios buscan con ,más de 1 palabra (antes se buscaba con menos palabras). Es por ello que hay que tener en cuenta este tipo de keywords. Puedes usar el contenido de un blog para integrarlas en tu estrategia de contenidos.

Estrategia de contenidos

El Marketing de contenidos está de moda. Los máximos exponentes del SEO y el marketing digital lo dejan claro: el Marketing de contenidos es ya el presente. Si lo piensas, una estrategia de marketing de contenidos tiene todo el sentido del mundo: en lugar de publicar cualquier tipo contenido sobre tu producto a tus clientes potenciales, lo que haces es atraer a tus clientes potenciales publicando contenido que sea de su interés. Search rank (Ranking de búsquedas), tráfico, leads y todo las buenas estrategias nacen desde este enfoque.

Así que el debate ya no es sobre si una empresa debe empezar a usar el Marketing de Contenidos o por qué debe hacerlo. El debate es ¿Cómo? ¿Cómo una marca se convierte en una buena productora de contenido para atraer tráfico y generar conversiones?

Si te encuentras en esta tesitura, y te estás comiendo la cabeza para ver cómo lo puedes hacer, no busques más. En este artículo voy a mostrarte una guía para que aprendas a construir y gestionar una estrategia sólida de marketing de contenidos. Pero, no te engañes, esto no va sobre hacer un par de entradas en tu blog, o crear una infografía en un par de horas. Estoy hablando de un esfuerzo constante para generar contenido con grado de excelencia en la categoría en que te encuentres. Estoy hablando de estrategia sólida de marketing de contenidos que genera más tráfico y leads a un coste más bajo que todos los canales que tengas juntos.

Ampliar infomarción sobre el tema

En Internet, el contenido que funciona cumple con una serie de características:

  1. Es interesante: Uno de los más grandes errores que puedes cometer es invertir tu valioso tiempo en crear contenidos que no interesan a nadie. En su lugar, crea contenidos interesantes partiendo de palabras clave demandadas.
  2. Es fácil de consumir: Los usuarios de Internet no leen, escanean. No hay nada más efectivo para echar a un visitante que una parrafada sin saltos de línea. Necesitas que tus textos sean atractivos a simple vista y fáciles de leer. Utiliza:
    • Frases y párrafos cortos
    • Listas
    • Imágenes
    • Tipografía y tamaño de fuente adecuados
  3. Es fácil de compartir: La última pieza es asegurarte de que esos contenidos que tanto te ha costado crear pueden llegar a todo el mundo. En primer lugar, haz que sean accesibles a los buscadores (lo vamos a ver más adelante), y en segundo lugar, haz que sean fáciles de compartir. Para esto último son esenciales los botones de share en redes sociales.

Optimización de la página web

El contenido es sólo el principio. Éste debe estar colocado de la manera correcta en la página web para sacar el máximo partido a las palabras clave. Si Google encuentra términos relevantes en tu página es bueno, pero si los encuentra en el lugar correcto o destinado para posicionar es aún mejor.

Es importante que sigas unos principios de optimización, puesto que ayudará a que tus páginas se posicionen en los buscadores lo mejor posible:

  1. Títulos: El título es el factor más importante a nivel de página y también uno de los más sencillos de implementar y que mejores resultados proporciona. Como consejo, trata de colocar tus palabras clave al principio de la etiqueta de título, ya que es donde más peso ejercen. Y nunca repitas el mismo título en varias páginas.
  2. Encabezados: Los encabezados, y en especial los <h1>, proporcionan otra oportunidad adicional de optimizar tus páginas. El texto situado dentro de los encabezados ayuda a los buscadores a identificar los temas de una página. Además, ayuda a los lectores a diferenciar los diferentes apartados.
  3. Textos: Las siguientes recomendaciones te ayudarán a optimizar tus textos para cualquier buscador:
    • Ofrece tus textos en formato HTML, no dentro de imágenes ni archivos Flash
    • La primera frase es la que mayor peso tiene, trata de incluir en ella tu palabra clave principal
    • Usa variaciones y sinónimos de tus palabras clave a lo largo del texto
    • No abuses de tus palabras clave y asegúrate de que encajan en el texto de forma natural
  4. Imágenes: Optimizar las imágenes de tu sitio puede ayudarte a conseguir tráfico adicional desde los buscadores. Utiliza:
    1. Palabras clave en el nombre del archivo
    2. Palabras clave en el texto descriptivo Alt
    3. Imágenes descriptivas de tus palabras clave
  5. Meta descripciones: La meta descripción no tiene ninguna influencia en el posicionamiento de la página, pero sí influye es en la posibilidad de clic por parte del usuario. Es buena idea tratar la meta descripción como un pequeño anuncio similar a los de AdWords.
  6. Nombres de página: El nombre de la página también es un elemento influyente en los buscadores. Siempre que sea posible, incluye tu palabra clave principal en el nombre de la página (ojo que para esto vas a necesitar URL amigables).
  7. Datos estructurados:  Con los datos estructurados puedes añadir etiquetas especiales a tu contenido, de modo que los motores de búsqueda puedan entender fácilmente lo que quieres decir. También puede proporcionar fragmentos enriquecidos para tus páginas en las páginas de resultados de búsqueda. Estos proporcionan una pequeña muestra del contenido de la página en las páginas de resultados de motores de búsqueda, por lo que es crítico para mejorar tu posicionamiento y el CTR de tus páginas (haz click aquí para comprobar cómo están los datos estructurados de tu página web). En schema.org se pueden encontrar diferentes esquemas para diferentes tipos de contenido, como artículos, productos, eventos, películas, personas de organizaciones.
  8. Sitemap: Los motores de búsqueda utilizan el protocolo XML de los sitemaps o mapas de sitio, por lo que es fundamental que tu página web tenga un sitemap XML. Después de su creación, súbelo a la sección correspondiente de tu cuenta en Google Webmaster Tools, de manera que Google indexe automáticamente y en pocos segundos todo el contenido de la página web. Es importante que sea actualizado y vuelto a presentar cada vez que se crean contenidos nuevos.
  9. Estructura de las URL: Mi consejo es que mantengas las URLs por debajo de 100 caracteres de longitud, que uses guiones normales en lugar de guiones bajos y que evites los números y caracteres especiales.

Facilitar la indexación

guia posicionamiento google

Esta es la parte más técnica de todo el proceso. Google utiliza enlaces para descubrir las páginas que componen una página web. Primero lee una página, y cuando ha acabado con ella, salta a otras a través de los enlaces que contiene. Parte de la información leida la almacena en su índice para recuperarla cuando alguien haga una búsqueda. Este proceso se llama indexación y es una parte fundamental del funcionamiento del buscador de Google.

La cuestión es que si Google no puede saltar a otras páginas, no puede indexarlas, y las páginas que no están en su índice no tienen ninguna posibilidad de aparecer en el buscador. Para evitar esto, una página web debe facilitar el acceso a todas sus páginas a través de enlaces. Hay una manera de organizar los enlaces de una página que promueve la indexación. Consiste en que todas las páginas sean accesibles a través de enlaces partiendo desde la página principal.

Otra clave es que los enlaces no estén en JavaScript, Java ni Flash, ya que Google no lo ve con buenos ojos. Si es tu caso, necesitarás ofrecer una alternativa a dichos enlaces en formato HTML para que el buscador pueda seguirlos. Adicionalmente, puedes facilitar la indexación si creas un mapa del sitio en el formato XML y lo envías a Google a través de sus Herramientas para Webmasters de Google. Al hacer esto, le estás diciendo al buscador qué páginas componen tu sitio y dónde puede encontrarlas, por lo que facilitas su indexación.

Un par de recursos para crear sitemaps o mapas del sitio son:

Link Baiting

Sin duda la estrategia más apreciada por los buscadores es el link baiting. La diferencia con el link building es que la persona que referencia tus contenidos o tu web a través de enlaces recibe siempre algo a cambio: información útil y valor para sus seguidores. Por lo tanto, antes de publicar cualquier contenido hazte esta pregunta: ¿Este contenido merece ser compartido?

Link building

Los buscadores utilizan una serie de factores para posicionar páginas web. Esos factores tienen que ver con la relevancia de los contenidos y con su popularidad. La relevancia se mide evaluando los contenidos del sitio. En cuanto a la popularidad, los buscadores tienen en cuenta los “tweets”, los “me gusta” y otras señales sociales.

La señal más fuerte de popularidad son los enlaces. A los ojos de Google, una página que recibe enlaces es más popular que otra que no los recibe. La razón está en que el buscador ve los enlaces como la recomendación de una página, algo así como un voto de confianza. El problema es… ¿cómo consigues que alguien te enlace? Esta es la parte difícil, y donde el arte de construir enlaces entra en juego. Algunos métodos para la construcción de enlaces son:

  • Crear tus propios enlaces: Una técnica que hace tiempo fue efectiva, pero que actualmente no sirve de mucho. Google ha rebajado considerablemente el valor que tienen los enlaces de creación manual, llegando incluso a penalizarlos. Por esa razón, no te recomiendo la creación de enlaces destinada a mejorar tus rankings.
  • Dar tu opinión en blogs y foros: Comentar en blogs y foros es una tarea que consume mucho tiempo, pero que puede aportar grandes beneficios. Al contrario de lo que muchos piensan, el simple hecho de comentar no mejora tus rankings (enlaces NoFollow), pero sí abre la puerta a un público que puede acabar por visitar tu página web, compartir tus contenidos e incluso enlazarte. El secreto es comentar en blogs y foros relacionados con tu temática, tratando de hacer aportaciones valiosas para la comunidad (no se trata de comentar por comentar, eso se llama spam).
  • Publicar contenidos en tu página web: Puede parecer obvio, pero mucha gente olvida que la forma más productiva de conseguir enlaces está dentro de sus propias páginas web. Un contenido de calidad, capaz de atraer a una audiencia y satisfacerla, atrae enlaces como un imán.
  • Publicar contenidos en otras páginas web: Nadie enlaza a nadie a cambio de nada. El trato aquí consiste en ofrecer contenido de calidad a otros sitios a cambio de poder firmarlo con tu nombre (lo que debería incluir un enlace). Esto tiene grandes ventajas: te das a conocer ante un público nuevo a la vez que consigues mejorar tu visibilidad en el buscador. Dicho esto, no te recomiendo crear contenidos de mala calidad o publicar en sitios mediocres con el único objetivo de conseguir enlaces. No se trata sólo se SEO, sino también de promocionar tu marca.
  • Solicitar enlaces directamente: Si los enlaces no vienen a tí, ¿por qué no ir a por ellos? Como sabes, Internet está tan saturado que es fácil pasar desapercibido. Pero si tus páginas pueden llenar un vacío, házselo saber a los propietarios de sitios que guarden relación con el tuyo. Es posible que quieran enlazarte.

Es un proceso lento

Trabajar sobre tus palabras clave, contenidos, páginas, indexación y enlaces va a ayudarte a aumentar tu visibilidad en Google sustancialmente. Pero la mejora no va a ocurrir de la noche a la mañana. Aunque pueda parecer lo contrario, posicionarse en Google consume mucho tiempo. Hace falta tiempo para trabajar sobre tu sitio, tiempo para que otras personas compartan y enlacen tus contenidos, y tiempo para que el buscador detecte los cambios y vuelva a evaluar tu sitio.

Si aprendes a ser paciente, verás que los resultados llegan de forma natural y que no hace arriesgarse por tener prisa. Mucha gente acaba emprendiendo acciones contraproducentes porque quieren ver resultados cuanto antes. El resultado en muchos casos es una penalización por parte del buscador, causado por alguno de sus algoritmos.

Si pretendes posiconarte en Google debes tener en cuenta que el más rápido no es siempre el que antes llega a la cima.

Recursos útiles

Aquí tienes algunos recursos adicionales que pueden ser de gran ayuda en tu esfuerzo por alcanzar mejores posiciones en Google:

¿Qué más consideras importante para posicionarse en Google?